Jump to:  A   |   B   |   C   |   D   |   E   |   F   |   G   |   H   |   I   |   J   |   K   |   L   |   M   |   N   |   O   |   P   |   Q   |   R   |   S   |   T   |   U   |   V   |   W   |   X   |   Y

Scoliosis in Children

Escoliosis en los niños

¿Qué es la escoliosis?

Ilustración de una columna vertebral normal
Haga clic en la imagen para ampliar

Una columna vertebral normal, cuando se ve por detrás, aparece derecha. Sin embargo, una columna vertebral afectada por escoliosis muestra evidencia de una curvatura lateral, o de lado a lado, y la columna vertebral luce como una "S" o "C" y presenta una rotación de los huesos de la espalda (vértebras). Esto da la apariencia de que la persona está inclinada hacia un lado. La escoliosis se define como una curvatura de la columna vertebral que mide 10º o más.

Escoliosis es un tipo de deformidad de la columna vertebral y no debe confundirse con mala postura.

La curvatura de la columna vertebral por escoliosis puede presentarse en el lado derecho o izquierdo de la columna vertebral, o a ambos lados en diferentes secciones. La escoliosis puede afectar la región torácica (media) y lumbar (inferior) de la columna vertebral.

¿Cuáles son las causas de la escoliosis?

Ilustración que muestra una escoliosis lumbar
Haga clic en la imagen para ampliar

En la mayoría de los casos, se desconoce la causa de la escoliosis: es decir, es una afección llamada idiopática. La escoliosis es más común en las mujeres que en los hombres.

La Academia Americana de Cirujanos Ortopédicos (American Academy of Orthopaedic Surgeons), en cooperación con la Sociedad para el Estudio de la Escoliosis (Scoliosis Research Society), describe tres tipos diferentes de escoliosis que se presenta en niños. Estas son la congénita (presente en el nacimiento), la neuromuscular y la idiopática:

  • Congénita. Este tipo de escoliosis aparece durante el desarrollo fetal. Es causada a menudo por algunas de las siguientes razones:

    • Las vértebras no se formaron normalmente

    • Ausencia de vértebras

    • Vértebras formadas parcialmente

    • Falta de separación de las vértebras

  • Neuromuscular. Este tipo de escoliosis se asocia con muchas afecciones neurológicas. Esto sucede especialmente en aquellos niños que no caminan, como por las siguientes enfermedades:

    • Parálisis cerebral

    • Espina bífida

    • Distrofia muscular

    • Afecciones paralíticas

    • Tumores de médula espinal

    • Neurofibromatosis (Esta es una afección genética que afecta los nervios periféricos que causa cambios en la piel, llamados manchas de café con leche).

  • Idiopática. Se desconoce la causa de este tipo de escoliosis. Hay tres tipos de escoliosis idiopática:

    • Infantil (Este tipo de escoliosis aparece desde el nacimiento hasta los tres años de edad. La curva de las vértebras se presenta típicamente hacia la izquierda y se ve más comúnmente en niños. Generalmente la curva desaparece a medida que el niño crece).

    • Juvenil (La escoliosis juvenil aparece en niños entre los 3 y 10 años de edad).

    • Adolescente (Este tipo de escoliosis aparece en niños entre los 10 y 18 años de edad. Es el más común y se ve más comúnmente en niñas).

Otras causas de escoliosis pueden incluir:

  • Afecciones hereditarias que tienden a darse en las familias

  • Diferencias en longitudes de las piernas

  • Lesión

  • Infección

  • Tumores

¿Cuáles son los síntomas de la escoliosis?

Los siguientes son los síntomas más comunes de la escoliosis. Sin embargo, cada niño puede experimentar los síntomas en forma diferente. Los síntomas pueden incluir:

  • Diferencia en la longitud del hombro.

  • La cabeza no está centrada con el resto del cuerpo.

  • Diferencia entre la altura o posición de la cadera.

  • Diferencia entre la altura o posición de los omóplatos.

  • Al estar parado, diferencia en la forma en que los brazos cuelgan al lado del cuerpo.

  • Al inclinarse hacia adelante, los lados de la espalda parecen tener diferente altura.

El dolor de espalda, el dolor de piernas y los cambios en los hábitos de evacuación intestinal y de vejiga no se asocian comúnmente con escoliosis idiopática. Un niño que experimenta este tipo de síntomas tiene que ser revisado inmediatamente por un proveedor de atención médica.

Los síntomas de las escoliosis pueden parecerse a los de otras afecciones o deformidades de la columna vertebral. También pueden ser el resultado de una lesión o infección. Hable siempre con el proveedor de atención médica de su hijo para recibir un diagnóstico.

¿Cómo se diagnostica la escoliosis?

Además de un historial médico completo y examen físico, los rayos X (una prueba de diagnóstico que usa rayos de energía electromagnética invisible para producir imágenes de tejidos internos, huesos y órganos en una película) son las herramientas de diagnóstico primario para la escoliosis. Al establecer un diagnóstico de escoliosis, el proveedor de atención médica mide el grado de curvatura de la columna vertebral en las radiografías.

Se pueden realizar los siguientes otros procedimientos de diagnóstico para curvaturas no idiopáticas, patrones de curvas atípicos o escoliosis congénita:

  • Resonancia magnética (RM). Este estudio de diagnóstico por imágenes usa una combinación de imanes grandes y una computadora para producir imágenes detalladas de órganos y estructuras dentro del cuerpo.

  • Tomografía computarizada (TC). Este estudio de diagnóstico por imágenes usa una combinación de rayos X y una computadora para producir imágenes detalladas del cuerpo. Un estudio de TC muestra detalles de los huesos, los músculos, la grasa y los órganos. Los estudios de TC son más detallados que las radiografías generales.

La detección temprana de la escoliosis es muy importante para el tratamiento exitoso. Los pediatras o proveedores de atención médica familiar y hasta algunos programas escolares buscan rutinariamente señales de que la escoliosis pueda estar presente.

¿Cuál es el tratamiento para la escoliosis?

El proveedor de atención médica de su hijo analizará con usted el tratamiento específico de la escoliosis según:

  • La edad, salud general e historia clínica de su hijo

  • La causa de la escoliosis

  • El alcance de la afección

  • La tolerancia de su hijo a los medicamentos, procedimientos o terapias específicos

  • Expectativas para el curso de la afección

  • Su opinión o preferencia

El objetivo del tratamiento es detener la progresión de la curva y evitar la deformidad. El tratamiento puede incluir:

  • Observación y exámenes repetidos. Puede que sean necesarios la observación y los exámenes repetidos para determinar si la columna sigue curvándose y se usan cuando una persona tiene una curva de menos de 25º y todavía está creciendo. La progresión de la curva depende de la cantidad de crecimiento esquelético o la madurez del esqueleto del niño. La progresión de la curva suele enlentecerse o detenerse después de que el niño alcanza la pubertad.

  • Soportes. Se pueden usar soportes cuando la curva mide más de 25° a 40° en una radiografía pero permanece el crecimiento del esqueleto. También puede ser necesario si una persona está creciendo y tiene una curva entre 20° y 29° que no está mejorando. El tipo de soporte y la cantidad de tiempo pasado en el soporte dependerá de la afección de su hijo.

  • Cirugía. Se puede recomendar la cirugía cuando la curva mide 45° o más en una radiografía y el soporte no es exitoso para enlentecer la progresión de la curva cuando una persona todavía está creciendo.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Artritis y Enfermedades Músculoesqueléticas y Cutáneas (National Institute of Arthritis and Musculoskeletal and Skin Diseases), no hay datos científicos que muestren que otros métodos para tratar la escoliosis (por ejemplo, manipulación quiropráctica, estimulación eléctrica, suplemento nutricional y ejercicio) impiden la progresión de la enfermedad.

¿Cuál es la perspectiva a largo plazo para un niño con escoliosis?

El manejo de la escoliosis se individualiza para cada niño. Depende de su edad, el grado de la curvatura y el tiempo que resta de crecimiento esquelético. La escoliosis hará necesarios exámenes frecuentes por parte del proveedor de atención médica de su hijo para vigilar la curva a medida que su hijo crece y se desarrolla. Es importante la detección temprana. Si se deja sin tratar, la escoliosis puede causar problemas con la función cardíaca y pulmonar.

Reviewed Date: 12-20-2016

Scoliosis in Children

Disclaimer: This information is not intended to substitute or replace the professional medical advice you receive from your child's physician. The content provided on this page is for informational purposes only, and was not designed to diagnose or treat a health problem or disease. Please consult your child's physician with any questions or concerns you may have regarding a medical condition.