Jump to:  A   |   B   |   C   |   D   |   E   |   F   |   G   |   H   |   I   |   J   |   K   |   L   |   M   |   N   |   O   |   P   |   Q   |   R   |   S   |   T   |   U   |   V   |   W   |   X   |   Y

Procedimientos Diagnósticos para la Alergia

Procedimientos Diagnósticos para la Alergia

Los procedimientos diagnósticod para la alergia pueden incluir todos o alguno de estos estudios:

  • Pruebas cutáneas. La prueba cutánea es una prueba muy precisa que mide en su hijo el nivel de anticuerpos IgE en respuesta a ciertos alergenos o desencadenantes. Mediante la utilización de pequeñas cantidades de una solución que contiene diferentes alergenos, el médico de su hijo aplicará los alergenos con una inyección subcutánea o un pequeño arañazo. Si hubiese una reacción, será en forma de un área pequeña enrojecida. Una reacción durante la prueba cutánea no siempre significa que su hijo es alérgico al alergeno que produjo la reacción. Esto será determinado por el médico.
    Usualmente no se realizan estas pruebas cutáneas en niños que han tenido una reacción a un alergeno tan severa que ha puesto en peligro su vida o que tienen la piel excesivamente seca (eczema).

  • Análisis de sangre. Los análisis de sangre para las alergias miden los anticuerpos IgE para cada alergeno específico en la sangre. El análisis de sangre más común se denomina RAST (prueba radioalergosorbente). Los análisis de sangre pueden utilizarse cuando no se pueden llevar a cabo pruebas cutáneas. Al igual que lo que sucede con dichas pruebas, es importante recordar que un análisis de sangre positivo no siempre significa que su hijo es alérgico a ese alergeno.

  • Prueba de exposición. Una prueba supervisada por un alergista quien administra una pequeña cantidad de un alérgeno que es inhalado o tomado oralmente.

  • Frotis nasals. Frotis nasales son pruebas realizadas para comprobar la cantidad de eosinófilos en la nariz. 

Reviewed Date: 08-25-2014

Diagnostic Procedures for Allergy in Children

Disclaimer: This information is not intended to substitute or replace the professional medical advice you receive from your child's physician. The content provided on this page is for informational purposes only, and was not designed to diagnose or treat a health problem or disease. Please consult your child's physician with any questions or concerns you may have regarding a medical condition.