Jump to:  A   |   B   |   C   |   D   |   E   |   F   |   G   |   H   |   I   |   J   |   K   |   L   |   M   |   N   |   O   |   P   |   Q   |   R   |   S   |   T   |   U   |   V   |   W   |   X   |   Y

Mastoiditis

Mastoiditis

¿Qué es la mastoiditis?

La mastoiditis es una inflamación o infección del hueso mastoides, que es una parte del hueso temporal. El mastoides está compuesto por celdillas neumáticas que drenan el oído medio. La mastoiditis puede ser una infección leve o puede desarrollar trastornos que ponen en peligro la vida. Por lo general, es una complicación de la otitis media aguda (infección del oído medio).

¿Cuáles son las causas de la mastoiditis?

La mastoiditis suele presentarse como resultado de la extensión de la inflamación de la infección del oído medio a lasceldillas neumáticas mastoideas. Generalmente, un niño con mastoiditis tiene antecedentes de infección de oído recientes o sufre infecciones reiteradas del oído medio. Este trastorno puede ser provocado por diversas bacterias y el riesgo de padecerlo puede reducirse mediante el uso de antibióticos para las infecciones del oído.

¿Cuáles son los síntomas de la mastoiditis?

A continuación se enumeran los síntomas más comunes de la mastoiditis. Sin embargo, cada niño puede experimentarlos de una forma diferente. Los síntomas pueden incluir:

  • dolor detrás del oído

  • hinchazón del lóbulo del oído

  • infección de oído reciente

  • fiebre

  • irritabilidad

  • enrojecimiento o hinchazón del hueso detrás del oído

  • supuración de una infección de oído

Los síntomas de la mastoiditis pueden parecerse a los de otros trastornos o problemas médicos. Siempre consulte al médico de su hijo para obtener un diagnóstico.

¿Cómo se diagnostica la mastoiditis?

Además del examen físico y los antecedentes médicos completos, el médico de su hijo examinará los oídos externos y tímpanos del niño con un otoscopio, instrumento provisto de una luz que le permite ver dentro del oído. Un otoscopio neumático echa un soplo de aire en el oído para analizar el movimiento del tímpano.

La timpanometría es un examen que puede realizarse en la mayoría de los consultorios médicos y que ayuda a determinar el funcionamiento del oído medio. No define si el niño oye o no, pero facilita la detección de cualquier cambio en la presión en el oído medio. Es un examen difícil de realizar en niños pequeños ya que deben permanecer inmóviles y no llorar ni hablar.

El médico de su hijo quizá indique, además, los siguientes exámenes para confirmar el diagnóstico:

  • análisis de sangre

  • radiografía de la cabeza - examen de diagnóstico que utiliza rayos de energía electromagnética invisible para obtener imágenes de los tejidos internos y los huesos de la cabeza en una placa radiográfica.

  • cultivo del oído infectado

Si su hijo presenta síntomas de un absceso cerebral u otra complicación intracraneana, el médico puede indicar lo siguiente:

  • tomografía computarizada (También llamada TC o TAC.)  -  procedimiento de diagnóstico por imágenes que utiliza una combinación de radiografías y tecnología computarizada para obtener imágenes de cortes transversales (a menudo llamadas "rebanadas") del cuerpo, tanto horizontales como verticales. Una TC muestra imágenes detalladas de cualquier parte del cuerpo, incluidos los huesos, los músculos, el tejido adiposo y los órganos. Las tomografías computarizadas muestra más detalles que las radiografías comunes.

  • imágenes por resonancia magnética (IRM)  -  procedimiento de diagnóstico que utiliza una combinación de imanes grandes, radiofrecuencias y una computadora para producir imágenes detalladas de los órganos y las estructuras internas del cuerpo.

Si su hijo presenta síntomas de meningitis, el médico puede solicitar una:

  • punción lumbar  -  se coloca una aguja especial en la región lumbar, en el interior del canal raquídeo (la región que rodea la médula espinal). Por medio de este procedimiento se puede medir la presión que existe en el canal raquídeo y en el cerebro. También puede extraerse una pequeña cantidad de líquido cefalorraquídeo (LCR, líquido que baña el cerebro y la médula espinal de su hijo) y enviarla al laboratorio para comprobar la presencia de una infección o algún otro tipo de problema.

Tratamiento para la mastoiditis

El tratamiento específico para la mastoiditis será determinado por el médico de su hijo basándose en lo siguiente:

  • la edad de su hijo, su estado general de salud y sus antecedentes médicos

  • la gravedad de la enfermedad

  • la tolerancia de su hijo a determinados medicamentos, procedimientos o terapias

  • las expectativas para la evolución del trastorno

  • su opinión o preferencia

El tratamiento de la mastoiditis suele requerir hospitalización y una evaluación completa por parte de un médico especializado en los trastornos del oído, la nariz y la garganta (otorrinolaringólogo). En la mayoría de los casos, su hijo recibirá antibióticos a través de un catéter endovenoso (IV). Sin embargo, a veces es necesario recurrir a una cirugía para ayudar a drenar el líquido del oído medio.

El médico de su hijo puede sugerir una miringotomía, procedimiento quirúrgico que consiste en realizar una pequeña abertura en el tímpano para drenar el líquido y aliviar la presión del oído medio. Se coloca un pequeño tubo en la abertura del tímpano para ventilar el oído medio e impedir la acumulación de líquido. Una vez que se drena el líquido, el niño recupera la audición. Los tubos normalmente se caen por sí solos entre seis y doce meses después de su colocación.

¿Cuáles son los efectos de la mastoiditis?

Si la infección se disemina, pueden presentarse las siguientes complicaciones:

  • meningitis  -  infección en la parte exterior del cerebro.

  • absceso cerebral  -  bolsa de pus e infección que puede desarrollarse en el cerebro.

La clave para prevenir el desarrollo de estas complicaciones, que pueden poner en peligro la vida, es el tratamiento precoz y adecuado de la mastoiditis.

Reviewed Date: 05-22-2012

Mastoiditis

Disclaimer: This information is not intended to substitute or replace the professional medical advice you receive from your child's physician. The content provided on this page is for informational purposes only, and was not designed to diagnose or treat a health problem or disease. Please consult your child's physician with any questions or concerns you may have regarding a medical condition.