Jump to:  A   |   B   |   C   |   D   |   E   |   F   |   G   |   H   |   I   |   J   |   K   |   L   |   M   |   N   |   O   |   P   |   Q   |   R   |   S   |   T   |   U   |   V   |   W   |   X   |   Y

Bebé de una Madre Diabética

El bebé de una madre diabética

La diabetes en el embarazo

Existen dos tipos de diabetes que pueden presentarse durante el embarazo:

  • Diabetes gestacional. Este término se refiere a una madre que no sufría de diabetes antes de quedar embarazada, pero que durante el embarazo genera una resistencia a la insulina a causa de las hormonas.

  • Diabetes pregestacional. Este término se refiere a mujeres que ya padecían de diabetes insulinodependiente antes de quedar embarazadas.

Ambos tipos de diabetes pueden producir complicaciones para el bebé. Por lo tanto, es muy importante que la madre controle estrictamente el nivel de azúcar en sangre durante el embarazo.

¿Cuáles son las causas de la diabetes en el embarazo?

La placenta le proporciona nutrientes y agua al feto en desarrollo. También produce una variedad de hormonas para mantener el embarazo. Algunas de estas hormonas (como el estrógeno, el cortisol y la coriomamotropina) pueden bloquear la insulina. Esto suele presentarse entre las 20 y las 24 semanas del embarazo.

A medida que crece la placenta, se produce más cantidad de estas hormonas, y la resistencia a la insulina se vuelve mayor. Normalmente, el páncreas puede producir insulina adicional para superar la resistencia a la insulina. Sin embargo, cuando la producción de insulina no es suficiente para superar el efecto de las hormonas placentarias, se produce la diabetes gestacional.

Además, el embarazo puede cambiar las necesidades insulínicas de una mujer con diabetes pregestacional. Las madres insulinodependientes pueden llegar a necesitar una mayor cantidad de insulina a medida que transcurre el embarazo.

¿A quiénes afecta la diabetes durante el embarazo?

A cerca de un 5 % de las mujeres embarazadas en los Estados Unidos se les diagnostica una diabetes gestacional. La mayoría de los embarazos con diabetes son casos de diabetes gestacional. Algunas mujeres embarazadas necesitan insulina para tratar su diabetes.

¿Por qué debemos preocuparnos por la diabetes durante el embarazo?

Durante el embarazo, el exceso de glucosa en la sangre de la madre se transfiere al feto. Esto hace que el organismo del bebé secrete una mayor cantidad de insulina, lo cual origina un aumento en los depósitos tisulares y de grasa. El bebé de una madre diabética suele ser más grande de lo normal para la edad gestacional.

Además, estos bebés pueden correr un riesgo mayor de padecer complicaciones graves durante el embarazo y el parto. Entre las complicaciones que pueden producirse se incluyen el aumento de riesgos de defectos congénitos y de muerte intrauterina. Los defectos congénitos incluyen problemas en la formación del corazón, del cerebro, de la médula espinal, de las vías urinarias y del aparato gastrointestinal.

A diferencia de la diabetes insulinodependiente, la diabetes gestacional no suele producir defectos congénitos.

El recién nacido de una madre diabética puede padecer una o más de las siguientes afecciones:

  • Hipoglucemia
    La hipoglucemia es la presencia de niveles bajos de glucosa en la sangre del bebé inmediatamente después del parto. Este problema ocurre cuando los niveles de glucosa en la sangre de la madre se han mantenido altos, lo cual genera que el nivel de insulina circulante del feto aumente. Después del parto, el nivel de insulina del recién nacido se mantiene elevado, pero como ya no cuenta con el nivel alto de glucosa proveniente de su madre, su nivel de glucosa en sangre disminuye considerablemente. El nivel de glucosa en la sangre del bebé se controla después del nacimiento y, si es muy bajo, es posible que deba administrársele glucosa por vía intravenosa.

  • Macrosomía
    La macrosomía se refiere a un bebé cuyo tamaño es considerablemente más grande que lo normal. Todos los nutrientes que recibe el feto provienen directamente de la sangre de la madre. Si la sangre maternal posee glucosa en exceso, el páncreas del feto detecta altos niveles de glucosa y produce mayor insulina en un intento por utilizar dicha glucosa. El feto convierte el exceso de glucosa en grasa. Incluso cuando la madre presenta diabetes gestacional, el feto tiene la capacidad de producir toda la insulina que necesita. La combinación de altos niveles de glucosa en sangre de la madre y grandes niveles de insulina del feto resulta en muchos depósitos de grasa que provocan que el feto crezca demasiado.

  • Lesión por nacimiento
    Puede ocurrir una lesión por nacimiento debido al gran tamaño del bebe y a la dificultad de nacer.

  • Dificultades respiratorias
    El exceso de insulina en el sistema de un bebé producido por la diabetes puede retardar la producción del agente tensioactivo necesario para la maduración de los pulmones.

Tratamiento para los bebés de madres diabéticas

El tratamiento para el bebé de una madre diabética suele depender del control de la enfermedad durante la última etapa del embarazo y durante el parto. El médico de su bebé determinará el tratamiento específico según:

  • la edad gestacional de su bebé, salud general e historia clínica;

  • la magnitud de la afección;

  • la tolerancia de su bebé a determinados medicamentos, procedimientos o terapias;

  • las expectativas de la evolución de la afección;

  • su opinión o preferencia.

El tratamiento puede incluir:

  • Controlar los niveles de glucosa en sangre 
    Puede extraerse sangre por una punción en el talón, con una aguja en el brazo o a través de un catéter umbilical (un tubo colocado en el cordón umbilical del bebé).

  • Brindarle al bebé una fuente de glucosa de efecto rápido
    Esto puede ser tan sencillo como alimentar al bebé con una mezcla de glucosa y agua. En otros casos, puede ser necesaria la administración de glucosa por vía intravenosa. Los niveles de glucosa en la sangre del bebé se controlan estrictamente después del tratamiento por si reaparece la hipoglucemia.

  • Controlar la hipocalcemia (bajo nivel de calcio).

  • Aportar oxígeno o utilizar un respirador (en caso de disnea respiratoria).

  • Tratar cualquier problema provocado por una lesión perinatal

  • Tratar cualquier problema relacionado con un defecto congénito

Prevención de los problemas relacionados con los bebés de madres diabéticas

Cuando una madre tiene diabetes durante el embarazo, el cuidado prenatal es esencial para lograr un resultado saludable. Un plan dietario riguroso, el control de la glucosa en sangre y la insulinoterapia pueden contribuir a que los niveles de glucosa en la sangre de la madre se mantengan normales y a disminuir muchos de los riesgos para el bebé.

Reviewed Date: 12-31-2009

Infant of Diabetic Mother

Disclaimer: This information is not intended to substitute or replace the professional medical advice you receive from your child's physician. The content provided on this page is for informational purposes only, and was not designed to diagnose or treat a health problem or disease. Please consult your child's physician with any questions or concerns you may have regarding a medical condition.