Jump to:  A   |   B   |   C   |   D   |   E   |   F   |   G   |   H   |   I   |   J   |   K   |   L   |   M   |   N   |   O   |   P   |   Q   |   R   |   S   |   T   |   U   |   V   |   W   |   X   |   Y

Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales (UCIN)

Unidad neonatal de cuidados intensivos (UNCI)

El nacimiento de un bebé es un proceso maravilloso pero muy complejo. Tanto la madre como el bebé experimentan muchos cambios físicos y emocionales.

Un bebé debe realizar muchos ajustes físicos para la vida afuera del cuerpo de la madre. Salir el útero significa que un bebé ya no puede depender más de la circulación y la placenta de la madre para funciones fisiológicas importantes.

Bebé en la Unidad Neonatal de Cuidados Intensivos
Bebé en la Unidad Neonatal de Cuidados Intensivos (UNCI)

Antes del nacimiento, la respiración, la alimentación, la eliminación de residuos y la protección inmunitaria vienen de la madre. Cuando un bebé llega al mundo, muchos sistemas del cuerpo cambian drásticamente el modo en que funcionaban durante la vida fetal:

  • Los pulmones deben inhalar aire.

  • La circulación cardíaca y pulmonar cambian.

  • El sistema digestivo debe comenzar a procesar comida y excretar residuos.

  • Los riñones deben comenzar a funcionar para equilibrar los líquidos y químicos del cuerpo y excretar los residuos.

  • El hígado y el sistemas inmunitario deben comenzar a funcionar de manera independiente.

Los sistemas del cuerpo de su bebé deben funcionar juntos de una nueva manera. A veces, un bebé puede tener dificultades atravesar esta transición. Nacer de manera prematura, tener un parto difícil o tener defectos congénitos pueden hacer que estos cambios sean aun más desafiantes. Afortunadamente para estos bebés, está disponible el cuidado especial para el recién nacido.

¿Qué es la unidad neonatal de cuidados intensivos?

Los bebés recién nacidos que necesitan atención médica intensiva se admiten en el área especial del hospital llamada unidad neonatal de cuidados intensivos (“NICU”, por sus siglas en inglés). La UNCI combina tecnología avanzada y profesionales de la salud capacitados para brindar cuidado especializado para los pacientes más pequeños. La UNCI puede también contar con áreas de cuidados continuos o intermedios para bebés que no están enfermos, pero necesitan un cuidado especializado. Algunos hospitales carecen de este personal especializado o de una UNCI y los bebés deben ser trasladados a otro hospital.

Algunos bebés recién nacidos requerirán cuidado en una UNCI y dar a luz a un bebé enfermo o prematuro puede ser algo inesperado para cualquier padre. El entorno y los sonidos extraños y el equipo en la UNCI puede ser abrumador. Se brinda esta información para ayudarle a entender algunos de los problemas de bebés enfermos o prematuros. Usted también se enterará de algunos procedimientos que pueden necesitarse para el cuidado del bebé.

¿Qué bebés necesitan cuidado especial?

La mayoría de los bebés ingresados en la UNCI son prematuros nacidos antes de las 37 semanas de embarazo), tienen bajo peso (menos de 5.5 libras o 2.5 kg), o tienen una enfermedad que requiere de cuidado especial. En Estados Unidos casi medio millón de bebés nacen de manera prematura y algunos de estos tienen bajo peso al nacer. Mellizos, trillizos o más hermanos generalmente ingresan en la UNCI porque tienden a nacer antes y son más pequeños que los bebés de parto único. Los bebés con afecciones como problemas cardíacos, infecciones o defectos al nacer también son cuidados en la UNCI.

A continuación se presentan algunos factores que pueden poner al bebé en una situación de alto riesgo y aumentar las probabilidades de su ingreso a la UNCI. Sin embargo, cada bebé debe ser evaluado individualmente para determinar la necesidad de admisión. Los factores de mayor riesgo incluyen lo siguiente:

  • Factores maternos:

    • Edad menor de 16 o mayor de 40

    • Exposición a la droga o el alcohol

    • Diabetes

    • Hipertensión (presión arterial alta)

    • Hemorragias (sangrado)

    • Enfermedades de transmisión sexual

    • Embarazo múltiple (mellizos, trillizos o más hermanos)

    • Muy poco o mucho líquido amniótico

    • Ruptura prematura de las membranas (también llamada saco amniótico o bolsa de aguas)

  • Factores del parto:

    • Sufrimiento fetal/asfixia en el nacimiento (cambios en los sistemas de órganos debido a la falta de oxígeno)

    • Parto en presentación pelviana (de nalgas) u otra posición anormal

    • Meconio (la primera deposición del bebé durante el embarazo en el líquido amniótico)

    • Circular de cordón (cordón alrededor del cuello del bebé)

    • Parto con fórceps o por cesárea

  • Factores del bebé:

    • Nacimiento a la edad gestacional menor que 37 semanas o más de 42 semanas

    • Peso de nacimiento menor de 2,500 gramos (5 libras 8 onzas) o más de 4,000 gramos (8 libras, 13 onzas)

    • Pequeño para la edad gestacional

    • Administración de medicamentos o reanimación en la sala de partos

    • Defectos de nacimiento

    • Dificultad respiratoria, incluidas la respiración rápida, los quejidos o la apnea (suspensión de la respiración)

    • Infección como herpes, estreptococo del grupo B, clamidia

    • Convulsiones

    • Hipoglucemia (bajo nivel de azúcar en la sangre)

    • Necesidad de oxígeno adicional o monitoreo, terapia intravenosa (IV) o medicamentos

    • Necesidad de tratamiento o procedimientos especiales como transfusión de sangre

¿Quién cuidará de su bebé en la UNCI?

Los siguientes son algunos de los profesionales especialmente capacitados que participarán del cuidado de su bebé

  • Neonatólogo. Un pediatra con capacitación adicional en el cuidado de bebés enfermos y prematuros. El neonatólogo (a quien generalmente se lo conoce como el médico responsable del paciente) supervisa a los residentes y médicos especialistas en formación en pediatría, las enfermeras practicantes y las enfermeras que cuidan a los bebés en la UNCI.

  • Neonatólogo en formación. Un pediatra que se está capacitando en el cuidado de bebés prematuros y enfermos. Es posible que practique procedimientos y que dirija la atención de su hijo.

  • Residente en pediatría. Un médico que está recibiendo capacitación adicional para la atención de niños. Es posible que practique o ayude a practicar procedimientos y que ayude a dirigir la atención de su hijo.

  • Enfermera neonatal practicante. Una enfermera titulada con capacitación adicional para la atención de bebés recién nacidos. Es posible que practique procedimientos y que ayude a dirigir la atención de su hijo.

  • Terapeuta respiratorio. Una persona con capacitación especial para suministrar apoyo respiratorio que incluye el manejo de oxígeno y respiradores artificiales (ventiladores).

  • Terapeutas ocupacionales, fisioterapeutas y terapeutas del lenguaje (logopeda). El fisioterapeuta y el terapeuta ocupacional vigilan que el bebé se esté desarrollando adecuadamente y ayudan con la atención relacionada con el desarrollo que incluye técnicas para acomodar y consolar al bebé. Los logopedas ayudan a los bebés a aprender a comer con la boca.

  • Dietistas. Se aseguran de que el bebé esté creciendo adecuadamente y recibiendo la nutrición apropiada, lo que incluye cantidad de calorías, proteínas, vitaminas y minerales.

  • Especialistas en lactancia. Estos proveedores de atención médica tienen una capacitación adicional y una certificación para ayudar a las mujeres a amamantar. Pueden ayudar a extraer leche materna, mantener el suministro de leche e iniciar el amamantamiento.

  • Farmacéuticos. Ayudan en la UNCI a los proveedores de atención médica a elegir los mejores medicamentos, a vigilar los niveles o las dosis de medicamentos y mantienen atentos a los miembros del equipo sobre los posibles efectos secundarios y sobre qué aspectos es necesario vigilar.

  • Trabajadores sociales. Asisten a las familias para enfrentar la gran variedad de emociones que se experimentan cuando un hijo está enfermo, ayudan a las familias a obtener la información que necesitan de los médicos y ayudan a la familia con otras necesidades bássicas como los problemas financieros, de trasporte o la organización de la atención médica en el hogar.

  • Capellanes del hospital. El capellán del hospital puede ser un cura, un ministro, un pastor laico u otro tipo de consejero religioso que puede ofrecer apoyo y consejo espiritual para ayudar a las familias a sobrellevar los factores estresantes de la experiencia en la UNCI.

Los miembros del equipo de la UNCI colaboran con los padres para desarrollar un plan de cuidado para los recién nacidos de alto riesgo. Pregunte sobre los grupos de apoyo de los padres de la UNCI y otros programas diseñados para estimular la participación de los padres.

Reviewed Date: 06-28-2013

The Neonatal Intensive Care Unit (NICU)

Disclaimer: This information is not intended to substitute or replace the professional medical advice you receive from your child's physician. The content provided on this page is for informational purposes only, and was not designed to diagnose or treat a health problem or disease. Please consult your child's physician with any questions or concerns you may have regarding a medical condition.