Jump to:  A   |   B   |   C   |   D   |   E   |   F   |   G   |   H   |   I   |   J   |   K   |   L   |   M   |   N   |   O   |   P   |   Q   |   R   |   S   |   T   |   U   |   V   |   W   |   X   |   Y

Anemia Hemolítica

Anemia hemolítica en niños

¿Qué es la anemia hemolítica?

La anemia hemolítica es un trastorno en el que los glóbulos rojos se destruyen más rápido que lo que la médula ósea puede producirlos. El término para la destrucción de glóbulos rojos es hemólisis. Hay dos tipos de anemia hemolítica:

  • Intrínseca. La destrucción de los glóbulos rojos se debe a un defecto dentro de los propios glóbulos rojos. Las anemias hemolíticas intrínsecas a menudo son heredadas, como la anemia drepanocítica, talasemia o eritrocitosis. Estas condiciones producen glóbulos rojos que no viven tanto como los glóbulos rojos normales.

  • Extrínseca. Los glóbulos rojos se producen sanamente, pero luego se destruyen al quedar atrapados en el bazo, destruidos por infección o destruidos por fármacos que pueden afectar los glóbulos rojos. En casos severos la destrucción toma lugar en la circulación. Lo siguiente enumera algunas de las causas de anemia hemolítica extrínseca, también llamada anemia hemolítica autoinmune:

    • Las infecciones como la hepatitis, citomegalovirus (CMV), virus de Epstein-Barr (EBV), fiebre tifoidea, E. coli, o estreptococos

    • Los medicamentos como la penicilina, medicamentos antipalúdicos, sulfamidas o acetaminofén.

    • Leucemia o linfomas

    • Los trastornos autoinmunes, como el lupus eritematoso sistémico (SLE o lupus), artritis reumatoidea, síndrome de Wiskott-Aldrich o colitis ulcerativa

    • Varios tumores

    • Hiperesplenismo

Algunos tipos de anemia hemolítica extrínseca son temporales y se resuelven a lo largo de varios meses. Otros tipos pueden volverse crónicos con periodos de remisión y recurrencia.

¿Cuáles son los síntomas de la anemia hemolítica?

Los siguientes son los síntomas más comunes de la anemia hemolítica. Sin embargo, cada niño puede experimentar los síntomas de manera diferente. Los síntomas pueden incluir:

  • Palidez anormal o falta de color en la piel

  • Ictericia o color amarillo en la piel y ojos

  • Orina color oscuro

  • Fiebre

  • Debilidad

  • Mareos

  • Confusión

  • Intolerancia a la actividad física

  • Agrandamiento del bazo e hígado

  • Incremento del ritmo cardíaco (taquicardia)

  • Soplo del corazón

Los síntomas de la anemia hemolítica pueden parecerse a otras condiciones de la sangre o problemas médicos. Siempre consulte con el médico de su hijo para un diagnóstico.

¿Cómo se diagnostica la anemia hemolítica?

Se puede sospechar de la anemia hemolítica por hallazgos generales en un historial médico completo y examinen físico de su hijo, como quejas de cansarse fácilmente, piel y labios pálidos o una frecuencia cardíaca rápida (taquicardia). Además de un examen físico completo, el médico de su hijo podría ordenar las siguientes pruebas diagnósticas:

  • Pruebas de sangre. Estas pruebas miden la hemoglobina y el conteo de reticulocitos y revelará cuántos nuevos glóbulos rojos se están produciendo.

  • Pruebas de sangre adicionales. Estas pruebas verificarán la deshidrogenasa láctica, bilirrubina y haptoglobina, así como la presencia de ciertos anticuerpos. Su médico también podría ordenar un frotis de sangre o ver los glóbulos rojos con un microscopio para ayudar en el diagnóstico.  

  • Pruebas de orina para la hemoglobina.

  • Aspiración de médula espinal y/o biopsia. Un procedimiento que involucra tomar una pequeña cantidad de fluido de la médula ósea (aspiración) y/o tejido sólido de médula ósea (llamada biopsia central), generalmente de los huesos de la cadera, para que se examine el número, tamaño y madurez de las células sanguíneas y/o células anormales.

Tratamiento para la anemia hemolítica

El tratamiento específico para la anemia hemolítica será determinado por el médico de su hijo con base en:

  • La edad, salud global e historial médico de su hijo

  • Extensión de la anemia

  • Causa de la anemia

  • La tolerancia de su hijo a medicamentos específicos, procedimientos o terapias

  • Las expectativas del curso de la anemia

  • Su opinión o preferencia

El tratamiento para la anemia hemolítica variará dependiendo de la causa de la enfermedad. El tratamiento puede incluir:

  • Transfusiones de sangre

  • Medicamentos coricosteroides

  • Tratamiento con globulina inmune intravenosa (para fortalecer el sistema inmune)

  • Rituximab u otros fármacos inmunosupresores 

  • Antibióticos si la causa es una infección 

En los casos más severos, los tratamientos siguientes podrían ser necesarios y por lo general requieren hospitalización:

  • Transfusión de intercambio (similar a una transfusión de sangre, pero con un mayor aporte de sangre y la extracción de igual cantidad similar de sangre hemolizada del niño)

  • Extracción quirúrgica del bazo (por lo general se reserva para los niños que no responden a otras terapias)

  • Terapia inmunosupresiva

Reviewed Date: 12-31-2009

Hemolytic Anemia in Children

Disclaimer: This information is not intended to substitute or replace the professional medical advice you receive from your child's physician. The content provided on this page is for informational purposes only, and was not designed to diagnose or treat a health problem or disease. Please consult your child's physician with any questions or concerns you may have regarding a medical condition.