Jump to:  A   |   B   |   C   |   D   |   E   |   F   |   G   |   H   |   I   |   J   |   K   |   L   |   M   |   N   |   O   |   P   |   Q   |   R   |   S   |   T   |   U   |   V   |   W   |   X   |   Y

Arritmias

Arritmias en niños

¿Qué es una arritmia cardíaca?

Una arritmia (también denominada disritmia) es un ritmo anormal del corazón. El corazón es una bomba hecha de tejido muscular. Su acción de bombeo proviene de un sistema de conducción eléctrica que coordina la contracción de las cuatro cavidades del corazón. Los problemas en el sistema de conducción eléctrica pueden generar la arritmia.

Debido a las arritmias, el corazón bombea sangre de manera menos efectiva ya que se interrumpe la coordinación del músculo cardíaco. Ciertas arritmias aumentan el riesgo de sufrir otros problemas médicos como coágulos de sangre o accidentes cerebrovasculares.

En una arritmia, las señales eléctricas anormales que pasen por el músculo cardíaco pueden hacer que el corazón lata muy rápido, muy lento o con un ritmo irregular. En cualquiera de esas situaciones, es posible que el corazón no bombee una cantidad adecuada de sangre al cuerpo con cada latido. Sin importar la causa de que el corazón no bombee sangre correctamente, los efectos en el cuerpo suelen ser los mismos, e incluyen un suministro deficiente de sangre y oxígeno a los tejidos del cuerpo.

¿Cuáles son los síntomas de la arritmia?

Los siguientes son los síntomas más comunes de las arritmias. Sin embargo, cada niño puede experimentar los síntomas de manera diferente. Los síntomas pueden incluir los siguientes:

  • debilidad;

  • fatiga;

  • palpitaciones;

  • baja presión sanguínea;

  • mareos;

  • desmayo;

  • dificultad para alimentarse.

Los síntomas de la arritmia pueden parecerse a los de otros trastornos médicos o problemas cardíacos. Siempre debe consultar al médico de su hijo para obtener un diagnóstico.

Anatomía del corazón, vista del sistema eléctrico
Haga clic en la imagen para ampliarla.

El sistema eléctrico del corazón

En palabras simples, el corazón es una bomba de tejido muscular. La acción de bombeo del corazón proviene de un sistema de conducción eléctrica que coordina la contracción de las diversas cavidades del corazón.

¿Cómo funciona el sistema eléctrico del corazón?

El sistema de conducción eléctrica del corazón consiste en nodos que generan señales eléctricas que viajan a través de las vías de conducción del músculo cardíaco, de modo similar a como viaja la corriente eléctrica por los cables desde la central eléctrica hasta su hogar.

  • En primer lugar, una parte especializada del músculo cardíaco, el nódulo sinusal (también llamado nódulo sinoatrial o nódulo SA), genera un impulso eléctrico. El nódulo sinusal es una pequeña masa de tejido especializado localizada en la aurícula derecha (la cavidad superior derecha del corazón). El nódulo sinusal genera un impulso eléctrico regular de 60 a 190 veces por minuto, en función de la edad del niño y su nivel de actividad.

  • El impulso eléctrico viaja desde el nódulo sinusal hasta el nódulo aurículoventricular (también llamado nódulo AV), ubicado entre las aurículas y los ventrículos.

  • En el nódulo AV, los impulsos se retrasan durante un breve instante, lo cual permite que las aurículas se contraigan una fracción de segundo antes que los ventrículos.

  • La sangre de las aurículas pasa a los ventrículos.

  • La corriente eléctrica continúa por el canal de conducción a través del haz de His hasta llegar a los ventrículos.

  • El haz de His se divide en la rama derecha y en la rama izquierda, para llevar el estímulo eléctrico a los ventrículos derecho e izquierdo.

  • Luego los ventrículos se contraen y bombean la sangre al cuerpo.

 

En condiciones anormales, parte del tejido cardíaco es capaz de iniciar un latido, o de convertirse en el "marcapasos", al igual que el nódulo sinusal. Una arritmia (latidos anormales) puede ocurrir en los siguientes casos:

  • El marcapasos natural del corazón (el nódulo sinusal) produce una frecuencia o ritmo anormales.

  • La vía normal de conducción se interrumpe.

  • Otra parte del corazón asume el control como marcapasos.

¿Cuáles son los diferentes tipos de arritmias?

Una arritmia auricular es una arritmia causada por un funcionamiento anormal del nódulo sinusal o del nódulo aurículoventricular, o por el desarrollo de otro marcapasos auricular dentro de la aurícula que asume el funcionamiento del nódulo sinusal.

Una arritmia ventricular es una arritmia causada por un enfoque eléctrico anormal dentro de los ventrículos, lo que produce una conducción anormal de las señales eléctricas dentro de los ventrículos. Es posible que el nódulo sinusal y el nódulo aurículoventricular funcionen normalmente.

Además, las arritmias pueden clasificarse como lentas (bradiarritmias) o rápidas (taquiarritmias). "Bradi-" significa lento y "taqui-" significa rápido.

Los siguientes son algunos de los casos más comunes de arritmia:

Arritmia auricular

Arritmia ventricular

Arritmia sinusal. Afección en la que el ritmo cardíaco varía con la respiración. La arritmia sinusal suele darse en niños; es posible que los adultos también la tengan. Es una afección benigna (no es peligrosa).

Contracciones ventriculares prematuras ("PVC", por sus siglas en inglés). Afección en la que se genera una señal eléctrica en los ventrículos y hace que se contraigan antes de recibir la señal eléctrica de las aurículas. Las PVC son normales y, por lo general, no producen síntomas ni problemas. No obstante, si la frecuencia de la PVC aumenta de manera significativa, es posible que se observen síntomas como debilidad, fatiga, mareos, desmayos o palpitaciones.

Taquicardia sinusal. Afección en la que el ritmo cardíaco es más rápido de lo normal para la edad del niño debido a que el nódulo sinusal envía impulsos eléctricos a un ritmo más rápido que el normal. Por lo general, la taquicardia sinusal se produce como respuesta normal del corazón al ejercicio cuando el ritmo cardíaco aumenta para hacer frente al aumento en los requisitos de energía. La taquicardia sinusal puede ser completamente normal, como cuando el niño realiza actividad física enérgicamente. No obstante, puede generar síntomas como debilidad, fatiga, mareos o palpitaciones si el ritmo cardíaco se acelera demasiado y no se llega a bombear el suministro suficiente de sangre en el cuerpo. La taquicardia sinusal suele ser temporal y se produce cuando el cuerpo se encuentra bajo presión debido a ejercicios físicos, emociones fuertes, fiebre o deshidratación, entre otras causas. Una vez que se libera la presión, el ritmo cardíaco vuelve a su frecuencia normal.

Taquicardia ventricular (TV). Afección que puede poner en peligro la vida en la que se envía una señal eléctrica desde los ventrículos a una velocidad muy rápida y, por lo general, regular. Si el ritmo cardíaco se mantiene a una alta velocidad durante más de 30 segundos, es posible que se generen síntomas como debilidad, fatiga, mareos, desmayos o palpitaciones. Es posible que una persona con TV requiera una descarga eléctrica o medicamentos para recuperar el ritmo sinusal normal.

 

Fibrilación ventricular (FV). Afección en la que se envían diversas señales eléctricas desde los ventrículos a un ritmo rápido e irregular. Como resultado, los ventrículos no pueden llenarse de sangre ni bombearla. Este ritmo pone en peligro la vida, ya que se pierde el pulso y hay una pérdida total del conocimiento. Una persona con FV requiere una desfibrilación inmediata para restaurar el ritmo y el funcionamiento normal del corazón. Si no se la trata inmediatamente, puede producir una muerte por paro cardíaco.

Contracciones supraventriculares prematuras o contracciones auriculares prematuras ("PAC", por sus siglas en inglés). Afección en la que un marcapasos auricular ubicado sobre los ventrículos envía una señal eléctrica prematura. Por lo general, los ventrículos pueden responder a la señal, pero el resultado es un ritmo cardíaco irregular. Las PAC son comunes y pueden producirse como resultado de ciertos estimulantes, como el café, el té, el alcohol, los cigarrillos o los medicamentos.

Síndrome de Wolff-Parkinson-White (WPW). Afección en la que una señal eléctrica puede llegar al ventrículo demasiado rápido debido a un canal de conducción adicional o a un atajo desde las aurículas hasta los ventrículos. La taquicardia es un síntoma común.

Taquicardia supraventricular (TSV), taquicardia paroxística auricular (TPA). Afección en la que el ritmo cardíaco se acelera debido a una serie de latidos prematuros desde el lugar donde se encuentra el marcapasos auricular o aurículoventricular sobre los ventrículos. La TPA suele comenzar y terminar rápidamente, con períodos frecuentes. Esta afección puede generar síntomas como debilidad, fatiga, mareos, desmayos o palpitaciones si el ritmo cardíaco se acelera mucho. Esta afección representa el tipo más común de taquicardia anormal en niños y se la suele denominar taquicardia paroxística auricular (TPA).

 

Aleteo auricular. Afección en la que las aurículas envían señales eléctricas a un ritmo rápido y regular, y suele hacer que los ventrículos se contraigan de manera más rápida y aumenten el ritmo cardíaco. Cuando las señales de las aurículas llegan a un ritmo más rápido que al que pueden responder los ventrículos, el patrón de electrocardiograma desarrolla un patrón "dentado" característico que muestra una o más ondas de aleteo entre cada complejo QRS. La cantidad de ondas entre cada complejo QRS se muestra como una relación; de este modo, un aleteo auricular de dos-a-uno significa que entre cada QRS se producen dos ondas.

 

Fibrilación auricular. Afección en la que se envían diversas señales eléctricas desde las aurículas a un ritmo muy rápido e irregular. Los ventrículos se contraen de modo irregular debido a las señales irregulares que envían las aurículas.

 

Los síntomas de los distintos tipos de arritmia podrían asemejarse a otras afecciones o problemas médicos. Siempre debe consultar al médico de su hijo para obtener un diagnóstico.

¿Cómo se diagnostican una arritmia?

Además de un examen físico completo y una revisión de la historia clínica de su hijo, existen diversos tipos de procedimientos que pueden utilizarse para diagnosticar una arritmia. Algunos de esos procedimientos son los siguientes:

  • Electrocardiograma (ECG). Un electrocardiograma es una medición de la actividad eléctrica del corazón. Se colocan electrodos en ubicaciones específicas del cuerpo (torso, brazos, piernas) para obtener una imagen o un rastreo de la actividad eléctrica, a medida que una máquina de ECG recibe e interpreta esa actividad eléctrica. Un ECG puede indicar la existencia de arritmias y otros tipos de afecciones cardíacas. Existen diversas variantes del examen de ECG, incluso las siguientes:

    • ECG en reposo. Para este procedimiento, se retira la vestimenta de la parte superior del cuerpo y se colocan parches pequeños y pegajosos, denominados electrodos, en el torso, los brazos y las piernas. Luego los electrodos se conectan a la máquina de ECG a través de cables. La máquina de ECG se inicia y registra la actividad eléctrica del corazón durante aproximadamente un minuto. En este ECG, el niño permanece acostado.

    • ECG de esfuerzo o prueba de esfuerzo. Se conecta el niño a la máquina de ECG, como se mencionó anteriormente. No obstante, en lugar de permanecer acostado, el niño realiza ejercicios físicos, como caminar en una cinta o pedalear en una bicicleta fija, mientras se registra el ECG. Esta prueba tiene el fin de evaluar los cambios en el ECG mientras se realiza un esfuerzo, como cuando se hace ejercicio.

  • Monitor Holter. Es un registro de ECG realizado en un período de 24 horas o más. Se colocan tres electrodos en el torso del niño, que luego se conectan en una máquina de ECG portátil y pequeña mediante cables conductores. En este procedimiento, el niño realiza sus actividades diarias normales (excepto actividades como bañarse, nadar o alguna actividad en la que el niño genere una cantidad excesiva de sudor, lo que podría hacer que los electrodos se suelten o caigan). Existen dos tipos de monitores Holter, que incluyen los siguientes:

    • Registro continuo
      Se registra continuamente el ECG durante todo el período de prueba.

    • Monitor o registro de eventos
      El ECG solo se registra cuando la persona inicia el registro cuando siente los síntomas o cuando se detecta un ritmo anormal.

    El control con el monitor Holter puede realizarse cuando se sospecha la presencia de arritmia, pero no se la observa en un ECG en reposo. Las arritmias pueden durar poco y es posible que no se las observe en los cortos períodos de registro del ECG en reposo.

  • Estudio electrofisiológico ("EPS", por sus siglas en inglés). Es un examen invasivo en el que se coloca un tubo pequeño y delgado (catéter) a través de un vaso sanguíneo grande en la pierna o el brazo hasta llegar al corazón. Esto le proporciona al médico la posibilidad de encontrar el lugar donde se origina la arritmia dentro del tejido cardíaco y determinar la mejor manera de tratarla. También puede solicitarse otro procedimiento denominado estudio electrofisiológico esofágico, en el que se inserta un tubo plástico flexible, delgado y blando en la fosa nasal y se coloca en el esófago (que está cerca de la aurícula) para brindar un registro de ECG más preciso.

  • Prueba en mesa inclinada. Es una prueba que puede recomendarse para niños con episodios de desmayos frecuentes (síncopes). La prueba muestra cómo responden la presión sanguínea y el ritmo cardíaco al cambio en la posición (de estar en reposo a estar de pie). Durante la prueba, es posible que se administren medicamentos por vía intravenosa para ayudar a evitar un episodio de desmayo una vez que el médico haya identificado la causa.

Reviewed Date: 04-26-2014

Arrhythmias in Children

Disclaimer: This information is not intended to substitute or replace the professional medical advice you receive from your child's physician. The content provided on this page is for informational purposes only, and was not designed to diagnose or treat a health problem or disease. Please consult your child's physician with any questions or concerns you may have regarding a medical condition.