Jump to:  A   |   B   |   C   |   D   |   E   |   F   |   G   |   H   |   I   |   J   |   K   |   L   |   M   |   N   |   O   |   P   |   Q   |   R   |   S   |   T   |   U   |   V   |   W   |   X   |   Y

Lymphadenopathy in Children

Lymphadenopathy in Children

¿Qué es la linfadenopatía?

La linfadenopatía es el término para la inflamación de los ganglios linfáticos o glándulas. Estas son las glándulas en forma de frijol en el cuello, las axilas, la ingle, el pecho y el abdomen. Actúan como filtros del líquido linfático a medida que fuje a lo largo del cuerpo. La linfadenopatía puede producirse en una sola área del cuerpo, como el cuello. O puede afectar a los ganglios linfáticos de todo el cuerpo. Los ganglios linfáticos cervicales, que se encuentran en el cuello, son el sitio más común de linfadenopatía.

Casi todos los niños tendrán linfadenopatía en algún momento. Esto se debe a que el agrandamiento de las glándulas ocurre a menudo en los casos de infecciones virales o bacterianas, como los resfriados, la gripe, o la faringitis estreptocócica.

¿Qué causa la linfadenopatía?

El sistema linfático es parte del sistema inmunológico. El sistema inmunológico combate las infecciones y otras enfermedades. Las células y el líquido se acumulan en los ganglios linfáticos para ayudar a combatir la infección o enfermedad. Esto causa el agradamiento de los ganglios linfáticos.

Los ganglios linfáticos agrandados se encuentran, a menudo, cerca de la fuente de infección, por lo que su ubicación puede ayudar a determinar la causa. Por ejemplo, un bebé con una infección del cuero cabelludo puede tener ganglios linfáticos agrandados en la parte posterior del cuello. O ganglios linfáticos inflamados alrededor de la mandíbula pueden ser un signo de una infección en los dientes o la boca. Pero linfadenopatía también puede afectar a los ganglios linfáticos de todo el cuerpo. Esto es común en algunas enfermedades virales, tales como la mono (mononucleosis infecciosa) o la varicela.

Otras causas son las siguientes:

  • Infecciones causadas por virus o bacterias
  • Infección de un ganglio linfático o un pequeño grupo de nodos
  • Cáncer, aunque otros síntomas están a menudo presentes
  • Reacciones a los medicamentos, tales como algunos antibióticos y para las convulsiones
  • La artritis juvenil y muchas otras condiciones articulares que afectan a los niños

¿Cuáles son los síntomas de la linfadenopatía?

En los niños, es normal poder sentir algunos ganglios linfáticos en forma de bultos pequeños y movibles debajo de la piel. Pero si los ganglos se hacen más grandes de lo normal, su hijo puede tener una infección u otro problema. Los síntomas más comunes incluyen:

  • Bultos debajo de la mandíbula, a los lados o parte posterior del cuello o en las axilas, la ingle, el pecho o el abdomen
  • Dolor o sensibilidad en el área.
  • Enrojecimiento o calor en el área.

Dependiendo de la causa, otros síntomas pueden incluir:

  • Fiebre
  • Síntomas respiratorios tales como dolor de garganta, congestión y tos
  • Poco apetito
  • Dolores en el cuerpo
  • Dolor de cabeza
  • Cansancio

Los síntomas de linfadenopatía pueden parecerse a los de otros problemas de salud. Asegúrese de que su hijo consulte a su proveedor de atención médica para tener un diagnóstico.

¿Cómo se diagnostica la linfadenopatía?

El proveedor de atención médica de su hijo le formulará varias preguntas acerca de los antecedentes de salud de su hijo y sus síntomas actuales. Por ejemplo, le preguntará si su hijo ha estado en contacto con otros con infecciones como la faringitis estreptocócica. O puede preguntarle si su hijo ha estado alrededor de un gato joven. Esto se debe a que un rasguño puede causar el agrandamiento de los ganglios linfáticos en una afección leve llamada enfermedad por arañazo de gato. Revisará su hijo, mirando de cerca las zonas en las que se encuentran los ganglios linfáticos agrandados. El médico tiene que comprobar el tamaño y la ubicación de los ganglos. También querrá saber cuánto tiempo han estado hinchados y si son dolorosos. Es posible que su hijo deba ver a un especialista. También es posible que necesite realizar algunas pruebas de diagnóstico. Pueden incluir lo siguiente:

  • Análisis de laboratorio. Un hemograma llamado CBC. Un hemograma comprueba los glóbulos rojos y blancos de la sangre, las células de coagulación de la sangre y, a veces, glóbulos rojos jóvenes. También es posible que le hagan otros análisis de sangre y de orina.
  • Radiografía de tórax. Imágenes del tórax para comprobar la presencia de ganglios linfáticos agrandados u otros problemas.
  • Biopsia de los ganglios linfáticos Después de 3 a 4 semanas, se pueden analizar los ganglios linfáticos agrandados mediante una biopsia. Se toman muestras de tejido de los ganglios linfáticos y se examinan bajo un microscopio.

Es posible que a su hijo deba verlo un cirujano para hacer la biopsia. Se lo puede derivar a especialistas en enfermedades de la sangre y el cáncer. Estos pueden incluir un hematólogo pediátrico y un oncólogo. 

¿Cómo se trata la linfadenopatía?

El tratamiento de los ganglios linfáticos agrandados depende de la causa. Los ganglios linfáticos agrandados son a menudo inofensivos y desaparecen sin ningún tratamiento. El tratamiento puede incluir lo siguiente:

  • Antibióticos para tratar una infección bacteriana subyacente, como la faringitis estreptocócica o infecciones del oído o de la piel
  • Antibióticos y drenaje de los ganglios linfáticos en el caso de infección de un ganglio linfático o un pequeño grupo de ganglios
  • Un examen de seguimiento para volver a comprobar los ganglios linfáticos agrandados después de esperar 3 a 4 semanas
  • Otros medicamentos o procedimientos para tratar otras afecciones que causan ganglios agrandados
  • La derivación a especialistas para la incisión o drenaje, o más exámenes, pruebas de diagnóstico y tratamiento

¿Cuáles son las complicaciones de la linfadenopatía?

La linfadenopatía es la respuesta normal del cuerpo a las infecciones y otras enfermedades. Hacer caso omiso de los ganglios linfáticos agrandados puede retrasar el tratamiento de una infección grave u otra enfermedad.

¿Cuándo debo llamar al proveedor de atención médica de mi hijo?

Llame al proveedor de atención médica de su hijo:

  • Nota bultos debajo de la mandíbula de su hijo, a los lados del cuello, en la parte posterior del cuello, en las axilas o en la ingle
  • Los ganglios linfáticos en su hijo continúan siendo más grandes de lo normal, incluso después de que su hijo consulte a su proveedor de atención médica

Puntos clave sobre la linfadenopatía

  • La linfadenopatía es el término para la inflamación o hinchazón de los ganglios linfáticos.
  • Los ganglios linfáticos son parte del sistema inmunológico y ayudan a combatir las infecciones y otras enfermedades. Se agrandan cuando el cuerpo está luchando contra una infección u otras enfermedades.
  • Ya que los ganglios linfáticos agrandados se encuentran, a menudo, cerca de la fuente de infección, su ubicación puede ayudar a determinar la causa.
  • El diagnóstico de la linfadenopatía con frecuencia se basa en la presencia de otras afecciones, tales como una infección.
  • Por lo general, el tratamiento depende de la causa de la linfadenopatía.
  • Hacer caso omiso de la linfadenopatía puede retrasar el tratamiento de una infección grave u otra enfermedad.

Próximos pasos

Consejos para ayudarle a aprovechar al máximo una visita al proveedor de atención médica de su hijo:

  • Tenga en mente la razón de la visita y qué desea que suceda.
  • Antes de su visita, escriba las preguntas que quiere hacerle.
  • En la visita, escriba el nombre de un diagnóstico nuevo y de todos los medicamentos, tratamientos o análisis nuevos. Además escriba todas las instrucciones nuevas que le dé el proveedor para su hijo.
  • Pregunte por qué se se indica un medicamento o tratamiento nuevo, y cómo ayudará a su hijo. Además, consulte cuáles serán los efectos secundarios.
  • Pregunte si la afección de su hijo se puede tratar de otras maneras.
  • Infórmese de por qué un análisis o procedimiento se recomienda y qué podrían significar los resultados.
  • Consulte qué puede ocurrir si su hijo no toma el medicamento o no se hace un análisis o procedimiento.
  • Si su hijo tiene una cita de control, anote la fecha, la hora y el propósito de esa visita.
  • Averigüe cómo puede comunicarse con el proveedor de su hijo después del horario de consultorio. Es importante por si su hijo se enferma y usted necesita hacer preguntas o pedir un consejo.

Disclaimer: This information is not intended to substitute or replace the professional medical advice you receive from your child's physician. The content provided on this page is for informational purposes only, and was not designed to diagnose or treat a health problem or disease. Please consult your child's physician with any questions or concerns you may have regarding a medical condition.