Jump to:  A   |   B   |   C   |   D   |   E   |   F   |   G   |   H   |   I   |   J   |   K   |   L   |   M   |   N   |   O   |   P   |   Q   |   R   |   S   |   T   |   U   |   V   |   W   |   X   |   Y

Tonsillectomy and Adenoidectomy in Children

Tonsillectomy and Adenoidectomy in Children

¿Qué son una amigdalectomía y una adenoidectomía?

Es posible que a su hijo lo hayan derivado a un cirujano de garganta, nariz y oído (otorrinolaringólogo) para que le extirpen las amígdalas y las adenoides. Esta cirugía se llama amigdalectomía y adenoidectomía. Con frecuencia se extirpan las amígdalas y las adenoides al mismo tiempo. Pero a veces solo se extirpa una u otra cosa. El especialista en GNO de su hijo conversará sobre esto con usted.

Las amígdalas son tejido que se encuentra a cada lado de la parte trasera de la garganta. Las adenoides se encuentran detrás de la nariz y en la parte superior (bóveda) de la boca. Ambas forman parte del sistema inmune, la parte del cuerpo que lucha contra las infecciones y otras enfermedades.

¿Por qué podría necesitar mi hijo una amigdalectomía y una adenoidectomía?

Los proveedores de atención médica no están completamente de acuerdo sobre cuándo es necesario que a un niño se le realicen una amigdalectomía y una adenoidectomía. Pero aquí hay algunos lineamientos que se siguen:

Amigdalectomía

Se puede recomendar una amigdalectomía si su hijo tiene infecciones de garganta que se repiten. Una infección de garganta significa que a su hijo le duele la garganta y tiene fiebre. O también tiene las glándulas del cuello hinchadas o secreción de las amígdalas. O su hijo tiene un cultivo de estreptococos positivo. Su hijo tiene cualquiera de los siguientes problemas:

  • 7 infecciones de garganta o más en 1 año
  • 5 infecciones de garganta o más en cada uno de 2 años
  • 3 infecciones de garganta o más en cada uno de 3 años

También se puede recomendar una amigdalectomía si su hijo tiene infecciones de garganta que se repiten y cualquiera de los siguientes problemas:

  • No puede tomar medicamentos antibióticos o tiene alergia a los medicamentos antibióticos.
  • Tiene episodios de fiebre, llagas en la boca, dolor de garganta y glándulas del cuello hinchadas.
  • Ha tenido un área infectada cerca de las amígdalas.

Una amigdalectomía también puede resultar recomendable si su hijo tiene:

  • Respiración anormal cuando duerme con amígdalas inflamadas. Esto puede ser episodios breves en que su hijo deja de respirar.
  • Amígdalas muy grandes que bloquean la respiración a través de la nariz o causan dificultad para tragar.

Adenoidectomía

Se recomienda una adenoidectomía si su hijo tiene mucha dificultad para respirar a través de la nariz. También puede resultar recomendable si su hijo tiene:

  • Infección a largo plazo (crónica) de los senos paranasales.
  • Infecciones repetidas del oído medio
  • Una infección crónica del oído medio con líquido y ya tiene tubos en los oídos

¿Cuáles son los riesgos de una amigdalectomía y una adenoidectomía?

Todas las cirugías implican riesgos incluidos hemorragia, infección y complicaciones debido a la anestesia general. Los riesgos de una amigdalectomía y una adenoidectomía son:

  • Dolor de garganta a largo plazo
  • Hemorragia excesiva de las amígdalas
  • Daño a los dientes, la laringe, la garganta o la bóveda de la boca u otros tejidos cercanos.
  • Problemas respiratorios

Después de la cirugía, es posible que su hijo tenga náuseas, vómitos, dolor, deshidratación, dolor de oídos o de garganta o problemas pulmonares.

¿Cómo preparo a mi hijo para una amigdalectomía y una adenoidectomía?

El proveedor de atención médica de su hijo o el otorrinolaringólogo querrá hacer algunos análisis antes de la cirugía. Si su hijo tiene problemas mientras duerme, es posible que le realicen un estudio de sueño.

El otorrinolaringólogo le explicará la cirugía y responderá cualquier pregunta que tenga. Asegúrese de hablar con el otorrinolaringólogo de su hijo sobre:

  • Cualquier medicamento que su hijo no deba tomar antes de la cirugía. Esto incluye los medicamentos de venta libre.
  • Cuándo debe dejar de comer y beber su hijo. Por ejemplo, es común que no coma ni beba nada después de la medianoche anterior a la cirugía.
  • Cuándo debe llegar su hijo al hospital o las instalaciones.
  • Qué esperar y cómo cuidar a su hijo después de la cirugía.
  • Cuándo podrá retomar su hijo las actividades normales, incluido el regreso a la guardería o la escuela.

Y si su hijo se enferma antes de la cirugía, llame al otorrinolaringólogo. Es posible que haya que reprogramar la cirugía.

¿Qué sucede durante una amigdalectomía y una adenoidectomía?

Probablemente su hijo será paciente ambulatorio para la cirugía. Esto significa que podrá irse a casa el mismo día. La cirugía generalmente demora de 30 a 45 minutos. A su hijo le darán medicamentos para dormir durante la cirugía (anestesia general). Algunos niños deben quedarse internados una noche. Puede incluir niños que:

  • No estén bebiendo bien después de la cirugía
  • Tengan otros problemas de salud
  • Tengan complicaciones después de la cirugía, como hemorragia
  • Tengan menos de 3 años de edad
  • Un estudio de sueño les haya diagnosticado apnea del sueño

El general, la cirugía será de la siguiente manera:

  • Su hijo recibirá anestesia general
  • Se le administrarán medicamentos y líquido por vía IV.
  • El otorrinolaringólogo extirpará las amígdalas y las adenoides de su hijo por la boca. No habrá cortes en la piel.

¿Qué sucede después de una amigdalectomía y una adenoidectomía?

  • Después de la cirugía, su hijo irá a una habitación de recuperación donde lo vigilarán atentamente. 
  • Su hijo recibirá medicamentos para el dolor.
  • Después de que su hijo esté bien despierto, una enfermera lo llevará al área de cirugía ambulatoria.

Durante los primeros 2 días, la garganta de su hijo dolerá mucho. El dolor puede durar hasta 2 semanas.

Las indicaciones para cuidar a su hijo en su casa incluyen:

  • Asegurarse de que su hijo beba bien. Esto ayuda a prevenir la deshidratación y ayuda a reducir el dolor. Evite la leche, el jugo de naranjas y otros cítricos.
  • Administrar medicamentos para aliviar el dolor. El otorrinolaringólogo de su hijo le dirá qué darle. Llame al otorrinolaringólogo de su hijo si no puede controlar el dolor de su hijo.
  • Dele de comer a su hijo comidas blandas y tibias. Evite las las comidas duras y muy condimentadas.
  • Evite que su hijo esté activo mientras esté en su casa. Debe evitar los juegos bruscos. El otorrinolaringólogo de su hijo le dirá cuando puede retomar todas las actividades normales.
  • Mantenerse alejado de personas con resfríos y otras infecciones respiratorias.

Asegúrese de llevar a su hijo a todas las consultas de seguimiento con el otorrinolaringólogo. Y llame al otorrinolaringólogo si su hijo no mejora, o si tiene preguntas o inquietudes.

Próximos pasos

Antes de aceptar que su hijo se haga la prueba o el procedimiento, confirme si sabe lo siguiente:

  • El nombre de la prueba o del procedimiento.
  • La razón por la que le harán la prueba o el procedimiento.
  • Los riesgos y los beneficios de la prueba o el procedimiento.
  • Cuándo y dónde se hará la prueba o el procedimiento y quién lo hará
  • Cuándo y cómo recibirá los resultados.
  • Cuánto tendrá que pagar por la prueba o el procedimiento.

Disclaimer: This information is not intended to substitute or replace the professional medical advice you receive from your child's physician. The content provided on this page is for informational purposes only, and was not designed to diagnose or treat a health problem or disease. Please consult your child's physician with any questions or concerns you may have regarding a medical condition.