Jump to:  A   |   B   |   C   |   D   |   E   |   F   |   G   |   H   |   I   |   J   |   K   |   L   |   M   |   N   |   O   |   P   |   Q   |   R   |   S   |   T   |   U   |   V   |   W   |   X   |   Y

Tympanostomy Tubes

Tympanostomy Tubes

¿Qué son los tubos de timpanostomía?

Los tubos de timpanostomía son pequeños. Un cirujano de oídos, nariz y garganta (otorrinolaringólogo) los coloca en los tímpanos (oídos) de su hijo. Estos tubos pueden ser de plástico, metal u otro material.

Ayudan a drenar el líquido que hay en el oído medio de su hijo. Eso reduce su riesgo de tener infecciones de oído.

Durante una infección de oído, el líquido se acumula en el oído medio de su hijo. Eso puede afectar la audición de su hijo. En ocasiones, incluso después de que la infección se fue, puede quedar líquido en el oído. Los tubos ayudan a drenar este líquido. Esto impide que se acumule.

La edad más común en que los niños podrían tener estos tubos es entre el primero y los tres años de vida. Para la edad de cinco años, la mayoría de los niños ya tienen trompas de Eustaquio más anchas y largas. Las trompas de Eustaquio son canales que conectan el oído medio con la parte posterior de la nariz. Así, el líquido puede drenar mejor de los oídos.

¿Por qué podría necesitar mi hijo tubos en los oídos?

El proveedor de atención médica de su hijo puede sugerir tubos si su hijo tiene:

  • Líquido en ambos oídos por tres meses o más, y tiene problemas de audición.
  • Líquido en uno o ambos oídos por tres meses o más, y tiene problemas relacionados con ese líquido acumulado. Por ejemplo, dificultades para mantener el equilibrio, dolor de oídos, problemas en la escuela o problemas de conducta, y frecuentes infecciones de oído.

Los beneficios de usar tubos en los oídos incluyen lo siguiente:

  • Los tubos en los oídos pueden reducir el riesgo de su hijo de tener infecciones en los oídos.  
  • La audición de su hijo puede mejorar.
  • El desarrollo del habla de su hijo no se verá afectado.
  • Las trompas de Eustaquio pueden funcionar mejor.
  • Los niños pueden tener una mejor conducta, dormir mejor y comunicarse mejor si las infecciones en los oídos les estaban causando problemas.

¿Cuáles son los riesgos de usar tubos en los oídos?

Los siguientes son algunos de los riesgos de los tubos:

  • Algunos niños que usan tubos en los oídos igualmente tienen infecciones en los oídos.
  • Algunos niños pueden tener una infección provocada por usar los tubos.
  • En ocasiones, los tubos dejan un pequeño orificio en el tímpano después de salirse. Puede que su hijo necesite cirugía para cerrar ese orificio.

La cantidad de tiempo que los tubos queden puestos puede ser un problema:

  • Deberían salirse en alrededor de un año. Si su hijo tiene infecciones de oído después de que los tubos se salieron, puede que sea necesario volver a colocarle tubos.
  • Si los tubos permanecen en los oídos de su hijo por demasiado tiempo, es posible que un cirujano necesite sacárselos.
  • Después de que los tubos se salieron, puede quedar una pequeña cicatriz en el tímpano. Esto puede causar cierta pérdida de audición.

¿Cómo preparo a mi hijo para los tubos en los oídos?

Debería hablar sobre los riesgos y beneficios de los tubos con el proveedor de atención médica de su hijo.

Los tubos en los oídos se colocan normalmente como procedimiento ambulatorio. Eso significa que a su hijo le harán una cirugía y luego se irá a casa ese mismo día. Antes de la cirugía, se reunirá con integrantes del equipo de atención médica de su hijo. Estas personas pueden ser, por ejemplo:

  • Enfermeros. Los enfermeros ayudan a su hijo a prepararse para la cirugía. Los enfermeros del quirófano ayudan al cirujano durante el procedimiento. Los enfermeros de la sala de recuperación cuidan a su hijo mientras él se recupera de la anestesia general.
  • Cirujano. Este especialista es quien coloca los tubos en los oídos de su hijo.
  • Anestesiólogo o enfermero anestesista. Este especialista le dará medicamentos para dormir (anestesia) y observará a su hijo durante la cirugía.

A su hijo le administrarán anestesia. Es posible que a su hijo no le permitan comer ni beber nada después de la medianoche anterior a la cirugía. La mayoría de los niños pueden tener una cena normal. Pregunte al proveedor de atención médica de su hijo cuándo debería dejar de comer y beber.

¿Qué sucede durante la inserción de los tubos en los oídos?

La cirugía para colocar los tubos en los oídos de su hijo se llama timpanostomía. Toma unos 15 minutos. Este procedimiento puede consistir en lo siguiente:

  • A su hijo le administrarán anestesia general. El equipo de atención médica de su hijo lo vigilará atentamente.
  • El cirujano hará una pequeña abertura en el tímpano de su hijo. Eso se hace para drenar el líquido y aliviar la presión del oído medio. 
  • El cirujano coloca un pequeño tubo en esa abertura del tímpano. Eso permite que salga el aire que estaba en el oído medio. También evita que el líquido se acumule.

¿Qué sucede después de la inserción de los tubos en los oídos?

La mayoría de los niños vuelve a casa entre una y dos horas después de la cirugía. Su hijo necesitará visitas de control con este cirujano. Los tubos en los oídos suelen salirse por su cuenta al cabo de entre seis meses y un año.

Le darán instrucciones sobre cómo cuidar de los tubos de su hijo. Es posible que su hijo deba usar gotas en los oídos. Su hijo quizás también deba usar tapones en los oídos para bañarse o para nadar.

Llame al proveedor de atención médica de su hijo si nota que el niño tiene cualquiera de los siguientes síntomas:

  • Supuración del oído que dura más que unos pocos días después de la cirugía, o mayor supuración de los oídos
  • Dolor de oído
  • Fiebre
  • Se sale uno de los tubos de los oídos

Próximos pasos

Antes de aceptar que su hijo se haga la prueba o el procedimiento, confirme si sabe lo siguiente:

  • El nombre de la prueba o del procedimiento.
  • La razón por la que le harán la prueba o el procedimiento.
  • Qué resultados esperar y lo que significan.
  • Los riesgos y los beneficios de la prueba o el procedimiento.
  • Cuándo y dónde se hará la prueba o el procedimiento.
  • Quién le hará la prueba o el procedimiento y qué títulos o diplomas tiene esa persona.
  • Qué sucedería si su hijo no se hace la prueba o el procedimiento.
  • Si hay alguna prueba o procedimiento alternativos que podría considerar.
  • Cuándo y cómo recibirá los resultados.
  • A quién debe llamar después de la prueba o procedimiento si usted tiene alguna pregunta o su hijo tiene algún problema.
  • Cuánto tendrá que pagar por la prueba o el procedimiento.

Disclaimer: This information is not intended to substitute or replace the professional medical advice you receive from your child's physician. The content provided on this page is for informational purposes only, and was not designed to diagnose or treat a health problem or disease. Please consult your child's physician with any questions or concerns you may have regarding a medical condition.