Jump to:  A   |   B   |   C   |   D   |   E   |   F   |   G   |   H   |   I   |   J   |   K   |   L   |   M   |   N   |   O   |   P   |   Q   |   R   |   S   |   T   |   U   |   V   |   W   |   X   |   Y

Hábitos de Sueño Saludables

Hábitos de sueño saludables

¿Qué es el sueño normal?

La cantidad normal de sueño varía en función de la edad de su hijo.

Edad

Tiempo de sueño nocturno
promedio

Tiempo de sueño diurno
promedio

Recién nacidos hasta 3 meses

8 a 9 horas
(despertando en la noche para alimentarse)

8 horas

6 a 12 meses

10 a 12 horas
(usualmente duerme toda la noche)

5 horas

2 años

10 a 12 horas

4 horas
(menos siestas después de los 12 meses de edad)

3 años

10 horas

1 hora

4 a 6 años

10 horas

Usualmente sin siestas

Consejos sanos para hábitos de sueño saludables

Los siguientes son consejos útiles para establecer buenos hábitos de sueño para su hijo:

  • Los recién nacidos no tienen un cronograma establecido de día o noche para las primeras semanas de vida. Es mejor para un recién nacido no dormir más de 5 horas por vez en las primeras 5 a 6 semanas ya que sus pequeños cuerpos necesitan alimentación frecuente.

  • Los bebés más grandes y los niños deben tener un tiempo para la siesta y una hora para ir a dormir.

  • Inicie un momento tranquilo, como escuchar música tranquila o leer un libro 20 a 30 minutos antes de ir a dormir. La televisión no debe ser parte de un momento de tranquilidad.

  • Después de un momento de tranquilidad, siga una rutina de hora de ir a dormir, como el cambio de pañal, ir al baño y lavarse los dientes.

  • Establezca un límite de horario para el momento de tranquilidad y la rutina así no se extiende demasiado y su hijo sabe qué esperar antes de la hora de ir a dormir.

  • Diga buenas noches, apague la luz y deje la habitación.

  • Los objetos de seguridad, como una manta especial o peluche, pueden ser parte de la rutina de ir a dormir.

  • Es importante para los niños que los pongan en la cama despiertos así aprenden a dormirse solos.

  • No se debe poner a dormir a los bebés con un biberón. Causa problemas con caries e infecciones del oído.

Consejos útiles para niños con malos hábitos de sueño.

Los niños pueden caer fácilmente en hábitos a la hora de ir a dormir que no son siempre hábitos saludables. Las siguientes sugerencias pueden ayudar cuando un niño no quiere ir a dormir o tiene problemas para quedarse en la cama:

  • Si su hijo llora, hable con calma y tranquilícelo, "Estás bien. Es hora de ir a dormir." Luego deje la habitación.

  • No le proporcione un biberón ni lo alce.

  • Extienda el tiempo entre idas a la habitación si su hijo continúa. No haga nada más que hablar con calma e irse.

  • Su hijo se calmará y dormirá si se ajusta a esta rutina. Puede llevar varias noches para que su hijo se acostumbre al nuevo plan.

  • Si su hijo está acostumbrado a recibir una gran cantidad de leche a la hora de ir a dormir, comience a reducir la cantidad de leche en el biberón desde 1/2 hasta 1 onza cada noche hasta que el biberón esté vacío y luego sáquelo completamente.

  • A veces los niños abandonan su rutina de sueño a la noche debido a una enfermedad o viaje. Regrese rápidamente a los buenos hábitos de sueño cuando las cosas vuelvan a la normalidad.

A veces, los niños más grandes atraviesan un período de tiempo en el que vuelven a los malos hábitos de sueño o desarrollan nuevos problemas al irse a dormir. Las siguientes son algunas sugerencias para ayudar a los padres con niños más grandes que tienen problemas en ir a dormir:

  • Si su hijo sale de la cama, llévelo de nuevo y adviértale que se cerrará la puerta (sin llave) durante 1 o 2 minutos si sale de la cama.

  • Si su hijo se queda en la cama, la puerta permanece abierta. Si su hijo sale de la cama, la puerta se cierra durante 2 minutos. Su hijo puede comprender que tiene control para mantener la puerta abierta si se queda en la cama.

  • Si su hijo sale de la cama de nuevo, cierre la puerta durante 3 a 5 minutos (no más de 5 minutos).

  • Sea coherente. Vuelva a poner a su hijo en la cama cada vez que sale de la cama.

  • Cuando su hijo se queda en la cama, abra la puerta y elogie a su hijo (por ejemplo, "Estás haciendo un gran trabajo al quedarte en cama. Buenas noches.").

  • Se puede recompensar a su hijo con una estrella en un calendario por permanecer en la cama toda la noche. Puede dar un premio especial para una cierta cantidad de estrellas ganadas.

Reducir el riesgo de síndrome de muerte súbita en lactantes (SMSL, SIDS por sus siglas en inglés) y otras muertes relacionadas con el sueño

Aquí hay recomendaciones de la Academia estadounidense de pediatría (American Academy of Pediatrics, AAP por sus siglas en inglés) sobre cómo reducir el riesgo del síndrome de muerte súbita en lactantes (SMSL, SIDS por sus siglas en inglés) y muertes relacionadas con el sueño desde el nacimiento hasta 1 año de edad:

  • Asegúrese de que su bebé esté inmunizado. Un infante que está completamente inmunizado reduce su riesgo del síndrome de muerte súbita en lactantes. 

  • Amamante a su infante. La AAP recomienda amamantar durante al menos 6 meses.

  • Coloque a su niño sobre su espalda para dormir o para las siestas. Esto puede reducir el riesgo del síndrome de muerte súbita en lactantes, inhalación, y ahogo. Nunca coloque a su bebé sobre su costado o estómago para dormir o siestas. Si su bebé está despierto, permita que su hijo pase tiempo sobre su barriguita siempre y cuando esté supervisando, para disminuir las chances de que su hijo desarrolle una cabeza plana.

  • Siempre hable con el médico de su bebé antes de elevar la cabeza de su cuna si se le ha diagnosticado reflujo gastroesofágico.

  • Ofrezca a su bebé un chupete para dormir o las siestas si no es amamantado. Si está siendo amamantado, demore la introducción de un chupete hasta que se haya establecido firmemente el amamantamiento.

  • Use un colchón firme (cubierto por una sábana ajustable) para evitar huecos entre el colchón y los lados de la cuna, un área de juego o un moisés. Esto puede reducir el riesgo de compresión, sofoco y síndrome de muerte súbita en lactantes.

  • Comparta su habitación en lugar de su cama con su bebé. Poner al bebé en la cama con usted eleva el riesgo de estrangulamiento, sofoco, compresión y síndrome de muerte súbita en lactantes. No se recomienda que los mellizos u otros bebés múltiples compartan la cama.

  • Evite usar sillas para niños, asientos para automóviles, cochecitos, cargadores para bebés y hamacas para bebés para el sueño de rutina y las siestas diarias. Estas pueden causar la obstrucción de la vía aérea del bebé o sofoco.

  • Evite usar drogas ilícitas y alcohol. No fume durante el embarazo o después del nacimiento.

  • Evite abrigar o vestir en exceso o cubrir el rostro o la cabeza del infante. Esto evitará que se caliente en exceso, lo que reduce los riesgos del síndrome de muerte súbita en lactantes.

  • Evite usar ropa de cama floja u objetos suaves. No deben usarse almohadillas amortiguadoras, almohadas, colchas y mantas en la cuna o moisés de un niño para evitar el sofoco, el estrangulamiento, la compresión y el síndrome de muerte súbita en lactantes.

  • Evite usar monitores cardiorrespiratorios y dispositivos comerciales. No deben usarse cuñas, posicionadores y colchones especiales para ayudar a disminuir los riesgos del síndrome de muerte súbita en lactantes y muertes infantiles relacionadas con el sueño.

  • Siempre coloque las cunas, los moisés y las áreas de juego en zonas libres de peligros. Evite las cuerdas o cables colgando para reducir el riesgo de estrangulamiento.

Reviewed Date: 09-30-2009

Healthy Sleep Habits
Find a pediatrician

Disclaimer: This information is not intended to substitute or replace the professional medical advice you receive from your child's physician. The content provided on this page is for informational purposes only, and was not designed to diagnose or treat a health problem or disease. Please consult your child's physician with any questions or concerns you may have regarding a medical condition.