Jump to:  A   |   B   |   C   |   D   |   E   |   F   |   G   |   H   |   I   |   J   |   K   |   L   |   M   |   N   |   O   |   P   |   Q   |   R   |   S   |   T   |   U   |   V   |   W   |   X   |   Y

Diabetes de Tipo 1

Diabetes tipo 1 en niños

El tipo más común de diabetes en niños es la diabetes tipo 1. De hecho, según la Asociación estadounidense de diabetes, la diabetes tipo 1 es una de las enfermedades crónicas más comunes en los niños. La diabetes tipo 1 representa el 5 % de todos los casos diagnosticados de diabetes en los EE. UU.

¿Qué es la diabetes tipo 1?

La diabetes tipo 1 también se conoce con otros nombres, entre ellos:

  • diabetes mellitus insulinodependiente ("IDDM", por sus siglas en inglés);

  • diabetes juvenil;

  • diabetes inestable;

  • diabetes del azúcar.

Hay dos clases de diabetes tipo 1:

  • Diabetes idiopática tipo 1. Esta se refiere a formas raras de la enfermedad sin causa conocida.

  • Diabetes mediada por el sistema inmunitario. Un trastorno autoinmune en el cual el sistema inmunitario del cuerpo destruye, o trata de destruir, las células pancreáticas que producen insulina.

La diabetes mediada por el sistema inmunitario es la forma más común de la diabetes tipo 1 y, por lo general, se conoce como diabetes tipo 1.

¿Qué causa la diabetes tipo 1?

Se desconoce la causa de la diabetes tipo 1. Sin embargo, se cree que las personas heredan una tendencia a desarrollar la enfermedad, y que algún desencadenante externo puede estar involucrado. La diabetes tipo 1 se produce por la incapacidad del cuerpo de producir insulina, la hormona que permite el paso de la glucosa a las células del cuerpo para proporcionar energía. Es el resultado de un proceso autOinmune en el cual el sistema inmunitario del cuerpo ataca y destruye las células pancreáticas que producen insulina.

Cuando la glucosa no puede ingresar a las células, no las nutre y se acumula en la sangre. Las personas con diabetes tipo 1 deben inyectarse insulina todos los días y controlar regularmente sus niveles de azúcar en sangre.

¿Cuáles son los síntomas de la diabetes tipo 1?

La diabetes tipo 1 suele aparecer súbitamente. En los niños, los síntomas de la diabetes tipo 1 pueden parecerse a los de la gripe. Los siguientes son los síntomas más comunes de la diabetes tipo 1. Sin embargo, cada niño puede experimentar los síntomas de manera diferente. Según la Academia estadounidense de pediatría, los síntomas más comunes pueden incluir:

  • niveles elevados de azúcar en sangre, cuando se la examina;

  • niveles elevados de azúcar en la orina, cuando se la examina;

  • sed inusual;

  • deshidratación;

  • micción frecuente (un bebé puede necesitar cambios más frecuentes de pañal; un niño que ya sabe ir al baño solo puede comenzar a orinarse encima o a mojar la cama);

  • apetito intenso pero reducción de peso (puede observarse falta de apetito en niños más pequeños);

  • visión borrosa;

  • náuseas y vómitos;

  • dolor abdominal;

  • debilidad y fatiga;

  • irritabilidad y cambios del estado de ánimo;

  • sarpullido del pañal grave que no responde al tratamiento;

  • aliento con olor a frutas y respiración rápida;

  • candidosis vaginal en las niñas.

Los síntomas de la diabetes tipo 1 pueden parecerse a los de otros problemas o afecciones. Siempre debe consultar a su médico para obtener un diagnóstico.

¿Qué puede esperarse de la diabetes tipo 1?

La diabetes tipo 1 puede causar lo siguiente:

  • Hiperglucemia (niveles altos de azúcar en sangre). Esto ocurre cuando el azúcar en sangre es demasiado alto y puede ser una señal de que la diabetes no está bien controlada.

  • Cetoacidosis (coma diabético). Una pérdida de la consciencia debido a una diabetes no tratada o mal tratada.

  • Hipoglucemia (niveles bajos de azúcar en sangre, a veces llamada reacción a la insulina). Esto ocurre cuando el azúcar en sangre es demasiado bajo.

Las complicaciones de la diabetes tipo 1 incluyen:

  • enfermedades cardíacas;

  • enfermedades renales;

  • problemas en los ojos;

  • neuropatía (enfermedad de los nervios);

  • problemas en los pies.

Tratamiento para la diabetes tipo 1

Los niños con diabetes tipo 1 deben recibir inyecciones diarias de insulina para mantener el nivel de azúcar en sangre dentro de los parámetros normales. El médico de su hijo determinará el tratamiento específico para la diabetes tipo 1 según lo siguiente:

  • la edad, el estado general de salud y la historia clínica de su hijo;

  • el alcance de la enfermedad;

  • la tolerancia de su hijo a determinados medicamentos, procedimientos o terapias;

  • las expectativas para el curso de la enfermedad;

  • su opinión o preferencia.

El tratamiento puede incluir lo siguiente:

  • alimentos adecuados (para controlar el nivel de azúcar en sangre);

  • ejercicio (para disminuir el azúcar en sangre y ayudar al cuerpo a utilizarlo);

  • pruebas de sangre regulares (para controlar los niveles de azúcar en sangre), según lo indique el médico de su hijo;

  • pruebas de orina regulares (para controlar los niveles de cuerpos cetónicos), según lo indique el médico de su hijo.

Cómo ayudar a su hijo a sobrellevar la diabetes tipo 1

Dependiendo de la edad de su hijo, un diagnóstico de diabetes tipo 1 puede ser devastador. El niño pequeño puede no comprender totalmente todos los cambios de vida que pueden ocurrir debido al diagnóstico, como el control de la glucosa y las inyecciones de insulina. Después del diagnostico de diabetes tipo 1, los niños pueden sentir:

  • que se los está castigando;

  • culpa;

  • miedo a morir;

  • hostilidad hacia los padres.

Aunque un niño a quien se le ha diagnosticado diabetes tipo 1 requiere atención médica supervisada, los padres deben evitar ser sobreprotectores. El apoyo de los padres, el autocontrol de la diabetes por parte del niño y el inicio de los cuidados a una edad adecuada, promoverán una mejora de la autoestima y la independencia.

Reviewed Date: 02-06-2014

Type 1 Diabetes in Children

Disclaimer: This information is not intended to substitute or replace the professional medical advice you receive from your child's physician. The content provided on this page is for informational purposes only, and was not designed to diagnose or treat a health problem or disease. Please consult your child's physician with any questions or concerns you may have regarding a medical condition.