Jump to:  A   |   B   |   C   |   D   |   E   |   F   |   G   |   H   |   I   |   J   |   K   |   L   |   M   |   N   |   O   |   P   |   Q   |   R   |   S   |   T   |   U   |   V   |   W   |   X   |   Y

Conjuntivitis

Conjuntivitis

¿Qué es la conjuntivitis?

La conjuntivitis, también conocida como "ojo rosado", es una inflamación de la conjuntiva del ojo. La conjuntiva es la membrana que recubre el interior del ojo y también una fina membrana que cubre el ojo.

¿Cuál es la causa de la conjuntivitis?

Existen muchas causas de la conjuntivitis. Las siguientes son las causas más frecuentes:

  • bacterias;

  • virus;

  • sustancias químicas;

    • en ocasiones se observa en niños recién nacidos luego de la administración de medicamentos para el ojo utilizados para prevenir otros problemas;

    • se observa poco tiempo después del contacto con una sustancia irritante, como agua con cloro en piscinas, vapores de productos químicos, humo, amoníaco y contaminación del aire.

  • alergias; y

  • problemas del sistema inmunológico.

¿Cuáles son los diferentes tipos de conjuntivitis?

La conjuntivitis generalmente se divide en al menos dos categorías: la conjuntivitis del recién nacido y la conjuntivitis de la infancia, con causas y tratamientos diferentes para cada una de ellas.

Conjuntivitis del recién nacido

Las siguientes son las causas y opciones de tratamiento más comunes para la conjuntivitis del recién nacido:

  • Conjuntivitis química. Está relacionada con una irritación en el ojo como consecuencia de la administración de gotas ópticas al recién nacido para ayudar a prevenir una infección bacteriana. Algunas veces, el recién nacido reacciona a las gotas y puede desarrollar una conjuntivitis química. Normalmente, luego de algunas horas de administradas las gotas, los ojos se tornan ligeramente rojos e inflamados. Esta condición dura solamente entre 24 y 36 horas. Este tipo de conjuntivitis generalmente no requiere tratamiento.

  • Conjuntivitis gonocócica. Es causada por una bacteria denominada Neisseria gonorrhea. Este tipo de conjuntivitis se contrae al pasar por el canal de parto de una madre infectada. Puede prevenirse con el uso de gotas para los ojos en los bebés al momento de nacer. Por lo general, los ojos del recién nacido se ponen muy rojos, con secreción espesa e inflamación de los párpados. Este tipo de conjuntivitis normalmente comienza de 2 a 4 días después del nacimiento. El tratamiento de la conjuntivitis gonocócica normalmente incluye antibióticos a través de un catéter intravenoso (IV).

  • Conjuntivitis de inclusión. Es causada por una infección con Chlamydia trachomatis, contraída en el pasaje a través del canal de parto de una madre infectada. Los síntomas incluyen secreción espesa y moderada de los ojos, enrojecimiento de los ojos, inflamación de la conjuntiva e inflamación leve de los párpados. Este tipo de conjuntivitis normalmente comienza de 5 a 12 días después del nacimiento. Por lo general, el tratamiento incluye antibióticos orales.

  • Conjuntivitis producida por otras causas bacterianas. Después de la primera semana de vida, otras bacterias pueden causar conjuntivitis al recién nacido. Los ojos pueden estar rojos e inflamados con algo de secreción. El tratamiento depende del tipo de bacteria que haya causado la infección. El tratamiento normalmente incluye gotas o pomadas antibióticas para los ojos, compresas tibias en el ojo y una higiene adecuada para tocar los ojos infectados.

Conjuntivitis de la infancia

La conjuntivitis de la infancia consiste en una inflamación de la conjuntiva que puede incluir también una infección. Es un problema muy común en los niños. Asimismo, pueden observarse grandes brotes de conjuntivitis en las guarderías o escuelas. Las siguientes son las causas más comunes de la conjuntivitis de la infancia:

  • bacterias;

  • virus;

  • alergias; y

  • herpes.

¿Cuáles son los síntomas de la conjuntivitis de la infancia?

Si bien cada niño puede experimentar los síntomas de manera diferente, los síntomas más comunes son los siguientes:

  • sensación de arena en uno o ambos ojos;

  • comezón, ojos irritados;

  • secreción fluida y transparente (normalmente observada en conjuntivitis virales o alérgicas), mayor lagrimeo;

  • estornudos y goteo nasal (normalmente observados en conjuntivitis alérgicas);

  • secreción fibrosa de los ojos (normalmente observada en conjuntivitis por causas alérgicas);

  • secreción verde y espesa de los ojos (normalmente observada en conjuntivitis bacterianas);

  • lesión con ampolla o apariencia legañosa (normalmente observada en infecciones causadas por herpes);

  • ojos pegados a la mañana;

  • párpados hinchados;

  • decoloración rosa o roja de la parte blanca de uno o ambos ojos;

  • molestias cuando el niño mira la luz; y

  • ardor en los ojos.

Los síntomas de la conjuntivitis pueden parecerse a los de otros trastornos o problemas médicos. Siempre consulte al proveedor de atención médica de su hijo para el diagnóstico.

¿Cómo se diagnostica la conjuntivitis?

Normalmente, la conjuntivitis se diagnostica en función de una historia clínica y un examen físico completo del ojo de su hijo. Por lo general, no se requieren cultivos de secreciones oculares, pero pueden realizarse para confirmar la causa de la infección.

¿Cuáles son los tratamientos para la conjuntivitis de la infancia?

El proveedor de atención médica de su hijo analizará la edad de su hijo, su estado de salud general, su historia clínica y otros factores para recomendar un tratamiento.

El tratamiento específico depende de la causa principal de la conjuntivitis.

La infección puede transmitirse de un ojo a otro, o a otras personas, al entrar en contacto el ojo afectado o con sus secreciones. Es muy importante lavarse bien las manos. También evite tocarse los ojos con las manos, cambie las fundas de las almohadas con frecuencia y no reutilice las toallas de papel o de mano para secarse el rostro. La secreción ocular es contagiosa durante 24 a 48 horas después del comienzo del tratamiento.

  • Causas bacterianas. El proveedor de atención médica de su hijo puede recetar gotas antibióticas para los ojos.

  • Causas virales. La conjuntivitis viral generalmente no requiere tratamiento. Sin embargo, puede ser difícil determinar si la causa es viral o bacteriana, por lo que el proveedor de atención médica de su hijo puede recetar gotas para abarcar también una infección bacteriana.

  • Causas alérgicas. El tratamiento de la conjuntivitis alérgica normalmente consiste en el tratamiento de la alergia. El proveedor de atención médica de su hijo puede recetar medicamentos orales o gotas ópticas para aliviar las alergias.

  • Causada por herpes. Si su hijo tiene una infección ocular causada por una infección del virus herpes, el proveedor de atención médica de su hijo puede derivarlo a un oftalmólogo especialista. Pueden recomendarse tanto medicamentos orales como gotas para los ojos. Este es un tipo de infección más grave y puede provocar cicatrices en el ojo y pérdida de visión.

  • Sustancias químicas (irritantes) en los niños. El tratamiento para la conjuntivitis causada por la exposición química leve generalmente involucrará enjuagar los ojos con solución salina. El proveedor de atención médica de su hijo puede recetar gotas ópticas con esteroides. La exposición de los ojos a sustancias químicas fuertes, como las bases y los ácidos, representan emergencias médicas y pueden producir lesiones graves. Llame al 911 de inmediato.

.

Reviewed Date: 08-25-2014

Conjunctivitis
Pediatric Eye Center
Dr. Earl Crouch Jr.
Dr. Earl (Eric) Crouch III
Medical/Surgical Eye Specialists, Inc.
Dr. Shakur Toosi
Virginia Ophthalmology Associates
Dr. Giovanni Disandro
Dr. Joel Lall-Trail
Diseases & Conditions
Conjunctivitis
Conjunctivitis (Newborn/Childhood)

Disclaimer: This information is not intended to substitute or replace the professional medical advice you receive from your child's physician. The content provided on this page is for informational purposes only, and was not designed to diagnose or treat a health problem or disease. Please consult your child's physician with any questions or concerns you may have regarding a medical condition.