Jump to:  A   |   B   |   C   |   D   |   E   |   F   |   G   |   H   |   I   |   J   |   K   |   L   |   M   |   N   |   O   |   P   |   Q   |   R   |   S   |   T   |   U   |   V   |   W   |   X   |   Y

Enterocolitis Necrotizante

Enterocolitis necrotizante

¿Qué es la enterocolitis necrotizante?

La enterocolitis necrotizante (ENC) es una enfermedad intestinal grave en los bebés.

  • "Necrotizante" significa daño y muerte de las células.

  • "Entero" se refiere al intestino.

  • "Colitis" significa inflamación del colon (parte más baja del intestino).

Aunque la ENC se puede desarrollar en cualquier recién nacido, la mayoría de las causas ocurren en bebés prematuros y en hasta el 5 por ciento de los bebés en las unidades de cuidado intensivos para recién nacidos. La ENC es más común en bebés que pesan menos de 1,500 gramos (3 libras 4 onzas).

¿Cuál es la causa de la enterocolitis necrotizante?

No se conocen con exactitud las causas de ENC. Se cree que los tejidos del intestino de alguna manera se debilitan debido al muy poco oxígeno o flujo sanguíneo. Cuando se comienza con la alimentación y la comida ingresa en la zona debilitada del tracto intestinal, la bacteria de la sangre puede dañar los tejidos del intestino. Los tejidos pueden ser severamente dañados y morir, lo que puede causar un orificio en el intestino. Esto puede provocar una infección grave en el abdomen.

¿A quién afecta la enterocolitis necrotizante?

  • Los bebés prematuros tienen los sistemas del cuerpo que son menos maduros que los que nacen a término. Como resultado, ellos pueden tener dificultad con la circulación sanguínea y del oxígeno, la digestión y las defensas contra las infecciones, así aumentan las posibilidades de desarrollar ENC.

  • Los bebés con mayor riesgo, especialmente los bebés prematuros, que toman leche por la boca o por sonda tienen más riesgo de desarrollar ENC. ENC es mucho menos común en bebés que son alimentados con leche materna y es poco frecuente en bebés que no recibieron alimentación.

  • Los bebés que tuvieron un parto difícil o con niveles disminuidos de oxígeno corren más riesgo de desarrollar ENC. Cuando la cantidad de oxígeno es demasiado pequeña, el cuerpo envía la mayor parte de él y de sangre hacia los órganos esenciales y no tanto al tracto intestinal. Como consecuencia se produce una disminución de oxígeno en la circulación gastrointestinal.

  • Los bebés con escasa cantidad de glóbulos rojos presentan un riesgo mayor de desarrollar ENC.

  • Los bebés con infecciones gastrointestinales corren mayor riesgo de desarrollar ENC.

¿Por qué la enterocolitis necrotizante es una preocupación?

El daño a los tejidos intestinales puede llevar a la perforación (orificio) en los intestinos. Esto permite que la bacteria normalmente se presente en el tracto intestinal para filtrarse en el abdomen y causar la infección. El daño sólo puede existir en una zona pequeña o puede progresar a zonas mayores del intestino. La enfermedad puede progresar rápidamente. La infección en los intestinos puede ser abrumadora para un bebé, e incluso con el tratamiento pueden existir serias complicaciones. Los problemas de ENC pueden incluir lo siguiente:

  • Perforación (orificio) en el intestino.

  • Cicatrización o estenosis (estrechamiento) del intestino.

  • Problemas con la absorción de la comida si se retiran grandes cantidades.

  • Infección severa perturbadora.

¿Cuáles son los síntomas de la enterocolitis necrotizante?

Los siguientes son los síntomas más comunes de la enterocolitis necrotizante: Sin embargo, cada niño puede experimentar los síntomas de manera diferente. Síntomas generalmente desarrollados en las primeras dos semanas y podrían incluir lo siguiente:

  • Distensión abdominal (hinchazón o inflamación).

  • La alimentación permanece en el estómago en lugar de dirigirse hacia los intestinos como es lo normal.

  • Líquido del color de la bilis (verde) en el estómago.

  • Movimientos violentos del intestino.

  • Signos de infección como apnea (suspensión de la respiración), disminución del ritmo cardíaco, letargo (pereza).

Los síntomas de la enterocolitis necrotizante pueden asemejarse a los de otras afecciones digestivas o problemas médicos. Siempre debe consultar a su médico para obtener un diagnóstico.

¿Cómo se diagnostica la enterocolitis necrotizante?

La ENC se diagnostica al examinar al bebé por signos anteriormente mencionados. Una radiografía de abdomen puede mostrar una apariencia efervescente en el intestino y signos de aire o gas en la venas grandes del hígado. El aire también puede estar fuera de los intestinos en el abdomen. Se puede insertar una aguja en la cavidad abdominal. Retirar el líquido intestinal del abdomen es un signo de un orificio en los intestinos.

Tratamiento para la enterocolitis necrotizante

El pediatra determinará el tratamiento específico para la enterocolitis necrotizante según lo siguiente:

  • La edad gestacional del bebé, salud general e historia clínica.

  • Magnitud de la enfermedad.

  • Tolerancia a medicamentos específicos, procedimientos o terapias.

  • Expectativas para el curso de la enfermedad.

  • Su opinión o preferencia.

El tratamiento puede incluir lo siguiente:

  • Suspensión de la alimentación.

  • Tubo nasogástrico (TN) (desde la nariz al intestino) para mantener el estómago vacío.

  • Líquidos por vía intravenosa (IV) para la alimentación y reposición de líquido.

  • Antibióticos para la infección.

  • Radiografías frecuentes para verificar el progreso de la enfermedad.

  • Oxígeno adicional o respiración mecánicamente asistida si el abdomen está tan inflamado de manera que interfiere con la respiración.

  • Procedimientos de aislamiento (como bata y guantes protectores) para evitar la diseminación de la infección.

Los casos severos de ENC podrían requerir:

  • Cirugía para retirar la parte afectada del intestino.

  • Conexión de una porción del intestino a una ostomía (abertura en la pared abdominal).

Prevención de la enterocolitis necrotizante

Dado que las causas exactas de ENC no son claras, la prevención es difícil. Estudios han encontrado que los bebés que sólo se han alimentado de leche materna (en lugar de la fórmula) es probable que tengan menos riesgo a desarrollar ENC. Además, se recomienda comenzar con la alimentación luego de que el bebé se estabiliza e incrementar las cantidades de alimento paulatinamente.

Reviewed Date: 12-31-2009

Necrotizing Enterocolitis

Disclaimer: This information is not intended to substitute or replace the professional medical advice you receive from your child's physician. The content provided on this page is for informational purposes only, and was not designed to diagnose or treat a health problem or disease. Please consult your child's physician with any questions or concerns you may have regarding a medical condition.