Jump to:  A   |   B   |   C   |   D   |   E   |   F   |   G   |   H   |   I   |   J   |   K   |   L   |   M   |   N   |   O   |   P   |   Q   |   R   |   S   |   T   |   U   |   V   |   W   |   X   |   Y

Tortícolis Muscular Congénita

Tortícolis Muscular Congénita

¿Qué es la tortícolis muscular congénita?

La tortícolis muscular congénita es un trastorno en el cual el músculo cervical del bebé se acorta, lo que da por resultado que el cuello se tuerza. El término congénito significa presente al nacer y tortícolis, cuello torcido. Este trastorno también suele llamarse "tortícolis".

¿Cuáles son las causas de la tortícolis muscular congénita?

La tortícolis muscular congénita puede producirse como consecuencia de un parto difícil, especialmente si el bebé es muy grande o nace de nalgas. Si el músculo cervical que se extiende desde la mandíbula (mastoides) hasta la clavícula y el esternón, llamado músculo esternocleidomastoideo, se estira o se fuerza durante el parto, es posible que se desgarre y se provoquen moretones y hemorragias. El músculo lesionado desarrolla fibrosis (tejido cicatrizal), la cual hace que el músculo se acorte, se tense provocando la inclinación de la cabeza del bebé hacia un lado. La fibrosis forma una masa o nudo que a veces puede sentirse al tacto en un costado del cuello.

A veces, la tortícolis muscular congénita se produce debido a un defecto en el desarrollo del músculo esternocleidomastoideo o a causa de una posición fetal anormal en el útero.

¿Cuáles son los síntomas de la tortícolis muscular congénita?

La tortícolis muscular congénita puede ser visible al nacer o no presentarse hasta varias semanas después. A continuación se enumeran los síntomas más comunes de este trastorno. Sin embargo, cada niño puede experimentarlos de una forma diferente. Los síntomas pueden incluir:

  • inclinación de la cabeza del bebé hacia un lado

  • mentón del bebé inclinado hacia el lado opuesto

  • masa pequeña y firme de uno o dos centímetrosen en medio del músculo esternocleidomastoideo

Los síntomas de la tortícolis muscular congénita pueden parecerse a los de otras masas cervicales o problemas médicos. Siempre consulte al médico de su hijo para obtener un diagnóstico.

¿Cómo se diagnostica la tortícolis muscular congénita?

Por lo general, un examen físico del bebé puede mostrar la inclinación característica de la cabeza, la tensión del músculo esternocleidomastoideo y la presencia de una masa en la porción media del músculo. Además de este examen y los antecedentes médicos completos, los procedimientos para diagnosticar la tortícolis muscular congénita pueden incluir los siguientes:

  • radiografía  -  para evaluar anomalías en los huesos del cuello y los hombros; examen de diagnóstico que utiliza rayos de energía electromagnética invisible para obtener imágenes de los tejidos, los huesos y los órganos internos en una placa radiográfica.

  • ecografía  -  para evaluar el músculo alrededor de la masa; técnica de diagnóstico por imágenes que utiliza ondas sonoras de alta frecuencia y una computadora para crear imágenes de vasos sanguíneos, tejidos y órganos. Se utiliza para ver el funcionamiento de los órganos internos y para evaluar el flujo sanguíneo a través de diversos vasos.

Tratamiento para la tortícolis muscular congénita

Si el trastorno no se corrige, el bebé no podrá mover la cabeza correctamente. Incluso puede provocar tensión permanente del músculo con asimetría (desarrollo desparejo) del cuello y la cara. El tratamiento específico para la tortícolis muscular congénita será determinado por el médico de su hijo basándose en lo siguiente:

  • la edad de su hijo, su estado general de salud y sus antecedentes médicos

  • la gravedad del trastorno

  • la tolerancia de su hijo a determinados medicamentos, procedimientos o terapias

  • las expectativas para la evolución del trastorno

  • su opinión o preferencia

El tratamiento puede incluir lo siguiente:

  • programa de ejercicios de elongación suaves (para ayudar a aliviar la tensión y alargar el músculo esternocleidomastoideo)

  • estimulación del bebé (para ayudarlo a aprender a mover y elongar el músculo)

  • cirugía (para corregir el músculo acortado)

La masa cervical puede agrandarse durante el primer mes de vida y luego achicarse gradualmente, y a menudo desaparece cuando el niño alcanza los 5 u 8 meses de vida.

Reviewed Date: 05-27-2012

Congenital Muscular Torticollis

Disclaimer: This information is not intended to substitute or replace the professional medical advice you receive from your child's physician. The content provided on this page is for informational purposes only, and was not designed to diagnose or treat a health problem or disease. Please consult your child's physician with any questions or concerns you may have regarding a medical condition.