Jump to:  A   |   B   |   C   |   D   |   E   |   F   |   G   |   H   |   I   |   J   |   K   |   L   |   M   |   N   |   O   |   P   |   Q   |   R   |   S   |   T   |   U   |   V   |   W   |   X   |   Y

Esquizofrenia

¿Qué es la esquizofrenia?

La esquizofrenia es uno de los trastornos de la salud mental más complejos que existen. Es una perturbación severa, crónica y discapacitante del cerebro que causa pensamientos distorsionados, sentimientos extraños, comportamiento poco común y utilización insólita del lenguaje y las palabras.

¿Qué causa la esquizofrenia?

No se conoce la causa precisa de la esquizofrenia. Se cree que un desequilibrio químico del cerebro es un factor hereditario necesario para el desarrollo de la esquizofrenia. Sin embargo, es probable que muchos factores -genéticos, del comportamiento y ambientales- contribuyan al desarrollo de este trastorno.

Se considera que la esquizofrenia es una enfermedad de herencia multifactorial. "Herencia multifactorial" significa que depende de "muchos factores". Por lo general, los factores son tanto genéticos como ambientales; la combinación de los genes de ambos padres, sumada a factores ambientales desconocidos, produce el rasgo o la condición. A menudo un sexo (el masculino o el femenino) suele estar afectado más frecuentemente que el otro en cuanto a los rasgos multifactoriales. Parece haber un umbral de expresión diferente, lo que significa que un sexo tiene mayor probabilidad de mostrar el problema que el otro. El desarrollo de la esquizofrenia en la niñez se presenta con una frecuencia levemente superior en los hombres; sin embargo, en la adolescencia, la esquizofrenia afecta a varones y mujeres por igual.

¿A quiénes afecta la esquizofrenia?

La esquizofrenia no es común en niños menores de 12 años de edad y es difícil de identificar en sus primeras etapas. La aparición repentina de los síntomas sicóticos de la esquizofrenia suele producirse en la mitad o en la última etapa de la adolescencia. Los datos estadísticos indican que el trastorno afecta aproximadamente 2,4 millones de americanos. Un niño que nace en una familia donde existe una o más personas esquizofrénicas tiene una probabilidad mayor de desarrollar el trastorno que un niño que nace en una familia sin antecedentes de esquizofrenia.

Un hermano de una persona diagnosticada esquizofrénica tiene una probabilidad de entre un 7 y un 8 por ciento de recibir un diagnóstico similar. Si, en cambio, uno de los padres padece el trastorno, las probabilidades de que el hijo sea esquizofrénico son del 10 por ciento. Es importante saber también que los riesgos aumentan en el caso de familias con varios miembros afectados por el trastorno.

¿Cuáles son los síntomas de la esquizofrenia?

Los cambios de comportamiento en niños con esquizofrenia pueden ocurrir lentamente, con el tiempo, o bien aparecer repentinamente. El niño puede retraerse gradualmente y volverse cada vez más tímido. Es posible que comience a hablar sobre ideas o temores extraños y empiece a pegarse más a los padres. Una de las características más perturbadoras y desconcertantes de la esquizofrenia es la aparición repentina de los síntomas psicóticos. "Psicótico" se refiere a ideas, percepciones o sentimientos muy distorsionados de la realidad. A continuación se enumeran los síntomas más comunes de la esquizofrenia. Sin embargo, cada niño puede experimentarlos de una forma diferente.

Las señales tempranas de aviso de esquizofrenia en niños pueden incluir:

  • Percepción distorsionada de la realidad (dificultad para distinguir los sueños de la realidad)

  • Pensamiento confuso (por ejemplo, se confunde lo que se ve por televisión con lo que ocurre en la realidad)

  • Pensamientos e ideas extrañas con mucho detalle

  • Desconfianza, paranoia (temor de que alguien o algo le haga daño), o ambas

  • Alucinaciones (ve, escucha o siente cosas que no son reales, como escuchar voces que le piden que haga algo)

  • Delirio (ideas que parecen reales, pero que no tienen sustento real alguno)

  • Cambios extremos de estado de ánimo

  • Ansiedad y temor extremos, o ambos

  • Poca afectividad (falta de expresión emocional al hablar)

  • Dificultad para realizar las tareas escolares

  • Retraimiento social (seria dificultad para establecer y mantener relaciones con los amigos)

  • Comportamiento desorganizado o catatónico (de repente, se agita y se confunde o se sienta y mira fijamente, como si estuviera inmovilizado)

  • Comportamientos extraños (por ejemplo, un niño mayor puede tener una regresión marcada y comenzar a actuar como un niño más pequeño)

Los síntomas de la esquizofrenia suelen clasificarse como positivos (como los delirios, alucinaciones y comportamiento extraño), negativos (como la poca afectividad, aislamiento e indiferencia emocional), habla desorganizada (incluyendo el habla incomprensible) y comportamiento desorganizado o catatónico (incluyendo los cambios bruscos del estado de ánimo, agresividad repentina o confusión, seguidos de una repentina inmovilidad y mirada fija al vacío). Los síntomas de la esquizofrenia en los niños son similares a los de los adultos; sin embargo, los niños presentan con mayor frecuencia (en el 80 por ciento de los casos diagnosticados) alucinaciones auditivas, y típicamente no experimentan delirios ni trastornos de pensamientos formales hasta que llegan a la mitad de la adolescencia o más tarde. Los síntomas de la esquizofrenia pueden parecerse a los de otros problemas o trastornos psiquiátricos. Siempre consulte al médico de su hijo para el diagnóstico.

¿Cómo se diagnostica la esquizofrenia?

La esquizofrenia en niños y adolescentes suele ser diagnosticada por un psiquiatra infantil o de adolescentes. Otros profesionales de la salud mental suelen participar en la evaluación completa para determinar las necesidades de tratamiento individuales.

Tratamiento para la esquizofrenia

El tratamiento específico para la esquizofrenia será determinado por el médico de su hijo basándose en lo siguiente:

  • La edad de su hijo, su estado general de salud y sus antecedentes médicos

  • La gravedad del trastorno

  • El tipo de esquizofrenia

  • La tolerancia de su hijo a determinados medicamentos o terapias

  • Las expectativas para la evolución del trastorno

  • Su opinión o preferencia

La esquizofrenia es una enfermedad psiquiátrica muy grave. Su tratamiento es complejo. Suele ser necesaria la combinación de distintas terapias para satisfacer las necesidades individuales del niño o adolescente que padece esquizofrenia. El tratamiento está dirigido a reducir los síntomas asociados con este trastorno. Entre los tipos de tratamiento que pueden resultarle útiles a un niño o adolescente con esquizofrenia se incluyen:

  • Medicamentos (también llamado administración psicofarmacológica; para reducir los síntomas de la esquizofrenia), incluyendo los siguientes:

    • Medicamentos antipsicóticos (antes conocidos como "neurolépticos") - medicamentos que actúan contra los síntomas de la enfermedad psicótica, pero no la curan. Estos medicamentos especiales pueden reducir los síntomas o la gravedad de los mismos, y se usan, principalmente, para tratar los constantes pensamientos intrusivos y perturbadores del niño que padece esquizofrenia. Ayudan a reducir al mínimo la severidad de los delirios y alucinaciones que experimenta el niño.

    • Agentes estabilizadores del estado de ánimo, como litio o valproato, especialmente en la fase inicial de un episodio de la enfermedad.

  • Psicoterapia individual y de familia (incluyendo la terapia de apoyo, cognitiva y conductista)

  • Programas educativos especializados o de actividades estructuradas, o ambos (por ejemplo, capacitación de las habilidades sociales, capacitación vocacional, terapia del habla y del lenguaje)

  • Grupos de autoayuda y de apoyo

Prevención de la esquizofrenia

Hasta el momento, no se conocen medidas preventivas para reducir la incidencia de la esquizofrenia. Sin embargo, la identificación e intervención tempranas pueden mejorar la calidad de vida de los niños y adolescentes con esquizofrenia. Además, el tratamiento suele tener más éxito cuando los síntomas del primer episodio psicótico se tratan correcta y oportunamente. La continuidad del tratamiento es crucial en aquellos niños o adolescentes a quienes se le ha recetado medicamentos para la esquizofrenia. Es posible que haya que ajustar la dosis y el tipo de medicamento periódicamente para mantener la eficacia. Consulte siempre al médico de su hijo para obtener más información.

Reviewed Date: 09-30-2008

Schizophrenia in Children
Find a pediatrician
Health Tips
Boost Your Teen Daughter’s Body Image
Cool Tools to Keep Your Kids From Smoking
Growing Up Short or Heavy Can Be Difficult
Helping Children Conquer Fear
How Old Is 'Old Enough' for Contacts?
How to Prevent Childhood Obesity
Kids' Health Concerns Ease with Age
Teen Suicide: Learning to Recognize the Warning Signs
Teens and Talk: What's a Parent to Do?
Treating Teen Acne
What Kids Drink Is Important, Too
When Your Child Says, 'I'm Sick'
Quizzes
Teen Health Quiz
Diseases & Conditions
Adolescent (13 to 18 Years)
Adolescent Mental Health Overview
Adolescents and Diabetes Mellitus
AIDS/HIV in Children
Amenorrhea in Teens
Anatomy of a Child's Brain
Anatomy of the Endocrine System in Children
Anxiety Disorders in Children
Asthma and Children
Asthma in Children Index
Bicycle, In-Line Skating, Skateboarding Safety--Injury Statistics and Incidence Rates
Bipolar Disorder in Children
Bone Marrow Transplantation in Children
Brain Tumors in Children
Breast Conditions
Chemotherapy for Children: Side Effects
Diphtheria in Children
During an Asthma Attack
Dysmenorrhea in Adolescents
Ewing Sarcoma
Female Growth and Development
Firearms
Gynecological and Menstrual Conditions
Hepatitis B (HBV) in Children
High Blood Pressure in Children and Adolescents
Home Page - Adolescent Medicine
Infectious Mononucleosis in Adolescents
Inflammatory and Infectious Musculoskeletal Disorders
Inflammatory and Infectious Neurological Disorders
Inguinal Hernia in Children
Insect Bites and Children
Kidney Transplantation in Children
Major Depression in Adolescents
Meningitis in Children
Menstrual Disorders
Mood Disorders in Children and Adolescents
Muscular Dystrophy
Myasthenia Gravis in Children
Obesity in Adolescents
Oral Health
Osteosarcoma in Children
Overview of Adolescent Health Problems
Pap Test for Adolescents
Pediatric Blood Disorders
Poliomyelitis (Polio) in Children
Post-Traumatic Stress Disorder in Children
Preparing the School-Aged Child for Surgery
Schizophrenia in Children
School-Aged Child Nutrition
Slipped Capital Femoral Epiphysis
Sports Safety for Children
Superficial Injuries Overview
Television and Children
Thalassemia
The Growing Child: 2-Year-Olds
The Growing Child: Adolescent (13 to 18 Years)
The Heart
The Kidneys
Vision Overview
Whooping Cough (Pertussis)
Wisdom Teeth Extraction in Children

Disclaimer: This information is not intended to substitute or replace the professional medical advice you receive from your child's physician. The content provided on this page is for informational purposes only, and was not designed to diagnose or treat a health problem or disease. Please consult your child's physician with any questions or concerns you may have regarding a medical condition.