Jump to:  A   |   B   |   C   |   D   |   E   |   F   |   G   |   H   |   I   |   J   |   K   |   L   |   M   |   N   |   O   |   P   |   Q   |   R   |   S   |   T   |   U   |   V   |   W   |   X   |   Y

Cólico

Cólicos

¿Qué es un cólico?

Los cólicos son un problema que afecta a algunos bebés durante los primeros tres a cuatro meses de vida. Se define por la "regla de tres": llorar al menos 3 horas al día, más de 3 días a la semana y durante 3 semanas o más. Esto puede ser muy estresante para los padres y producirles gran frustración. El cólico generalmente comienza de forma repentina, con llanto fuerte y continuo.

¿Qué causa el cólico?

Los proveedores de atención médica no están seguros sobre qué causa el cólico. Existen diversas teorías acerca de por qué el cólico puede o no ocurrir, y se incluyen las siguientes:

  • Temperamento del niño y su adaptación al mundo. Los recién nacidos también deben adaptarse al mundo en el que están viviendo. No todos los bebés tienen el mismo temperamento. Algunos se adaptan a las luces, a los ruidos fuertes y a todos los estímulos a su alrededor sin dificultad, mientras que otros no pueden adaptarse con tanta facilidad. Al igual que los adultos, algunos bebés son tranquilos y otros son impacientes. El llanto puede ser una de las maneras que tiene el bebé para manifestar sus sentimientos a medida que se va adaptando al mundo.

  • Incapacidad para calmarse. Algunos bebés parecen ser excesivamente sensibles a los estímulos y no pueden calmarse por sí mismos. A medida que el bebé crece, puede regular de mejor manera su sistema nervioso inmaduro. Cuando esto pasa, los cólicos desaparecen.

  • Sensibilidad excesiva a los gases. Aunque algunas personas piensan que los gases pueden ser los que producen los cólicos, hay pocas pruebas de que esto sea así. De hecho, el tratamiento de los gases no tiene efectos sobre los cólicos. Los médicos no creen que los bebés con cólicos produzcan más gases que otros. Si un bebé con cólicos parece tener más gases que otros bebés, probablemente se deba a que traga más aire a la vez que llora durante períodos prolongados.

  • Alergia a la leche. Las alergias a la leche pueden causar dolor abdominal, pero generalmente también causan diarrea. Un bebé que no puede tolerar la leche de vaca y responde a un cambio a fórmula puede tener una alergia a la leche. No obstante, no hay evidencia de que el cambio a una fórmula no láctea tenga algún efecto sobre los cólicos.

¿Cuáles son los síntomas de los cólicos?

Un niño que siempre está bien, pero llora o se pone quisquilloso durante varias horas al día, especialmente de las 6 p.m. hasta la medianoche, sin razón aparente, puede tener cólicos. Además, los bebés con cólicos pueden eructar frecuentemente o eliminar cantidades importantes de gases, pero se cree que esto se debe a que tragan aire mientras lloran, y esos gases no producen los cólicos. El rostro puede enrojecerse. El abdomen puede estar tenso y las piernas dobladas contra el abdomen. Es posible que las manos estén contraídas.

Los síntomas del cólico pueden parecerse a los de otros trastornos o problemas médicos. Siempre consulte al proveedor de atención médica de su hijo para obtener un diagnóstico.

¿Quién está en riesgo de tener cólicos?

Todas las familias están en riesgo de tener un bebé con cólicos. Todos los bebés tienen igual riesgo de desarrollar cólicos, sin importar su sexo, raza o clase socioeconómica.

¿Por qué el cólico es una preocupación?

El cólico se puede volver una preocupación debido a las siguientes razones:

  • es estresante y frustrante para los padres;

  • los padres y el bebé pierden el sueño;

  • el bebé puede ser sobrealimentado en un intento por parar el llanto.

Los bebés con cólicos generalmente crecen y aumentan de peso adecuadamente, a pesar de ponerse quisquillosos o irritables, tener gases y perder el sueño.

¿Cómo se diagnostica o evalúa un cólico?

Un proveedor de atención médica examinará a su hijo y obtendrá la historia clínica. Pueden realizarse preguntas acerca de cuánto y con qué frecuencia llora su bebé, si ha notado algo que parece desencadenar el llanto y qué medidas para calmarlo son efectivas, si las hubiera. Pueden realizarse exámenes de sangre y radiografías u otras pruebas de diagnóstico por imágenes para determinar si hay otros problemas presentes.

¿Cuándo debo comunicarme con un médico?

Antes de asumir que su hijo tiene cólicos, debe buscar otros signos de la enfermedad. Estos pueden incluir, entre otros, los siguientes:

  • no succiona ni bebe bien del biberón;

  • bebe menos leche de lo normal;

  • tiene vómitos;

  • tiene diarrea;

  • se pone más irritable cuando se lo toca o se lo sostiene;

  • llora con sonidos extraños;

  • tiene un cambio en la frecuencia respiratoria o el esfuerzo;

  • está más somnoliento o perezoso de lo normal.

Comuníquese con el proveedor de atención médica de su hijo si nota alguno de estos síntomas o si su bebé llora excesivamente. El proveedor de atención médica de su hijo examinará a su hijo para asegurarse de que no haya otros problemas que podrían causar síntomas parecidos al cólico.

¿Cómo pueden los padres lidiar con los cólicos?

Aprender a interpretar el llanto de su bebé puede ser útil para lidiar con los cólicos. No les lleva mucho tiempo a los padres y los bebés acostumbrarse el uno al otro. Recuerde que los bebés llorarán durante cierto tiempo, diariamente, bajo circunstancias normales.

Lo que funciona para un bebé podría no funcionar para otro. Otras sugerencias incluyen las siguientes:

  • Asegúrese de que su bebé no esté hambriento, pero no lo obligue a comer si no está interesado en el biberón o el pecho.

  • Cambie la posición de su bebé. Siéntelo o acuéstelo. Deje la cara del bebé hacia delante si lo está cargando frente a su pecho. A los bebés les gusta tener diferentes vistas del mundo.

  • Permítale a su bebé ver cosas interesantes: formas, colores, texturas y tamaños diferentes. Hable con su bebé. Cántele suavemente.

  • Meza a su bebé.

  • Camine con su bebé.

  • Envuelva a su bebé con una manta.

  • Coloque al bebé en un columpio para bebés y mézalo suavemente.

  • Deje que su bebé repose sobre su panza o su regazo y frótele suavemente su espalda.

  • De una vuelta en el auto. El movimiento del auto con frecuencia tranquiliza a los bebés.

  • Trate de usar algo en la habitación de su bebé que haga un sonido repetitivo, como un ventilador, un reloj despertador mecánico o CD de latidos del corazón. El sonido de una aspiradora o lavadora también puede tranquilizar a un bebé quisquilloso.

  • Sostenga y abrace a su bebé. Los bebés no se malcrían por recibir mucha atención. Sin embargo, pueden tener problemas más tarde en sus vidas si son ignorados y no se satisfacen sus necesidades cuando son bebés.

  • Intente utilizar un chupete.

  • Permita que un familiar adulto o amigo (o una niñera responsable) cuide a su bebé de vez en cuando para que usted pueda tomar un descanso. Cuidarse y disminuir el nivel de estrés puede ayudarle a usted y al bebé.

¿Cuál es la perspectiva a largo plazo para un niño con cólicos?

Los síntomas del cólico generalmente se solucionan cuando el bebé tiene 4 meses de edad pero pueden durar hasta los 6 meses. Consulte al proveedor de atención médica de su hijo para obtener más información.

Reviewed Date: 04-15-2014

Colic

Disclaimer: This information is not intended to substitute or replace the professional medical advice you receive from your child's physician. The content provided on this page is for informational purposes only, and was not designed to diagnose or treat a health problem or disease. Please consult your child's physician with any questions or concerns you may have regarding a medical condition.