Jump to:  A   |   B   |   C   |   D   |   E   |   F   |   G   |   H   |   I   |   J   |   K   |   L   |   M   |   N   |   O   |   P   |   Q   |   R   |   S   |   T   |   U   |   V   |   W   |   X   |   Y

Crecimiento y el Desarrollo

Consideraciones para el crecimiento de su hijo

Generalmente, los niños con una cardiopatía congénita (de nacimiento) crecen y se desarrollan con más lentitud que otros niños. Por ejemplo:

  • En relación con los demás niños de su edad, su hijo parecerá mucho más pequeño, delgado y, quizás, frágil.

  • El médico de su hijo puede comunicarle que la altura y el peso de su hijo tienen "percentiles" más bajos, lo que significa que un número importante de niños en los Estados Unidos tienen mayor altura o peso que su hijo.

  • Es posible que su hijo alcance sus etapas de desarrollo (como gatear, sentarse, caminar, hablar y aprender a usar el baño) con mayor lentitud que los niños sanos.

Consideraciones nutricionales para su hijo

Los aspectos nutricionales tienen un gran impacto sobre el crecimiento y el desarrollo de los niños con cardiopatías congénitas.

  • Un corazón que bombea sangre de manera deficiente debido a una cardiopatía congénita también debe hacerlo más rápido para satisfacer las necesidades del cuerpo. El metabolismo del cuerpo se acelera en estas condiciones y, por lo tanto, se necesitarán calorías adicionales para que un niño con esta enfermedad mantenga su peso y crezca.

  • Es posible que los niños que padecen este trastorno cardiaco se cansen rápidamente, ya que sus cuerpos trabajan más debido al esfuerzo que les demanda el defecto cardiaco. Quizás no tengan suficiente energía para alimentarse debidamente. Los bebés pueden cansarse rápidamente o aun dormirse mientras son amamantados. Los niños mayores pueden probar apenas su comida, decir que están satisfechos luego de unos pocos bocados o pedir un tiempo de descanso. Estos niños, aunque necesitan más calorías para mantener su peso, con frecuencia están demasiados cansados para comer lo suficiente.

Los médicos, las enfermeras y los nutricionistas pueden ayudarlo a desarrollar un plan que garantice la correcta nutrición de su hijo y satisfaga las necesidades de su cuerpo. Entre las posibles sugerencias pueden incluirse las siguientes:

  • Leche con alto contenido calórico, fórmula (leche comercial) o leche materna
    Se pueden agregar suplementos nutricionales a la fórmula o a la leche materna que aumenten la cantidad de calorías por gramo permitiendo que su bebé llegue a consumir las calorías necesarias para su crecimiento, aunque tome menos leche. En el caso de niños mayores, se encuentran disponibles bebidas con alto contenido calórico para mejorar su nutrición.

  • Alimentación suplementaria por sonda
    La alimentación por sonda puede administrarse como un suplemento o bien puede reemplazar la alimentación normal de un niño que necesite ingerir más calorías y nutrientes para su crecimiento. Este tipo de alimentación se suministra mediante una pequeña sonda flexible que se coloca en la nariz y pasa por el esófago hasta llegar al estómago. En el caso de los bebés, se les puede permitir beber lo que puedan de un biberón y luego proseguir con la alimentación por sonda. Los bebés que estén demasiado cansados para alimentarse con un biberón pueden recibir su fórmula o leche materna sólo a través de la sonda de alimentación. Los niños mayores pueden recibir alimentación por sonda durante la noche y comer lo que deseen durante el día.

  • Alimentos y colaciones altas en calorías
    Siempre que sea posible, intente ofrecerle a su hijo alimentos y colaciones nutritivas que tengan un gran porcentaje de calorías y nutrientes. Lea las etiquetas y observe el contenido calórico de los alimentos. Por ejemplo, algunos alimentos para bebés contienen muy pocas calorías, mientras que otros tienen muchas. Los alimentos saludables como los vegetales no contienen muchas calorías pero, si se les agrega queso derretido o salsa, puede incrementarse su contenido calórico. Evite darle a su hijo alimentos que contengan calorías sin valor nutritivo, es decir, alimentos que contienen mucho azúcar y pocos nutrientes como por ejemplo, los refrescos azucarados, la comida chatarra y las comidas rápidas. En cambio, intente proporcionarle una dieta balanceada y a la vez rica en calorías. Consulte al médico, la enfermera o el nutricionista de su hijo para obtener sugerencias adicionales.

Consideraciones para el desarrollo

Los niños que padecen una cardiopatía congénita puede desarrollarse más lentamente por diversas razones, entre ellas, las siguientes:

  • Síndromes genéticos asociados que también afectan el desarrollo cognitivo y motor.

  • Una nutrición inadecuada que no satisface los requisitos energéticos del cuerpo ni permite el crecimiento y el desarrollo adecuado de los músculos, huesos, células encefálicas y neuronas.

  • Una nutrición inadecuada que no satisface los requisitos energéticos del cuerpo provocando en el niño una fatiga más rápida y dificultad para mantenerse al mismo nivel que otros niños de su edad.

  • Enfermedades y hospitalizaciones frecuentes o prolongadas que evitan que el niño reciba estímulos que lo ayudan a desarrollarse, como compartir juegos, palabras o el contacto físico con otras personas.

Los padres de niños que padecen una cardiopatía congénita pueden desempeñar un papel activo alentando el desarrollo de su hijo en el hogar o el hospital. Médicos, enfermeras, fisioterapeutas y otros profesionales de la salud proporcionarán las pautas adecuadas que se ajustan a cada niño en particular. Los padres pueden alentar el desarrollo de sus hijos de muchas maneras como por ejemplo, las siguientes:

  • El contacto físico y verbal con su hijo puede calmarlo y brindarle confianza, especialmente en la unidad de cuidados intensivos o luego de una cirugía, aun si está bajo el efecto de la anestesia o de sedantes.

  • Después de la cirugía, aliente a su hijo a realizar una actividad física moderada indicada por el médico.

  • Ofrezca a su hijo una variedad de juguetes y objetos que estimulen sus sentidos (oído, vista, tacto y olfato), aun cuando se encuentre en el hospital. Traiga objetos de su casa o pregunte al personal del hospital si pueden proporcionarle objetos estimulantes para su hijo. Muchos hospitales cuentan con departamentos especialmente diseñados para fomentar el bienestar emocional y físico de su hijo mientras éste se encuentra internado.

  • Puede resultar de mucha ayuda contar con un fisioterapeuta que ofrezca ejercicios seguros para niños de todas las edades a fin de alentar su desarrollo. Pregunte al médico o a la enfermera de su hijo si existe alguna limitación relacionada con el estímulo y el ejercicio físico.

  • Permita que su hijo participe, dentro de sus limitaciones físicas, en las actividades diarias de la familia. Los niños también pueden adquirir nuevas capacidades mediante la interacción con hermanos, hermanas y amigos.

De la adolesciencia a la edad adulta

Los avances en el tratamiento de los niños con cardiopatías congénitas han crecido enormemente desde la primera operación de conexión exitosa en 1945 y la primera cirugía a corazón abierto para cerrar la comunicación interauricular (CIA) en 1952. En la actualidad, aproximadamente el 85 por ciento de los bebés nacidos con cardiopatías congénitas sobrevivirán hasta alcanzar la edad adulta. Esta "nueva generación" de adultos con cardiopatías congénitas está creciendo rápidamente.

No obstante, estos adultos rara vez se "curan" y los defectos más complejos a menudo requieren múltiples medicamentos y otras terapias. Es posible que se presenten complicaciones y puede ser necesario que se repitan procedimientos intervencionistas o quirúrgicos.

Las cuestiones relacionadas con el estilo de vida y el bienestar son importantes para estos individuos. Dichas cuestiones incluyen, pero no se limitan, a las siguientes:

  • elección de la universidad y la carrera profesional

  • matrimonio y familia

  • embarazo

  • asegurabilidad (capacidad de obtener seguro médico y seguro de vida)

  • viajes

  • traslado

El seguimiento regular en centros de atención para niños o adultos con problemas cardiacos congénitos debe continuar durante toda la vida del paciente.

Consulte al médico para obtener más información acerca de la perspectiva específica para su hijo.

Reviewed Date: 12-31-2009

Growth and Development in Children with Congenital Heart Disease

Disclaimer: This information is not intended to substitute or replace the professional medical advice you receive from your child's physician. The content provided on this page is for informational purposes only, and was not designed to diagnose or treat a health problem or disease. Please consult your child's physician with any questions or concerns you may have regarding a medical condition.