Jump to:  A   |   B   |   C   |   D   |   E   |   F   |   G   |   H   |   I   |   J   |   K   |   L   |   M   |   N   |   O   |   P   |   Q   |   R   |   S   |   T   |   U   |   V   |   W   |   X   |   Y

Difteria, tétanos y tos ferina (DTaP)

Difteria, tétanos y tos ferina (DTaP)

¿Qué son la difteria, el tétanos y la tos ferina?

La difteria, el tétanos y la tos ferina son enfermedades graves.

  • Difteria. La difteria es una enfermedad bacteriana aguda que puede infectar dos zonas del cuerpo:

    • la garganta (difteria respiratoria)

    • la piel (difteria de la piel o cutánea)


    La bacteria de la difteria puede ingresar en el cuerpo a través de la nariz y la boca. Sin embargo, también puede entrar a través de un corte en la piel. Se transmite de persona a persona por medio de las secreciones de los pulmones, la nariz, la garganta y la boca, o por partículas en el aire. Normalmente, los síntomas se desarrollan de dos a cuatro días después de la exposición a las bacterias. Pueden presentarse problemas respiratorios, parálisis, insuficiencia cardíaca e incluso la muerte.

  • Tétanos. El tétanos es una enfermedad aguda, con frecuencia mortal, del sistema nervioso central. Se debe a la toxina de la bacteria del tétanos, que normalmente ingresa en el cuerpo a través de una herida abierta. La enfermedad provoca una dolorosa compresión de los músculos (generalmente de todo el cuerpo). Puede provocar un "bloqueo" del maxilar que impide que la persona abra la boca o trague.

    El tétanos no es una enfermedad contagiosa. Se produce en personas que han tenido heridas en la piel, en los tejidos profundos o punciones. En los países subdesarrollados también se ha observado en el muñón del cordón umbilical de los bebés. Estos casos se presentan en lugares donde la inmunización contra el tétanos no está difundida y las mujeres desconocen el cuidado adecuado del muñón del cordón umbilical después del nacimiento del bebé. Después de haber estado expuesto al tétanos, los síntomas pueden demorar entre dos días y dos meses en aparecer. En los bebés, el período es de entre cinco días y dos semanas.

  • Tos ferina / Pertussis. La tos ferina, o Pertussis, afecta principalmente a los bebés y a los niños pequeños. Es provocada por la bacteria llamada Bordetella pertussis. Esta enfermedad causa ataques de tos intensa (paroxismos), que terminan con el silbido característico cuando se inhala el aire. La tos ferina provoca accesos de tos tan intensos que a los bebés y niños les resulta difícil comer, beber o respirar. Estos ataques pueden prolongarse durante semanas. En los niños pequeños, puede causar períodos de apnea (falta de respiración).

    Se propaga mediante el contacto entre personas a través de partículas en el aire (tos, estornudos) y es muy contagiosa. Una vez que la bacteria entra a las vías respiratorias del niño, estas se inflaman y comienza la producción de flema. Puede provocar neumonía, convulsiones, daño encefálico y muerte.

Vacunación contra la difteria, el tétanos y la tos ferina

Las vacunas contra la difteria, el tétanos y la tos ferina previenen estas enfermedades. La mayoría de los niños vacunados con la dosis completa estarán protegidos durante la niñez. Para proveer protección contra estas tres enfermedades, a los bebés y a los niños se les administra una vacuna combinada. Existen varios tipos de vacunas:

  • Vacuna DTaP:

    • protege contra la difteria, el tétanos y la tos ferina

    • la nueva forma de la vacuna (en la que el componente relativo a la tos ferina es "acelular") suele provocar menos reacciones que las anteriores

  • Dosis de refuerzo DT o Td:

    • protege contra la difteria y el tétanos

    • para personas mayores de 7 años de edad

    • se recomienda administrarla cada 10 años en los adultos

  • Vacuna Tdap:

    • protege contra el tétanos, la difteria y la tos ferina

    • se recomienda como refuerzo para adolescentes de entre 11 y 18 años que han completado las series recomendadas de DTaP y es un refuerzo de una sola dosis para los adultos en lugar de su próximo refuerzo del ciclo de 10 años.

¿Cuándo se administran las vacunas combinadas contra la difteria, el tétanos y la tos ferina?

Las vacunas DTaP se administran a los bebés y a los niños en 5 dosis en las siguientes edades:

  • 2 meses

  • 4 meses

  • 6 meses

  • 15 a 18 meses

  • 4 a 6 años

Su hijo también necesita una dosis de refuerzo, llamada vacuna Tdap, entre los 11 y los 12 años. Si su hijo tiene más de 12 años, la vacuna Tdap debería reemplazar el refuerzo siguiente de la vacuna contra el tétanos y la difteria (Td). El refuerzo Td debe aplicarse después una vez cada 10 años a lo largo de toda la vida.

Algunos niños no deben recibir las vacunas DTaP, o bien se los debe inmunizar en una fecha posterior. Otros niños podrán aplicarse las vacunas solo después de haber consultado a un proveedor de atención médica. En este grupo se encuentran los niños que:

  • han tenido una reacción moderada o grave previa después de ser vacunados.

  • han tenido convulsiones o se han desmayado después de una dosis de DTaP.

  • lloraron sin parar por tres horas o más después de una dosis de DTaP.

  • tuvieron fiebre superior a 105 ºF (41 ºC) después de una dosis de DTaP.

  • tienen hermanos o padres que han tenido convulsiones.

  • tuvieron problemas del cerebro o el sistema nervioso después de una vacuna anterior.

  • tienen una enfermedad moderada o grave en curso.

El proveedor de atención médica de su hijo le aconsejará acerca de las vacunas en estos casos.

¿Cuáles son los riesgos de las vacunas DTaP?

Al igual que muchos medicamentos, las vacunas presentan un pequeño riesgo de ocasionar daños graves, como una reacción alérgica severa e incluso muerte. Si se produce alguna reacción, generalmente se inicia dentro de los tres días después de la aplicación de la vacuna y no dura mucho tiempo. La mayoría de las personas no desarrolla una reacción grave. La probabilidad de desarrollar una reacción es mucho menor después de la aplicación de la vacuna DTaP en comparación con las formas previas de la vacuna. Las reacciones comunes a estas vacunas pueden incluir las siguientes:

  • dolor en el sitio donde se aplicó la inyección

  • nerviosismo

  • fatiga

  • fiebre

  • disminución del apetito

  • vómito

No es frecuente que se produzcan reacciones graves (fiebre muy alta, convulsiones, reacciones alérgicas) a estas vacunas.

¿Cómo debo cuidar a mi hijo después de la vacunación contra la difteria, el tétanos y la tos ferina?

  • Dele a su hijo un analgésico sin aspirina durante 24 horas después de la aplicación de la vacuna o bien según las instrucciones del proveedor de atención médica del niño.

  • Controle si se presentan señales de reacción, por ejemplo fiebre alta, cambios de comportamiento, convulsiones, dificultad al respirar. Informe acerca de estas u otras señales inmediatamente al proveedor de atención médica de su hijo.

Reviewed Date: 08-24-2014

Diphtheria, Tetanus, and Pertussis (DTaP)

Disclaimer: This information is not intended to substitute or replace the professional medical advice you receive from your child's physician. The content provided on this page is for informational purposes only, and was not designed to diagnose or treat a health problem or disease. Please consult your child's physician with any questions or concerns you may have regarding a medical condition.