Jump to:  A   |   B   |   C   |   D   |   E   |   F   |   G   |   H   |   I   |   J   |   K   |   L   |   M   |   N   |   O   |   P   |   Q   |   R   |   S   |   T   |   U   |   V   |   W   |   X   |   Y

Chemical Burns

Quemaduras por productos químicos

Las quemaduras por productos químicos pueden ocurrir cuando ácidos o alcalinos entran en contacto con la piel o los ojos.

El cuidado de las quemaduras por productos químicos

  • Si el producto químico al que si hijo se expuso es un químico seco o polvo, cuidadosamente limpie el polvo de la cara y verifique el empaque para consejos de emergencia.

  • Para la mayoría de las exposiciones, enjuague inmediatamente la zona expuesta con agua corriente por 20 minutos. Es preferible una manguera pero puede usar una ducha o grifo.

  • No use agua para regar cal seca y metales elementales como el sodio, el potasio, el magnesio, el fósforo, el litio, el censio y el titanio. El agua puede reaccionar con estas sustancias y formar derivados peligrosos.

  • Retire cuidadosamente la ropa contaminada, asegurándose de no tocar la piel que no fue afectada por esa ropa. De ser necesario, corte la ropa.

  • Si el producto químico ha salpicado los ojos de sus hijos, enjuágueles los ojos inmediatamente y continúe haciéndolo hasta que llegue la asistencia médica. Si su hijo usa lentes de contacto, intente retirárselas.

  • Cubra el área quemada suavemente con un paño seco y limpio.

  • Si el producto al que su hijo ha estado expuesto es un químico seco o en polvo, puede que no sea necesario enjuagar el área con agua. En lugar de enjuagar, limpie con cuidado el polvo de la piel y busque en el paquete recomendaciones de emergencia.

  • Busque atención médica o marque el 911 para obtener atención médica de emergencia. También puede llamar al Control de Toxicología al 800-222-1222.

Reviewed Date: 12-21-2017

Chemical Burns

Disclaimer: This information is not intended to substitute or replace the professional medical advice you receive from your child's physician. The content provided on this page is for informational purposes only, and was not designed to diagnose or treat a health problem or disease. Please consult your child's physician with any questions or concerns you may have regarding a medical condition.