Jump to:  A   |   B   |   C   |   D   |   E   |   F   |   G   |   H   |   I   |   J   |   K   |   L   |   M   |   N   |   O   |   P   |   Q   |   R   |   S   |   T   |   U   |   V   |   W   |   X   |   Y

Apendicitis

Apendicitis en niños

¿Qué es la apendicitis?

La apendicitis es una inflamación dolorosa del apéndice (una bolsa estrecha, en forma de dedo, que se ramifica del intestino grueso). Los médicos no están realmente seguros de qué hace el apéndice, pero su eliminación no es perjudicial. La apendicitis es la causa más común de cirugía de emergencia en la infancia.

Ilustración de la anatomía del sistema digestivo, adulto
Haga clic en la imagen para agrandarla

¿Qué causa la apendicitis?

La apendicitis ocurre cuando el interior del apéndice se llena de algo que hace que se inflame, como mucosidad, heces o parásitos. El apéndice entonces se irrita e inflama. El suministro de sangre al apéndice se corta a medida aumenta la inflamación e irritación. El flujo de sangre adecuado es necesario para que una parte del cuerpo permanezca saludable. Cuando se reduce el flujo de sangre, el apéndice comienza a morir. La ruptura (o perforación) ocurre a medida se desarrollan agujeros en las paredes del apéndice, permitiendo que las heces, mucosidad y otras sustancias se filtren a través de ellos y lleguen al interior del abdomen. Una infección dentro del abdomen conocida como peritonitis ocurre cuando el apéndice se perfora.

¿Cuáles son los factores de riesgo para la apendicitis?

La apendicitis afecta a 1 en 1,000 personas que viven en los EE.UU. y es una razón común para que un niño necesite cirugía abdominal de emergencia. La mayoría de casos de apendicitis ocurren entre las edades de 10 y 30 años.

¿Por qué la apendicitis es una preocupación?

Un apéndice irritado puede rápidamente convertirse en un apéndice infectado y perforado, algunas veces en horas. Un apéndice perforado puede poner en riesgo la vida. Cuando el apéndice se perfora, las bacterias infectan los órganos dentro de la cavidad abdominal, causando peritonitis. La infección bacteriana puede propagarse muy rápidamente y resultar difícil tratarla si el diagnóstico se retrasa.

¿Cuáles son los síntomas de la apendicitis?

Los siguientes son los síntomas más comunes de la apendicitis. Sin embargo, cada niño puede experimentar los síntomas de manera diferente. Los síntomas pueden incluir:

  • Dolor en el abdomen que.

    • Puede comenzar en el área alrededor del ombligo, y moverse sobre el lado derecho inferior del abdomen, pero también puede comenzar en el lado inferior derecho del abdomen.

    • Generalmente, aumenta en severidad a medida pasa el tiempo.

    • Puede empeorar al moverse, tomar respiraciones profundas, ser tocado, y toser o estornudar.

    • Se puede propagar en todo el abdomen si el apéndice se rompe.

  • Náuseas y vómitos

  • Pérdida del apetito

  • Fiebre y escalofríos

  • Cambios en la conducta

  • Diarrea o estreñimiento

¿Cuándo debe llamar al proveedor de atención médica de su hijo?

Ya que un apéndice infectado puede romperse y ser un problema que ponga en riesgo la vida, llame a su proveedor de atención médica o vaya de inmediato a la sala de emergencia si cree que su hijo tiene apendicitis.

¿Cómo se diagnostica la apendicitis?

Además de un historial médico completo y examen físico, los procedimientos de diagnóstico para la apendicitis pueden incluir los siguientes:

  • Ultrasonido abdominal. Una técnica de diagnóstico por imagen que utiliza ondas sonoras de alta frecuencia y una computadora que crea imágenes de los vasos sanguíneos, tejidos y órganos. Los ultrasonidos son utilizados para ver órganos internos y su función, y para evaluar el flujo de la sangre a través de los vasos sanguíneos.

  • Tomografía computarizada del abdomen, con o sin contraste (llamada también un CT o CAT). Un procedimiento de diagnóstico por imagen que utiliza una combinación de rayos X y tecnología computarizada para producir imágenes horizontales, o axiales (llamadas con frecuencia rebanadas) del cuerpo. Un CT muestra imágenes detalladas de cualquier parte del cuerpo, incluyendo los huesos, músculos, grasa y órganos. Las CT son más detalladas que los rayos X generales.

Otras pruebas pueden incluir:

  • Pruebas de sangre. Estas pruebas evalúan la infección, o determinan si hay algún problema con otros órganos abdominales, como el hígado o el páncreas.

  • Análisis de orina. Esta prueba detecta una infección de la vejiga o riñón, que pueden enmascarar los síntomas de la apendicitis.

Los síntomas de la apendicitis pueden parecerse a otras condiciones o problemas médicos. Consulte con su proveedor de atención médica para un diagnóstico.

Tratamiento para la apendicitis

El tratamiento específico para la apendicitis será determinado por su proveedor de atención médica con base en:

  • La extensión del problema

  • La edad, salud global e historial médico de su hijo

  • La opinión del cirujano y otros proveedores de atención médica involucrados en la atención del niño

  • La tolerancia de su hijo a medicamentos específicos, procedimientos o terapias

  • Las expectativas del curso del problema

  • Su opinión y preferencia

Debido a la probabilidad de que el apéndice se rompa y cause una infección severa que ponga en riesgo la vida, los proveedores de atención médica recomendarán que el apéndice sea eliminado con una operación.

El apéndice se puede eliminar en dos maneras:

  • Método abierto. Bajo anestesia, se hace una incisión en el lado inferior derecho del abdomen. El cirujano encuentra el apéndice y lo elimina. Si el apéndice se ha perforado, se puede colocar un pequeño tubo de drenaje para dejar que drenen la pus y otros fluidos que están en el abdomen. El tubo se retirará en unos pocos días, cuando el cirujano cree que la infección abdominal ha disminuido.

  • Método laparoscópico. Este procedimiento utiliza varias incisiones pequeñas y una cámara llamada laparoscopio para mirar dentro del abdomen durante la operación. Bajo anestesia, los instrumentos que el cirujano utiliza para eliminar el apéndice se colocan a través de una o varias pequeñas incisiones, y el laparoscopio se coloca a través de otra incisión. Generalmente, este método no se realiza si el apéndice se ha perforado.

Ilustración de la apendicectomía
Haga clic en la imagen para agrandarla

Después de la cirugía, a los niños no se les permite comer ni beber nada durante un periodo especificado de tiempo para que los intestinos se curen. Se dan fluidos en el torrente sanguíneo mediante pequeños tubos plásticos llamados IV hasta que a su hijo se le permita comenzar a tomar líquidos. Su hijo también recibirá antibióticos y medicamentos a través de los IV para ayudarle a sentirse cómodo. Eventualmente, a los niños se les permitirá tomar líquidos claros (como agua, bebidas deportivas como Gatorade o PowerAde, o jugo de manzana), y luego gradualmente avanzar a alimentos sólidos.

Los proveedores de atención médica pueden recomendar tratamiento no operativo de un apéndice perforado si contiene un absceso y el niño está estable. En algunos casos en los cuales el apéndice se ha perforado y formado un absceso localizado, un proveedor de atención médica puede recomendar que el apéndice no sea eliminado de inmediato. En su lugar, su hijo puede recibir tratamiento con antibióticos intravenosos dados a través de un catéter intravenoso llamado catéter central insertado periféricamente o línea PICC durante 10 a 14 días. Esto se puede hacer junto con CT o drenaje guiado por ultrasonido de los abscesos. Esto permite que se resuelva la infección y el proceso inflamatorio. Su hijo entonces se someterá a una apendicectomía de intervalo electiva (planificada) de 6 a 8 semanas después.

Un niño cuyo apéndice está perforado tendrá que permanecer en el hospital más tiempo que el niño cuyo apéndice se eliminó antes de que se perforara. Algunos niños necesitarán tomar antibióticos por la boca durante un periodo de tiempo especificado por el proveedor de atención médica después de que se vaya a casa.

¿Qué pasa después de que mi hijo deja el hospital?

Su proveedor de atención médica recomendará generalmente que su hijo no levante pesas, no juegue deportes de contacto ni juegos bruscos durante varias semanas después de la operación. Su todavía está en su lugar un dreno cuando su hijo se va a casa, no debe tomar un baño de tina ni ir a nadar sino hasta que el dreno se haya retirado.

Su hijo puede necesitar tomar antibióticos en la casa para ayudarle a combatir la infección en el abdomen.

A usted se le dará una receta para medicamentos contra el dolor para que su hijo los tome en casa para ayudarle a sentirse cómodo. Algunos medicamentos para el dolor pueden hacer que el niño se estriña, así que pregúntele a su proveedor de atención médica o farmacéutico sobre cualquier efecto secundario que el medicamento pueda tener. Desplazarse después de la cirugía en lugar de permanecer en cama puede ayudar a prevenir el estreñimiento. Tomar jugos de fruta y comer frutas, cereales y pan integrales y vegetales después de avanzar a alimentos sólidos, también puede ayudar con el estreñimiento.

La mayoría de niños a quienes se les ha eliminado el apéndice no tendrán problemas de largo plazo.

Reviewed Date: 04-15-2014

Appendicitis in Children

Disclaimer: This information is not intended to substitute or replace the professional medical advice you receive from your child's physician. The content provided on this page is for informational purposes only, and was not designed to diagnose or treat a health problem or disease. Please consult your child's physician with any questions or concerns you may have regarding a medical condition.