Jump to:  A   |   B   |   C   |   D   |   E   |   F   |   G   |   H   |   I   |   J   |   K   |   L   |   M   |   N   |   O   |   P   |   Q   |   R   |   S   |   T   |   U   |   V   |   W   |   X   |   Y

Cardiopatía Congénita

Cardiopatía congénita

Vista cercana de una proveedora de atención médica escuchando el corazón de un bebé en un hospital.

Según la Asociación Americana del Corazón, aproximadamente 9 de cada 1.000 bebés nacidos en los Estados Unidos presentan un defecto cardíaco congénito (presente al nacer). Este problema se presenta a medida que el corazón del bebé se desarrolla durante el embarazo, antes de nacer Los defectos congénitos del corazón son los defectos de nacimiento más comunes.

El corazón de un bebé comienza a desarrollarse a partir de la concepción y a las ocho semanas de embarazo está completamente formado. Los defectos cardíacos congénitos se desarrollan durante estas primeras ocho semanas cruciales del desarrollo del bebé. Deben cumplirse ciertas etapas específicas para que el corazón se forme correctamente. Con frecuencia, los defectos cardíacos congénitos son el resultado de que una de estas etapas cruciales no se cumpla en el momento correcto. Por ejemplo, un orificio queda donde se debería haber formado una pared divisoria o hay un único vaso sanguíneo donde debería haber dos.

¿Cuáles son las causas de las cardiopatías congénitas?

La gran mayoría de los defectos cardíacos congénitos no tienen causa conocida. Muchas madres se preguntan si algo que hicieron durante el embarazo causó el problema cardíaco. En la mayoría de los casos, no logra encontrarse un motivo específico. Algunos problemas cardíacos ocurren con mayor frecuencia dentro de las familias, por lo que podría existir un vínculo genético para algunos defectos del corazón. Es probable que se susciten algunas cardiopatías si la madre tuvo una enfermedad durante el embarazo y tomó medicamentos, como por ejemplo anticonvulsivos o isotretinoína (medicamento contra el acné). Sin embargo, la mayoría de las veces no es posible identificar la razón del defecto.

Las cardiopatías congénitas varían de simples a complejas. El médico del niño puede controlar ciertos problemas cardíacos y tratarlos con medicamentos, otras condiciones requerirán cirugías, a veces a pocas horas del nacimiento. Algunos problemas cardíacos simples pueden incluso superarse espontáneamente, por ejemplo, el conducto arterial persistente o una comunicación interauricular. Estos defectos pueden simplemente cerrarse por sí mismos a medida que el bebé crece. Otros bebés sufren una combinación de defectos y necesitan varias operaciones a lo largo de sus vidas.

¿Cuáles son los diferentes tipos de defectos cardíacos congénitos?

Los defectos cardíacos congénitos se pueden clasificar en diversas categorías para facilitar la comprensión de los problemas que experimentará el bebé. Estas categorías incluyen:

  • Problemas que provocan que pase demasiada sangre por los pulmones. Estos defectos permiten que la sangre rica en oxígeno que debería fluir hacia el cuerpo vuelva a los pulmones, lo que produce un aumento en la presión y el esfuerzo de los pulmones.

  • Problemas que provocan que pase muy poca sangre por los pulmones. Estos defectos permiten que la sangre que no ha pasado por los pulmones a recibir oxígeno (es decir, sangre pobre en oxígeno) fluya al cuerpo. En estos problemas cardíacos, el organismo no recibe suficiente oxígeno y el bebé desarrollará cianosis (una coloración azul).

  • Problemas que provocan que fluya muy poca sangre por el cuerpo. Estos defectos son el resultado de cavidades del corazón que no completaron su desarrollo o de bloqueos en los vasos sanguíneos que evitan que la cantidad adecuada viaje por el cuerpo para suplir sus necesidades.

Como se mencionara anteriormente, en algunos casos se puede presentar una combinación de diversos defectos cardíacos.
Esto genera un problema más complejo que, a su vez, puede clasificarse en algunas de las siguientes categorías.

Algunos de los problemas que provocan que demasiada sangre pase a través de los pulmones incluyen los siguientes:

  • Conducto arterial persistente (CAP). Este defecto se presenta no se cierra el conducto arterial, el cual está presente en todos los fetos. Pasa demasiada sangre de la aorta a los pulmones y puede "inundarlos" o producir respiración acelerada y aumento insuficiente de peso. La CAP es frecuente en los bebés prematuros.

Anatomía de un corazón con conducto arterial persistente
Haga clic en la imagen para ampliarla.

  • Comunicación interauricular (CIA). Esta condición presenta un orifico entre las dos cavidades superiores del corazón (aurículas derecha e izquierda). Esto produce un flujo anómalo de la sangre en el corazón. Algunos niños no presentan síntomas y parecen sanos. Sin embargo, si la comunicación es muy grande (es decir que una gran cantidad de sangre hacia el lado derecho) aparecerán síntomas.

Anatomía de un corazón con una comunicación interauricular
Haga clic en la imagen para ampliarla.

  • Comunicación interventricular (CIV). Esta condición presenta una abertura en el tabique ventricular, la pared que divide las dos cavidades inferiores del corazón, conocidas como ventrículos derecho e izquierdo. Debido a esta abertura, la sangre del ventrículo izquierdo vuelve a ingresar al ventrículo derecho, ya que la presión es mayor en el ventrículo izquierdo. Esto produce un volumen excedente de sangre que el ventrículo derecho tiene que bombear hacia los pulmones y congestionarlos.

Anatomía de un corazón con una comunicación interventricular
Haga clic en la imagen para ampliarla.

  • Defectos del canal auriculoventricular (canal AV). Los defectos del canal auriculoventricular es un problema cardíaco complejo que implica varias anomalías de las estructuras internas del corazón. Estas anomalías incluyen la comunicación interauricular, la comunicación interventricular y la malformación de las válvulas mitral y/o tricúspide).

Anatomía de un corazón con un defecto del canal auriculoventricular
Haga clic en la imagen para ampliarla.

Algunos de los problemas que provocan que pase sangre insuficiente a través de los pulmones incluyen los siguientes:

  • Atresia tricuspídea. En esta condición la válvula tricúspide se encuentra completamente bloqueada. Por lo tanto, la sangre no pasa de la aurícula derecha al ventrículo derecho. Esta enfermedad suele estar caracterizada por lo siguiente:

    • Un ventrículo derecho pequeño

    • Circulación pulmonar disminuida

    • Cianosis (color azulado de la piel y las membranas mucosas producido por la falta de oxígeno)

    Por lo general, se necesita un procedimiento de derivación para aumentar el flujo de sangre a los pulmones.

Anatomía de un corazón con una atresia tricuspídea
Haga clic en la imagen para ampliarla.

  • Atresia pulmonar. Un defecto congénito que produce un pobre desarrollo de la válvula pulmonar. Normalmente, la válvula pulmonar se encuentra entre el ventrículo derecho y la arteria pulmonar. Tiene 3 valvas que funcionan como una puerta de la vía, lo que permite que la sangre fluya hacia la arteria pulmonar, pero no hacia atrás al ventrículo derecho.
    En la atresia pulmonar, los problemas con el desarrollo de la válvula impiden la apertura de las valvas, por lo tanto, la sangre no puede avanzar desde el ventrículo derecho hacia los pulmones.

  • Transposición de las grandes arterias. En este defecto cardíaco congénito, las posiciones de la arteria pulmonar y de la aorta están invertidas, por lo tanto:

    • La aorta se origina en el ventrículo derecho, por lo tanto, la mayor parte de la sangre que vuelve al corazón desde el cuerpo es nuevamente expulsada sin haber pasado antes por los pulmones.

    • La arteria pulmonar se origina en el ventrículo izquierdo, por lo tanto, la mayor parte de la sangre que vuelve de los pulmones regresa a ellos otra vez.

Anatomía de un corazón con transposición de las grandes arterias
Haga clic en la imagen para ampliarla.

  • Tetralogía de Fallot. Esta condición se caracteriza por los siguientes cuatro defectos:

    1. Una abertura anormal, o comunicación interventricular, que permite que la sangre pase del ventrículo derecho al ventrículo izquierdo sin haber pasado antes por los pulmones

    2. Un estrechamiento (estenosis) en la válvula pulmonar o justo por debajo de ella que bloquea parcialmente el flujo de sangre del lado derecho del corazón hacia los pulmones

    3. El ventrículo derecho es más grande o ancho

    4. Hay una dextraposición de la aorta (la aorta pasa directamente por encima de la comunicación interventricular)

    La Tetralogía de Fallot puede originar una cianosis (color azulado de la piel y las membranas mucosas producido por la falta de oxígeno).

Anatomía de un corazón con tetralogía de Fallot
Haga clic en la imagen para ampliarla.

  • Doble salida ventricular derecha. Un defecto cardíaco congénito complejo en el que tanto la aorta como la arteria pulmonar están conectadas al ventrículo derecho.

  • Tronco arterioso. Durante el normal desarrollo del feto, la aorta y la arteria pulmonar comienzan como un único vaso sanguíneo que luego se divide en dos arterias separadas. El tronco arterioso se produce cuando un único vaso principal no se separa completamente. Esto deja una gran comunicación entre la aorta y la arteria pulmonar.

Anatomía de un corazón con una tronco arterioso
Haga clic en la imagen para ampliarla.

Algunos de los problemas que provocan que pase sangre insuficiente hacia el cuerpo incluyen los siguientes:

  • Coartación de la aorta. En esta condición la aorta se encuentra estrecha o constreñida. Esto obstruye el flujo de sangre hacia la parte inferior del cuerpo y aumenta la presión de la sangre por encima de la constricción. Por lo general, en el momento del nacimiento no hay ningún síntoma, pero éstos pueden desarrollarse incluso durante la primera semana de vida o más adelante. Si aparecen síntomas severos de presión alta de la sangre o se desarrolla una insuficiencia cardíaca congestiva, podría considerarse la posibilidad de una cirugía.

Anatomía de un corazón con coartación de la aorta
Haga clic en la imagen para ampliarla.

  • Estenosis aórtica (EA). Un defecto en el cual la válvula aórtica ubicada entre el ventrículo izquierdo y la aorta no está bien formada y es más angosta. Esto produce que el corazón bombee sangre al cuerpo con mayor dificultad. Una válvula normal tiene tres valvas o cúspides, pero una válvula estenótica puede tener solo una valva (unicúspide) o dos valvas (bicúspide).
    Aunque la estenosis aórtica puede no presentar síntomas, también puede empeorar con el tiempo. Se puede necesitar una cirugía o un procedimiento de cateterismo para corregir el bloqueo. Asimismo, se puede reemplazar la válvula con una válvula artificial.

Ilustración de la estenosis aórtica
Haga clic en la imagen para ampliarla.

También puede presentarse una combinación compleja de defectos cardíacos denominada síndrome del corazón izquierdo hipoplásico.

  • Síndrome del corazón izquierdo hipoplásico. Se trata de una combinación de diversas anomalías del corazón y de los grandes vasos sanguíneos. En este síndrome, la mayoría de las estructuras del lado izquierdo del corazón (como el ventrículo izquierdo, la válvula mitral, la aorta y la válvula aórtica) son pequeñas y no se han desarrollado completamente. El grado de subdesarrollo difiere de niño a niño. El ventrículo izquierdo puede llegar a ser incapaz de bombear un volumen adecuado de sangre al cuerpo. El síndrome de corazón izquierdo hipoplásico puede ser mortal si no recibe tratamiento.

Anatomía de un corazón con síndrome del corazón izquierdo hipoplástico
Haga clic en la imagen para ampliarla.

¿Quién trata los defectos cardíacos congénitos?

Los cardiólogos pediátricos estudian los problemas cardíacos congénitos de los bebés. Estos médicos diagnostican los defectos cardíacos y ayudan a controlar la salud de los niños antes y después de la reparación quirúrgica del problema del corazón. Los especialistas que corrigen los problemas cardíacos en el quirófano se denominan pediatras cardiovasculares o cirujanos cardiotorácicos.

Una nueva sub especialidad está emergiendo dentro de la cardiología a medida que la cantidad de pacientes con cardiopatías congénitas empieza a ser mayor en adultos que en bebés. Esta mejora en la supervivencia es el resultados de avances tanto en los procedimientos de diagnóstico como en las intervenciones posibles.

Para poder conseguir y mantener los niveles de bienestar más altos posibles es imperativo que aquellos individuos que nacieron con cardiopatías congénitas y llegan a la edad adulta, realicen una transición al tipo de atención cardíaca apropiada. El tipo de atención necesaria varía según la cardiopatía congénita que padece la persona. Por lo general, las personas con cardiopatías congénitas comunes pueden ser atendidas por un cardiólogo para adultos de la comunidad. Los pacientes que padecen cardiopatías congénitas más complejas necesitarán ser atendidos en un centro especializado en adultos.

El asesoramiento es necesario para que los adultos con cardiopatías congénitas planifiquen cuestiones personales clave, como la universidad, la profesión, el seguro social, la actividad, el estilo de vida, la herencia, la planificación familiar, el embarazo, la atención crónica, la discapacidad y el final de vida. El conocimiento sobre las afecciones cardíacas congénitas específicas, las expectativas de resultado a largo plazo, las potenciales complicaciones y los riesgos deben ser reexaminados como parte de la transición exitosa de la atención pediátrica a la adulta. los padres deberían ayudar a sus hijos jóvenes adultos a asumir la responsabilidad de este conocimiento y de continuar con los cuidados. Esto ayuda a garantizar la transición al especialista en atención de adultos y a optimizar el estado de salud de los jóvenes adultos con cardiopatías congénitas.

Reviewed Date: 04-19-2014

Congenital Heart Disease

Disclaimer: This information is not intended to substitute or replace the professional medical advice you receive from your child's physician. The content provided on this page is for informational purposes only, and was not designed to diagnose or treat a health problem or disease. Please consult your child's physician with any questions or concerns you may have regarding a medical condition.