Jump to:  A   |   B   |   C   |   D   |   E   |   F   |   G   |   H   |   I   |   J   |   K   |   L   |   M   |   N   |   O   |   P   |   Q   |   R   |   S   |   T   |   U   |   V   |   W   |   X   |   Y

Persistent Pulmonary Hypertension in the Newborn

Persistent Pulmonary Hypertension in the Newborn

¿Qué es la hipertensión pulmonar persistente en el recién nacido (HPPN)?

La hipertensión pulmonar persistente (HPP) se da en los bebés recién nacidos. Sucede cuando la circulación de un recién nacido regresa a la circulación de un feto. Cuando esto ocurre, es mucha la cantidad de sangre que deja de pasar por los pulmones del bebé. Esto en ocasiones se llama circulación fetal persistente.

¿Cuáles son las causas de la HPP en el recién nacido?

Durante el embarazo, los pulmones del bebé no intercambian oxígeno y dióxido de carbono. Sus pulmones no necesitan tanta sangre. La circulación de un bebé envía la mayor parte de la sangre lejos de los pulmones. La envía a través de conexiones que hay en el corazón y los vasos sanguíneos grandes.

Después de que el bebé nace, esta circulación cambia cuando el bebé comienza a respirar aire. El cambio en la presión de sus pulmones ayuda a cerrar esas conexiones fetales (previas al nacimiento). Eso redirige la circulación de la sangre. Luego, se bombea sangre a los pulmones. Eso ayuda en el intercambio de oxígeno y dióxido de carbono.

Si un recién nacido tienen bajos niveles de oxígeno o dificultades para respirar, esos cambios normales pueden no suceder. Eso hace que la circulación del bebé vuelva a ser la del sistema fetal, en la que la sangre no va a los pulmones. La presión de los pulmones del bebé permanece alta. Eso es HPPN.

¿Qué bebés corren el riesgo de tener HPPN?

Un bebé que tuvo un nacimiento difícil o asfixia al nacer puede tener más probabilidades de desarrollar HPPN. La asfixia en el nacimiento es una afección provocada por un nivel de oxígeno muy bajo.

Alrededor de 1 de cada 1,250 bebés tienen HPPN. Se da con más frecuencia en los bebés a término o en los bebés nacidos después de su fecha estimada de parto.

La HPPN es más probable en bebés cuyas madres tomaron ciertos medicamentos en la última parte del embarazo. Eso incluye medicamentos antiinflamatorios no esteroides e inhibidores selectivos de los receptores de serotonina.

¿Cuáles son los síntomas de la HPP en el recién nacido?

Los síntomas pueden ser levemente distintos en cada niño. Pueden incluir:

  • Se ve enfermo al nacer o en las primeras horas después del nacimiento.
  • Los labios y la piel se ven de color azulado (cianosis).
  • Respiración rápida.
  • Frecuencia cardíaca rápida.
  • Bajos niveles de oxígeno en la sangre mientras está recibiendo oxígeno al 100%.

Los síntomas de la HPPN pueden parecerse a los de otras afecciones. Asegúrese de que su hijo vea a su proveedor de atención médica para recibir un diagnóstico.

¿Cómo se diagnostica la HPP en el recién nacido?

El proveedor de atención médica de su bebé comprobará los antecedentes de su bebé en relación con su salud y su nacimiento. Luego, le hará un examen a su bebé. El proveedor de atención médica de su hijo puede hacerle las siguientes pruebas y análisis para diagnosticar la HPPN:

  • Radiografía de pecho.
  • Análisis de sangre.
  • Comprobación del nivel de oxígeno. Se medirán los niveles de oxígeno de su bebé en diferentes puntos de su cuerpo. El proveedor de atención médica de su hijo comparará esos niveles para ver si la sangre está circulando hacia los pulmones de su bebé.

¿Cómo se trata la HPP en el recién nacido?

El objetivo del tratamiento para la HPPN es aumentar el oxígeno de todos los sistemas corporales de su bebé. Si el cuerpo de su bebé no obtiene suficiente oxígeno, puede tener problemas de salud a largo plazo.

El tratamiento dependerá de los síntomas, la edad y la salud general de su hijo. También variará según la gravedad de la afección.

Oxígeno suplementario

Su bebé obtiene el 100% de oxígeno a través de una mascarilla o una campana plástica.

Tubo endotraqueal (TE)

Este tubo va colocado en la tráquea de su bebé. Le ayuda a respirar.  

Respirador mecánico

Esta máquina respira por su bebé.

Medicamentos

Los medicamentos pueden ayudar a que los músculos y reflejos de su bebé se relajen. Esto hace que su bebé responda mejor al respirador mecánico.

Óxido nítrico

Su bebé aspirará este gas. Esto ayuda a expandir los vasos sanguíneos de los pulmones de su bebé.

Oxigenación por membrana extracorpórea (OMEC)

Esta prueba se hace si su bebé no responde a otros cuidados. Con la OMEC, la sangre de las venas de su bebé se pasa por un pulmón artificial con ayuda de una bomba. Luego, se le agrega oxígeno y se le quita el dióxido de carbono. Después, esa sangre se devuelve a su bebé. Este procedimiento solo se hace en ciertas unidades de cuidados intensivos neonatales.

¿Cuáles son las complicaciones de la HPP en el recién nacido?

Cuando la sangre se dirige hacia fuera de los pulmones de su bebé, es difícil que sus pulmones puedan intercambiar el oxígeno y el dióxido de carbono. Los bebés con HPPN tienen bajos niveles de oxígeno incluso cuando respiran aire que tiene oxígeno al 100%. Eso puede causar problemas graves. Todos los órganos de su bebé necesitan un suministro regular de sangre rica en oxígeno. Los órganos de su bebé pueden dañarse si no obtienen oxígeno suficiente.

Puntos clave sobre la HPP en el recién nacido

  • La HHPN sucede cuando la circulación de un recién nacido vuelve a ser la circulación de un feto. Cuando esto ocurre, es mucha la cantidad de sangre que deja de pasar por los pulmones del bebé.
  • Alrededor de 1 de cada 1,250 bebés tienen HPPN. Se da con más frecuencia en los bebés a término o en los bebés nacidos después de su fecha estimada de parto. Suele darse cuando un bebé tuvo un nacimiento difícil.
  • El proveedor de atención médica de su hijo puede hacerle pruebas para ver si tiene esta afección. Por ejemplo, una radiografía de pecho, análisis de sangre y mediciones del nivel de oxígeno.
  • El objetivo del tratamiento para la HPPN es aumentar el oxígeno de todos los sistemas corporales de su bebé.
  • Si su bebé no obtiene suficiente oxígeno, puede tener problemas de salud a largo plazo.

Próximos pasos

Consejos para ayudarle a aprovechar al máximo una visita al proveedor de atención médica de su hijo:

  • Tenga en mente la razón de la visita y qué desea que suceda.
  • Antes de su visita, escriba las preguntas que quiere hacerle.
  • En la visita, escriba el nombre de un diagnóstico nuevo y de todos los medicamentos, tratamientos o análisis nuevos. Además escriba todas las instrucciones nuevas que le dé el proveedor para su hijo.
  • Pregunte por qué se indica un medicamento o tratamiento nuevo, y cómo ayudará a su hijo. Además, consulte cuáles serán los efectos secundarios.
  • Pregunte si la afección de su hijo se puede tratar de otras maneras.
  • Infórmese de por qué un análisis o procedimiento se recomienda y qué podrían significar los resultados.
  • Consulte qué puede ocurrir si su hijo no toma el medicamento o no se hace un análisis o procedimiento.
  • Si su hijo tiene una cita de control, anote la fecha, la hora y el propósito de esa visita.
  • Averigüe cómo puede comunicarse con el proveedor de su hijo después del horario de consultorio. Es importante por si su hijo se enferma y usted necesita hacer preguntas o pedir un consejo.

Disclaimer: This information is not intended to substitute or replace the professional medical advice you receive from your child's physician. The content provided on this page is for informational purposes only, and was not designed to diagnose or treat a health problem or disease. Please consult your child's physician with any questions or concerns you may have regarding a medical condition.