Jump to:  A   |   B   |   C   |   D   |   E   |   F   |   G   |   H   |   I   |   J   |   K   |   L   |   M   |   N   |   O   |   P   |   Q   |   R   |   S   |   T   |   U   |   V   |   W   |   X   |   Y

Comunicación Aurículoventricular (Comunicación AV o CAV)

Comunicación Aurículoventricular (Comunicación AV o CAV)

¿Qué es la comunicación aurículoventricular?

La comunicación aurículoventricular (canal AV) es un defecto cardíaco congénito (de nacimiento). Otros términos que se usan para describir este defecto son el defecto de la almohadilla endocárdica y comunicación interauricular (CIA). A medida que el feto crece, algo ocurre que afecta el desarrollo del corazón durante las primeras 8 semanas del embarazo, y ciertas áreas del corazón no se forman adecuadamente. La comunicación AV es un problema cardíaco complejo que incluye diversas anomalías de las estructuras internas del corazón, entre ellas:

  • Comunicación interauricular  -  abertura en el tabique auricular (la pared que divide las dos cavidades superiores del corazón, conocidas como aurículas derecha e izquierda).

  • Comunicación interventricular  -  abertura en el tabique ventricular (la pared que divide las dos cavidades inferiores del corazón, conocidas como ventrículos derecho e izquierdo).

  • Malformación de las válvulas mitral y/o tricúspide  -  las válvulas que separan las cavidades superiores del corazón (aurículas) de las cavidades inferiores (ventrículos) no se forman adecuadamente.

Anatomía normal del corazón
Click Image to Enlarge

Normalmente, la sangre pobre en oxígeno (azul) regresa a la aurícula (también denominada atriio) derecha desde el cuerpo, avanza hacia el ventrículo derecho y luego es bombeada a los pulmones donde recibe oxígeno. La sangre rica en oxígeno (roja) regresa a la aurícula izquierda desde los pulmones, ingresa al ventrículo izquierdo y luego es bombeada al cuerpo a través de la aorta.

La comunicación interauricular le permite a la sangre rica en oxígeno (roja) pasar desde la aurícula izquierda, a través de la abertura del tabique, y luego mezclarse con la sangre pobre en oxígeno (azul) en la aurícula derecha.

La comunicación interventricular permite que la sangre rica en oxígeno pase desde el ventrículo izquierdo, a través de la abertura en el tabique, y se mezcle con la sangre pobre en oxígeno en el ventrículo derecho.

Anatomía del corazón con un defecto del canal atrioventricular
Click Image to Enlarge

Las anomalías de las válvulas mitral o tricúspide permiten que la sangre que debería avanzar desde el ventrículo hacia la arteria pulmonar o hacia la aorta retroceda hacia las aurículas.

Las comunicaciones aurículoventriculares se presentan en alrededor del 5 por ciento de los casos de cardiopatía congénita y son más comunes en los bebés con síndrome de Down.

¿Qué causa una comunicación aurículoventricular?

El corazón se va formando durante las primeras 8 semanas del desarrollo del feto. Comienza como un tubo hueco, luego se desarrollan divisiones dentro del tubo que con el tiempo se convierten en los tabiques (o paredes) que separan el lado derecho del izquierdo en el corazón. Las comunicaciones interauriculares e interventriculares ocurren cuando el proceso de división no se produce por completo y queda una abertura en el tabique auricular y en el ventricular. Las válvulas que separan las cavidades superiores e inferiores del corazón se forman en la última etapa de este período de ocho semanas y, por algún motivo, tampoco se desarrollan adecuadamente.

Es posible que haya influencias genéticas en el desarrollo de la comunicación aurículoventricular. Considere las estadísticas siguientes:

  • La mitad de los niños que nacen con síndrome de Down presentan una cardiopatía congénita (congenital heart disease, CHD) y el 45 por ciento de esos casos tienen comunicación aurículoventricular. El síndrome de Down se origina en la presencia de tres cromosomas número 21 en las células del cuerpo en vez del par normal (dos) de cromosomas.

  • Así mismo, un tercio de los niños que nacen con comunicación AV tiene síndrome de Down.

  • El catorce por ciento de las madres con comunicación AV dan a luz a niños con la enfermedad.

  • Algunos estudios han investigado un probable vínculo entre el uso de ácido retinoico (un medicamento utilizado para el tratamiento de problemas dermatológicos como el acné o las arrugas faciales) durante el embarazo y el desarrollo del comunicación aurículoventricular en el feto.

Otras anomalías cromosómicas (además del síndrome de Down) se relacionan con el desarrollo de la comunicación aurículoventricular. La edad de la madre puede afectar la preponderancia de la comunicación AV, que puede estar relacionada con el aumento en la probabilidad de que una mujer dé a luz a un bebé con el síndrome de Down a medida que avanza su edad.

¿Por qué es la comunicación aurículoventricular una preocupación?

Si no se lo trata, este defecto cardíaco puede causar enfermedad pulmonar. Cuando la sangre pasa a través de la comunicación interauricular (CIA) y de la comunicación interventricular (CIV) desde el lado izquierdo hacia el lado derecho del corazón, el lado derecho del corazón debe encargarse de un volumen de sangre mayor que el normal. Es decir, que ingresa más sangre a los pulmones a través de la arteria pulmonar y la presión en los vasos sanguíneos de los pulmones aumenta por sobre lo normal.

Cuanto mayor el volumen de sangre que ingresa en los pulmones, mayor la presión. Los pulmones pueden soportar esta presión adicional por un tiempo, dependiendo directamente de lo intensa que sea. Sin embargo, con el tiempo, los vasos sanguíneos de los pulmones se dañan debido a la presión extra.

A medida que se acumula la presión en los pulmones, disminuirá el flujo de sangre desde el lado izquierdo del corazón al lado derecho y a los pulmones. Esto ayuda a preservar la función de los pulmones, pero causa otro problema. El flujo de sangre dentro del corazón va desde las zonas donde la presión es alta a aquellas donde la presión es baja. Si las comunicaciones interauriculares e interventriculares no se reparan y se inicia una enfermedad pulmonar, la presión en el lado derecho del corazón con el tiempo superará la presión en el lado izquierdo. En este caso, será más fácil que la sangre pobre en oxígeno (azul) fluya desde el lado derecho del corazón, a través de la CIA y de la CIV, hacia el ventrículo izquierdo y luego hacia el cuerpo. Cuando esto ocurre, el cuerpo no recibe la cantidad suficiente de oxígeno en el torrente sanguíneo para satisfacer sus necesidades, y los niños pueden desarrollar cianosis o presentar un color azulado en la piel, los labios y los lechos ungueales (de las uñas).

Debido a que la sangre se bombea a alta presión a través de las aberturas de los tabiques, el revestimiento de los ventrículos derecho e izquierdo se irrita e inflama. Las bacterias del torrente sanguíneo pueden infectar esta área lesionada con facilidad y causar una seria enfermedad como la endocarditis bacteriana.

¿Cuáles son los síntomas de la comunicación aurículoventricular?

El tamaño de las aberturas de los tabiques afectará el tipo de síntomas que se evidencien, la gravedad de los mismos y la edad en la que aparecieron por primera vez. Cuanto más grande la abertura, mayor la cantidad de sangre que pasa desde el costado izquierdo del corazón hacia el derecho sobrecargando el lado derecho del corazón y los pulmones.

Los síntomas se presentan mientras que el niño es un bebé. A continuación se enumeran los síntomas más comunes de la comunicación AV. Sin embargo, cada niño puede experimentarlos de una forma diferente. Los síntomas pueden incluir:

  • Fatiga.

  • Sudor.

  • Palidez de la piel.

  • Piel fresca.

  • Respiración rápida.

  • Respiración dificultosa.

  • Frecuencia cardíaca rápida.

  • Respiración congestionada.

  • Falta de interés por la alimentación o cansancio cuando se alimenta.

  • Insuficiente aumento de peso.

A medida que aumenta la presión en los pulmones, con el tiempo, la sangre dentro del corazón se "deriva" a través de las aberturas de los tabiques del lado derecho del corazón al lado izquierdo. Esto permite que la sangre pobre en oxígeno (azul) llegue al cuerpo y se evidenciará cianosis. La cianosis da un color azulado a los labios, los lechos ungueales (de las uñas) y la piel. Los síntomas de la comunicación aurículoventricular pueden parecerse a los de otros trastornos médicas o problemas cardíacos. Siempre consulte al médico de su hijo para el diagnóstico.

¿Cómo se diagnostica la comunicación aurículoventricular?

El médico de su niño puede haber escuchado un soplo del corazón durante un examen físico y derivar al niño a un cardiólogo pediatra para obtener un diagnóstico. Un soplo del corazón es simplemente un ruido causado por la turbulencia de la sangre que fluye a través de la abertura del lado izquierdo hacia el lado derecho del corazón. Los síntomas que su hijo presente también pueden ayudar al diagnóstico.

Un cardiólogo pediatra se especializa en el diagnóstico y tratamiento médico de los defectos cardíacos congénitos, así como también de los problemas cardíacos que se puedan desarrollar más tarde durante la niñez. El cardiólogo realizará un examen físico, auscultará el corazón y los pulmones y hará otras observaciones que ayuden al diagnóstico. La ubicación en el tórax donde mejor se escuche el soplo, así como también su volumen y calidad (áspero, fuerte, etc.) le darán al cardiólogo una idea inicial del problema cardíaco que su hijo podría tener. Sin embargo, para lograr un diagnóstico, se necesitan otros exámenes que pueden incluir los siguientes:

  • Radiografías de tórax  -  examen de diagnóstico que utiliza rayos invisibles de energía electromagnética para obtener imágenes de los tejidos internos, los huesos y los órganos en una placa radiográfica.

  • Electrocardiograma (ECG o EKG)  -  examen que registra la actividad eléctrica del corazón, muestra los ritmos anormales (arritmias o disritmias) y detecta el estrés del músculo cardíaco.

  • Ecocardiograma (eco)  -  procedimiento que evalúa la estructura y la función del corazón utilizando ondas sonoras que se registran en un sensor electrónico para producir una imagen en movimiento del corazón y las válvulas cardíacas. Un eco puede mostrar el patrón de flujo de sangre a través de las aberturas de los tabiques y determinar su tamaño, así como también la cantidad de sangre que pasa a través de ellas.

  • Cateterismo cardíaco  -  el cateterismo cardíaco es un procedimiento invasivo que proporciona información muy detallada sobre las estructuras internas del corazón. Una vez que el paciente está sedado, se introduce un pequeño tubo delgado y flexible (catéter) en un vaso sanguíneo de la ingle y se lo guía hacia el interior del corazón. Se mide la presión sanguínea y el oxígeno en las cuatro cavidades del corazón, la arteria pulmonar y la aorta. Además se inyecta un medio de contraste para visualizar más claramente las estructuras dentro del corazón. Se recomienda el cateterismo cardiaco antes de la reparación de una comunicación aurículoventricular si se sospecha hipertensión pulmonar (presión sanguínea alta en los vasos de los pulmones) o si se desea obtener otra información.

Tratamiento para la comunicación aurículoventricular

El tratamiento específico de la comunicación aurículoventricular será determinado por el médico del niño basándose en lo siguiente:

  • La edad de su hijo, su estado general de salud y sus antecedentes médicos.

  • Qué tan avanzada está la enfermedad.

  • La tolerancia de su hijo a determinados medicamentos, procedimientos o terapias.

  • Sus expectativas para la evolución de la enfermedad.

  • Su opinión o preferencia.

La comunicación aurículoventricular se trata mediante reparación quirúrgica de los defectos. Sin embargo, puede requerir apoyo médico (es decir, medicamentos) hasta que se realice la operación. El tratamiento puede incluir:

  • Manejo farmacológico
    Muchos niños con el tiempo deberán tomar medicamentos para ayudar a que el corazón y los pulmones trabajen mejor debido al esfuerzo causado por la sangre adicional que pasa a través de las comunicaciones interauriculares e interventriculares. Los medicamentos que pueden recetarse incluyen los siguientes:

    • Digoxina  -  ayuda a fortalecer el músculo cardíaco y le permite bombear más eficazmente.

    • Diuréticos  -  el equilibrio de agua en el cuerpo puede verse afectado cuando el corazón no funciona tan bien como debiera. Estos medicamentos ayudan a los riñones a eliminar el exceso de fluidos del cuerpo.

    • Inhibidores de la enzima conversora de angiotensina (ECA)  -  dilata los vasos sanguíneos por lo tanto al corazón le resulta más fácil bombear la sangre hacia el cuerpo.

  • Nutrición adecuada
    Los bebés se pueden cansar al alimentarse y es posible que no puedan hacerlo lo suficiente como para aumentar de peso. Las opciones que se pueden adoptar para asegurarse de que su bebé tendrá la nutrición adecuada incluyen:

    • Leche materna o fórmula de alto contenido calórico
      Se puede agregar suplementos nutritivos especiales a la fórmula o a la leche materna extraída que aumente el número de calorías cada 30 gr (1 onza) y por lo tanto le permita a su bebé beber menos y a la vez consumir las calorías suficientes para crecer adecuadamente.

    • Alimentación suplementaria por sonda
      Es posible administrar alimentos mediante un pequeño tubo flexible que pasa a través de la nariz, baja por el esófago e ingresa al estómago. Este tipo de alimentación puede complementar o sustituir la alimentación con biberón. Los bebés que pueden beber parte (pero no todo) de su biberón, pueden recibir el resto de su alimento mediante una sonda de alimentación. Los bebés que estén demasiado cansados para alimentarse con biberón pueden recibir su fórmula o leche materna únicamente mediante la sonda de alimentación.

  • Control de infecciones
    Los niños con ciertos defectos cardíacos presentan riesgos de desarrollar una infección de las superficies internas del corazón conocida como endocarditis bacteriana. Es importante que informe a todo el personal médico que su hijo tiene una comunicación aurículoventricular para que puedan determinar si es necesario administrarle antibióticos antes del procedimiento.

  • Reparación quirúrgica
    El objetivo es reparar las comunicaciones interauricular e interventricular y las válvulas antes de que los pulmones se dañen debido al exceso de flujo y presión de sangre. El cardiólogo de su niño le aconsejará cuándo realizar la reparación basándose en los resultados del ecocardiograma y del cateterismo cardíaco. Los métodos quirúrgicos utilizados para reparar la comunicación aurículoventricular han mejorado mucho la última década y la operación tiene una mayor probabilidad de éxito. A la mayoría de los niños se los opera a los 6 meses de vida. Los niños con síndrome de Down pueden desarrollar problemas pulmonares antes que los demás y requerir una reparación quirúrgica a una edad más temprana.

    La operación se realiza con anestesia general.

    La comunicación interauricular e interventricular con frecuencia se cierra con un parche pericárdico tomado de la membrana que cubre la superficie externa del corazón o un parche realizado con material sintético. La técnica de reparación valvular diferirá según la anomalía y las preferencias del cirujano.

Cuidado postoperatorio de su hijo

Los niños pasan un tiempo en la unidad de cuidado intensivo (UCI) después de una reparación de la comunicación aurículoventricular. Durante las primeras horas después de la cirugía, su hijo estará muy soñoliento por la anestesia utilizada durante la operación y por los medicamentos que se le administraron para ayudarlo a relajarse y a aliviar el dolor. Su niño podría seguir recibiendo medicamentos durante toda la noche o por más tiempo para ayudarlo a descansar. A medida que pasa el tiempo, su hijo estará cada vez más alerta.

Mientras que el niño esté en la UCI, se usarán equipos especiales para ayudarle a recuperarse de la cirugía, entre ellos:

  • Respirador  -  máquina que ayuda a su hijo a respirar mientras está anestesiado durante la operación. Se guía un pequeño tubo plástico dentro de la tráquea y se lo fija al respirador, y éste respira por su niño mientras que él está demasiado dormido para respirar eficazmente sin ayuda. Después de una reparación del truncus, los niños se beneficiarán permaneciendo en el respirador durante la noche e incluso por más tiempo para que puedan descansar.

  • Catéteres endovenosos  -  pequeños tubos plásticos insertados a través de la piel en los vasos sanguíneos para aportar fluidos y medicamentos importantes por vía endovenosa.

  • Vía arterial  -  vía endovenosa especializada colocada en la muñeca u otra área del cuerpo donde se pueda sentir el pulso, que mide la presión sanguínea continuamente durante la cirugía y mientras que su hijo está en la UCI.

  • Sonda nasogástrica (nasogastric, NG)  -  pequeño tubo flexible que permite que el estómago drene el ácido y las burbujas de gas que se puedan haber acumulado durante la cirugía.

  • Catéter urinario  -  pequeño tubo flexible que permite que la orina drene de la vejiga y que mide con precisión cuánta orina produce el cuerpo, lo que a su vez ayuda a determinar si el corazón está funcionando bien. Después de la cirugía, el corazón estará un poco más débil que antes, y, por lo tanto, el cuerpo puede comenzar a retener fluidos, provocando inflamación e hinchazón. Se puede administrar diuréticos para ayudar a los riñones a eliminar el exceso de fluidos del organismo.

  • Tubo torácico  -  se puede insertar un tubo de drenaje para mantener el pecho libre de sangre que de otro modo se acumularía una vez cerrada la incisión. Puede producirse hemorragia durante varias horas e incluso algunos días después de la cirugía.

  • Monitor cardíaco  -  equipo que muestra constantemente una imagen del ritmo del corazón de su hijo, monitorea la frecuencia cardíaca, la presión arterial y otros valores.

Tal vez su hijo necesite otros equipos que no se mencionaron aquí, para ayudarlo mientras esté en la UCI, o después. El personal del hospital le brindará explicación sobre todos los equipos necesarios.

Se evitarán todas las molestias posibles a su hijo mediante diferentes medicamentos, algunos para aliviar el dolor y otros para atenuar la ansiedad. El personal también le pedirá su opinión sobre la mejor manera de calmar y consolar a su hijo.

Una vez que le den el alta de la UCI, su niño se recuperará en otra unidad del hospital durante unos días antes de volver a su casa. Usted aprenderá cómo cuidarlo en su casa antes de que le den el alta. Es posible que su hijo deba tomar medicamentos por un tiempo mientras está en su casa, usted también recibirá información al respecto. El personal le dará instrucciones por escrito sobre los medicamentos, limitaciones de la actividad y citas de seguimiento antes de que den el alta a su hijo.

Cuidado de su hijo en el hogar después de una reparación de la comunicación aurículoventricular

La mayoría de los bebés y niños se siente bastante bien cuando vuelve a su hogar. Se puede recomendar medicamentos contra el dolor, como el acetaminofeno o el ibuprofeno, para que su hijo se sienta bien. El médico de su niño le hablará sobre el control del dolor antes de que su hijo sea dado de alta del hospital.

Con frecuencia, los niños que se alimentan insuficientemente antes de la cirugía tendrán más energía después del período de recuperación y comenzarán a alimentarse mejor y a aumentar de peso más rápidamente. No obstante, es posible que sea necesario darle fórmulas de alto contenido calórico durante varias semanas o meses después de la cirugía para ayudarlos a alcanzar el crecimiento normal. La alimentación por sonda también puede resultar útil hasta que su hijo sea capaz de alimentarse mejor.

Después de la cirugía, los niños más grandes suelen tener bastante tolerancia para realizar actividades. Su hijo puede cansarse con facilidad y dormir más inmediatamente después de la cirugía, pero, a las pocas semanas, estará totalmente recuperado.

Es posible que usted reciba más instrucciones del médico de su hijo y del personal del hospital.

Perspectivas a largo plazo después de la reparación quirúrgica de la comunicación aurículoventricular

Muchos niños que han tenido una reparación de una comunicación aurículoventricular llevarán una vida sana. Con el tiempo, los niveles de actividad, apetito y crecimiento vuelven a lo normal en la mayoría de los niños. El cardiólogo de su hijo puede recomendarle la administración de antibióticos para evitar la endorcarditis bacteriana durante un tiempo específico después de que le den el alta del hospital.

Algunos niños todavía tendrán un cierto grado de anomalía de las válvulas mitral o tricúspide después de la cirugía de reparación de una comunicación aurículoventricular. Esto puede requerir otra operación en el futuro para reparar la válvula o válvulas que no han cerrado adecuadamente.

Los niños con síndrome de Down se beneficiarán con programas especiales que aumenten su desarrollo mental y físico. El médico de su hijo puede ayudarla a encontrar esos programas en su comunidad.

Consulte al médico del niño sobre el pronóstico específico para su hijo.

Reviewed Date: 04-18-2014

Atrioventricular Canal (AV Canal or AVC)

Disclaimer: This information is not intended to substitute or replace the professional medical advice you receive from your child's physician. The content provided on this page is for informational purposes only, and was not designed to diagnose or treat a health problem or disease. Please consult your child's physician with any questions or concerns you may have regarding a medical condition.