Jump to:  A   |   B   |   C   |   D   |   E   |   F   |   G   |   H   |   I   |   J   |   K   |   L   |   M   |   N   |   O   |   P   |   Q   |   R   |   S   |   T   |   U   |   V   |   W   |   X   |   Y

Deficiencia de la Hormona del Crecimiento

Deficiencia de la hormona del crecimiento

¿Qué es la deficiencia de la hormona del crecimiento?

La deficiencia de la hormona del crecimiento (HC o, según sus siglas en inglés, GH) se produce cuando la glándula pituitaria no produce una cantidad suficiente de hormonas del crecimiento. La HC se necesita para estimular el crecimiento de los huesos y de otros tejidos. Esta condición puede aparecer a cualquier edad.

¿Cuáles son las causas de la deficiencia de la HC?

La glándula pituitaria se ubica debajo del cerebro y produce HC. La glándula pituitaria controla al resto de las glándulas endócrinas. La deficiencia de la HC puede producirse por una malformación o un daño en la glándula pituitaria o en el hipotálamo. Este tipo de lesiones pueden producirse antes del parto (conocidas como congénitas, dado que se encuentran presentes al nacer), o durante o después del parto (conocidas como adquiridas).

En algunas instancias, la deficiencia de la HC puede formar parte de un síndrome genético. En muchos casos, se desconoce la causa de la deficiencia de la HC (conocida como idiopática).

¿Cuáles son los síntomas de la deficiencia de la HC?

El síntoma principal de la deficiencia de la HC es un crecimiento notablemente lento (menos de 3.5 cm o aproximadamente 1.4 pulgadas) por año luego del tercer cumpleaños del niño, a pesar de mantener proporciones normales en el cuerpo. El niño con deficiencia de la HC también puede presentar:

  • una cara inmadura, que parece mucho más joven que la de sus pares;

  • una contextura regordeta;

  • problemas con el crecimiento del pelo; y

  • pubertad tardía.

Es menester entender que la deficiencia de la HC no afecta la inteligencia de niño. Los síntomas de la deficiencia de la HC pueden parecerse a los de otros trastornos o problemas médicos. Siempre debe consultar al médico de su hijo para obtener un diagnóstico.

¿Cómo se diagnostica la deficiencia de la HC?

Antes de diagnosticar la deficiencia de la HC, el médico de su hijo debe descartar otros trastornos. Estos incluyen una variación normal de trastornos del crecimiento (baja estatura en la familia) y de otros trastornos (por ejemplo: deficiencia de la hormona tiroidea o enfermedades renales). Además de un examen e historia clínica completos, otros exámenes pueden incluir los siguientes:

  • monitoreo del crecimiento del niño con el tiempo (generalmente durante al menos 3 meses);

  • exámenes de sangre; y

  • una imagen especial del cerebro para detectar posibles anomalías, especialmente en la zona del hipotálamo y de la glándula pituitaria.

¿Cómo se trata la deficiencia de la HC?

El médico de su hijo determinará el tratamiento específico para la deficiencia de la HC junto con un endocrinólogo pediátrico.

Una vez que se diagnosticó la deficiencia de la HC, el tratamiento incluye inyecciones diarias de hormonas de crecimiento humano. Aunque a menudo los resultados se ven a los 3 o 4 meses de empezado el tratamiento, la terapia puede continuar durante algunos años, normalmente hasta la finalización del crecimiento en la última etapa del a pubertad. Mientras más rápido comience el tratamiento para la deficiencia de la HC, más posibilidades existen de que el niño alcance una altura adulta normal o casi normal según su patrón familiar. Sin embargo, no todos los niños responden positivamente al tratamiento con hormonas de crecimiento. Recuerde que la terapia de HC no hace que una persona sea más alta que sus padres, sino que ayuda a los niños que realmente tienen deficiencias de la HC a alcanzar una altura consistente con su potencial genético. Por consiguiente, los niños sin problemas que simplemente son más bajo de lo que socialmente se desea no deben recibir terapia de HC.

Reviewed Date: 08-21-2014

Growth Hormone Deficiency

Disclaimer: This information is not intended to substitute or replace the professional medical advice you receive from your child's physician. The content provided on this page is for informational purposes only, and was not designed to diagnose or treat a health problem or disease. Please consult your child's physician with any questions or concerns you may have regarding a medical condition.