Jump to:  A   |   B   |   C   |   D   |   E   |   F   |   G   |   H   |   I   |   J   |   K   |   L   |   M   |   N   |   O   |   P   |   Q   |   R   |   S   |   T   |   U   |   V   |   W   |   X   |   Y

Feocromocitoma

Feocromocitoma

¿Qué es un feocromocitoma?

Un feocromocitoma es un tumor que secreta las hormonas epinefrina y norepinefrina. Estas hormonas regulan la frecuencia cardíaca y la presión arterial, entre otras funciones. Los feocromocitomas ocurren con más frecuencia en adultos entre las edades de 20 y 50 años. Los niños constituyen el 10 por ciento de personas afectadas que generalmente desarrollan síntomas entre las edades de 6 y 14 años.

¿Qué causa un feocromocitoma?

Muchos son los factores que contribuyen al desarrollo de un feocromocitoma. En la mayoría de los casos, tanto factores genéticos como ambientales tienen que ver. Cerca del 25 por ciento de los casos son parte de un síndrome hereditario. El feocromocitoma puede ocurrir solo o en combinación con otros trastornos. Los siguientes son los trastornos que más comúnmente se asocian con el feocromocitoma:

  • Neurofibromatosis

  • Enfermedad de Von Hippel-Lindau

  • Síndromes de neoplasia endocrina múltiple (MEN)

¿Cuáles son los síntomas de un feocromocitoma?

El síntoma más común de un feocromocitoma es alta presión arterial, que algunas veces es extrema. Cada persona puede experimentar los síntomas de manera diferente. Otros síntomas pueden incluir:

  • Pulso rápido

  • Palpitaciones del corazón

  • Cefalea

  • Mareos

  • En niños, subir poco de peso a pesar de tener buen apetito

  • Náuseas

  • Vómitos

  • Dolor o distensión abdominal 

  • Color pálido de la piel

  • Piel fría y húmeda

  • Sudoración

Los síntomas de un feocromocitoma pueden parecerse a otras afecciones o problemas médicos. Siempre consulte con su médico para un diagnóstico.

¿Cómo se diagnostica un feocromocitoma?

Además de un historial médico completo y un examen físico, los procedimientos de diagnóstico para el feocromocitoma pueden incluir los siguientes:

  • Análisis de sangre y orina. Estos análisis miden los niveles hormonales.

  • Tomografía computarizada (llamada también TC o TAC). Un procedimiento de diagnóstico por imagen que utiliza una combinación de rayos X y tecnología computarizada para producir imágenes horizontales, o axiales (llamadas con frecuencia cortes) del cuerpo. Una TC muestra imágenes detalladas de cualquier parte del cuerpo, incluyendo los huesos, los músculos, la grasa y los órganos. Las TC son más detalladas que las radiografías generales. Su médico puede también considerar una resonancia magnética (RNM) como la prueba inicial de diagnóstico. 

  • Examen con isótopo radioactivo. Este examen utiliza sustancias radioactivas introducidas en el cuerpo para crear una imagen de la glándula suprarrenal en funcionamiento.

  • Pruebas genéticas. Cualquier niño que tenga un feocromocitoma debe ser considerado para una evaluación genética como una posible causa. 

Tratamiento para el feocromocitoma

El tratamiento específico para el feocromocitoma será determinado por su médico según lo siguiente:

  • Edad, estado general de salud e historial médico

  • La extensión de la enfermedad

  • El tipo de enfermedad

  • Su tolerancia a medicamentos específicos, procedimientos o terapias

  • Las expectativas respecto de la evolución de la enfermedad

  • Su opinión o preferencia

El tratamiento para el feocromocitoma generalmente involucra la extirpación del tumor. Sin embargo, antes de extirpar el tumor, su médico puede recetar medicamentos para controlar la alta presión arterial. Los niños pueden tener varios tumores. Antes de la cirugía podría requerirse una evaluación exhaustiva para localizarlos.

Se puede requerir seguimiento médico continuo para monitorear el desarrollo de futuros tumores.

Los familiares también pueden querer considerar pruebas genéticas para descartar la presencia de los tumores, ya que los factores genéticos pueden tener que ver en algunos casos.

Reviewed Date: 09-03-2014

Pheochromocytoma

Disclaimer: This information is not intended to substitute or replace the professional medical advice you receive from your child's physician. The content provided on this page is for informational purposes only, and was not designed to diagnose or treat a health problem or disease. Please consult your child's physician with any questions or concerns you may have regarding a medical condition.