Jump to:  A   |   B   |   C   |   D   |   E   |   F   |   G   |   H   |   I   |   J   |   K   |   L   |   M   |   N   |   O   |   P   |   Q   |   R   |   S   |   T   |   U   |   V   |   W   |   X   |   Y

Cuando el Niño Tiene Dificultad para Adaptarse

Cuando el niño tiene dificultad para adaptarse

Síntomas de que su hijo puede estar teniendo dificultades para adaptarse

Es extremadamente difícil sobrellevar situaciones estresantes que duran un período de tiempo extenso. Los niños tienen menos capacidad de sobrellevar el estrés debido a sus experiencias de vida limitadas. Algunos síntomas de que su hijo puede estar teniendo dificultad para adaptarse incluyen:

  • Comportamiento agitado, como llorar o chuparse el dedo.

  • Trastornos de las funciones corporales, como comer, dormir o eliminar desechos.

  • Ansiedad por separación, como colgarse de usted, negarse a dormir solo o querer que lo alcen constantemente.

  • Trastornos del sueño y pesadillas.

  • Regresión en el entrenamiento para ir al baño, vestirse o alimentarse solo. Por ejemplo, un niño que sabe ir al baño solo puede, de repente, empezar a orinarse encima.

  • Alejamiento de la familia o de los amigos.

  • Disminución de la autoestima.

  • Expresar comentarios negativos de sí mismo.

  • Agresión, tanto verbal como física.

  • Episodios de tristeza repetidos.

  • Dramatización continua de hechos traumáticos que están sucediendo.

  • Dificultades para concentrarse.

  • Cambios en el comportamiento (el niño que es tranquilo puede volverse frenético y el niño enérgico, letárgico).

  • Dolencias físicas, como dolores de cabeza, de estómago o mareos.

  • Aumento de la dependecia de los padres o cuidadores.

  • Resentimiento con una situación injusta; hechar culpas.

  • Dificultad con los pares.

  • Expectativas irrealistas de sí mismo y de otros.

  • Preocupación por la imagen corporal.

  • Frustración que produce actos de rebeldía.

  • Negación para evitar lidiar con un problema.

  • Reticencia para confiar o abrirse a los otros.

  • Sentimientos de desesperación y de que la vida no tiene sentido.

  • Depresión.

  • Disminución del control de impulsos: se frustra fácilmente.

  • Abuso de drogas y de alcohol.

Cualquier comportamiento inusual o persistente debe ser evaluado por un profesional de la salud mental calificado. Suele ser muy beneficioso buscar ayuda profesional cuando está preocupado o no sabe cuáles son los pasos a seguir. Si uno o más de estos comportamientos persiste por un período de tiempo prolongado, y en un grado llamativo, puede llegar a necesitar ayuda profesional.

Reviewed Date: 05-26-2013

If Your Child Has Difficulty Adjusting

Disclaimer: This information is not intended to substitute or replace the professional medical advice you receive from your child's physician. The content provided on this page is for informational purposes only, and was not designed to diagnose or treat a health problem or disease. Please consult your child's physician with any questions or concerns you may have regarding a medical condition.