Jump to:  A   |   B   |   C   |   D   |   E   |   F   |   G   |   H   |   I   |   J   |   K   |   L   |   M   |   N   |   O   |   P   |   Q   |   R   |   S   |   T   |   U   |   V   |   W   |   X   |   Y

Prematurez

Prematurez

¿Qué es la prematurez?

Un bebé nacido 37 semanas antes de la fecha de nacimiento se considera prematuro, es decir, nacido antes del tiempo normal de maduración. Casi el 12 por ciento de todos los bebés son prematuros. En general, el índice de partos prematuros aumenta de manera gradual, principalmente debido a un gran número de múltiples partos en los últimos años. Los gemelos u otros múltiples tienen unas seis veces más posibilidades de ser prematuros que los bebés nacidos de parto único. El índice de partos únicos prematuros también aumenta un poco cada año.

De acuerdo al Centro Nacional de Estadísticas de Salud en 2011, el 12 por ciento de los bebés nacidos en EE. UU. nacieron de manera prematura, o antes de las 37 semanas completas de embarazo. De todos los bebés:

  • Aproximadamente, el 8 por ciento nace entre las 34 y 36 semanas de gestación (desde el momento de la concepción al nacimiento).

  • Aproximadamente, el 1,5 por ciento nace entre las 32 y 33 semanas de gestación.

  • Aproximadamente, el 2 por ciento nace con menos de 32 semanas de gestación.

Muchos bebés prematuros también pesan menos de 2,500 gramos (5 libras, 8 onzas) y se pueden denominar como bebé de bajo peso al nacer ("LBW", por sus siglas en inglés).

Los niños prematuros nacidos entre las 34 y 37 semanas de embarazo generalmente se denominan bebés prematuros tardíos o niños nacidos antes de término. Los niños prematuros tardíos son, a menudo, mucho más grandes que los niños muy prematuros pero pueden ser un poco más pequeños que los niños nacidos a término.

Los bebés prematuros tardíos generalmente pueden parecer sanos pero podrían tener más dificultades en adaptarse que los bebés nacidos a término. Debido a su tamaño más pequeño, podrían tener problemas para mantener la temperatura corporal. Tienen, a menudo, dificultad con la lactancia y la alimentación con biberón y podrían necesitar alimentarse con más frecuencia. Generalmente podrían requerir dormir más e incluso dormirse durante la alimentación, lo que significa que se pierden los aportes calóricos importantes.

Los niños prematuros tardíos también podrían tener dificultades respiratorias, aunque estas se identifican antes de darles el alta. Estos niños también corren más riesgo de infecciones e ictericia y deberían ser observados por signos de estas condiciones. Los niños prematuros tardíos deberían ser examinados por un médico dentro del primer o segundo día después del alta.

¿Cuáles son las causas de la prematurez?

Existen muchos factores relacionados al nacimiento prematuro. Algunos directamente causan el parto y nacimiento prematuro mientras que otros pueden provocar un trastorno o una enfermedad en la madre o el bebé y requieren un parto anticipado. Los siguientes factores podrían contribuir a un nacimiento prematuro:

  • Factores maternos:

    • Preeclampsia (alta presión sanguínea debido al embarazo, también conocida como toxemia o hipertensión gestacional).

    • Enfermedad médica crónica (como por ejemplo una cardiopatía o enfermedad renal).

    • Infección (como estreptococos del grupo B, infección del tracto urinario, infecciones vaginales, infecciones de los tejidos fetales o placentarios).

    • Uso de drogas (como cocaína).

    • Estructura anormal del útero.

    • Insuficiencia cervicouterina (incapacidad del cuello uterino para mantenerse cerrado durante el embarazo).

    • Parto prematuro previo.

  • Factores que involucran el embarazo:

    • Función anormal o disminuida de la placenta.

    • Placenta previa (posición baja de la placenta).

    • Desprendimiento de la placenta (desprendimiento prematuro del útero).

    • Ruptura prematura de las membranas (saco amniótico).

    • Polihidramnios (demasiado líquido amniótico).

  • Factores relacionados al feto:

    • Cuando el comportamiento del feto indica que el ambiente intrauterino no es saludable.

    • Gestación múltiple (mellizos, trillizos o más).

¿Por qué la prematurez es una preocupación?

Los bebés prematuros nacen antes de que sus cuerpos y sistemas orgánicos hayan madurado completamente. Estos bebés son generalmente pequeños, con bajo peso (menos que 2,500 gramos o 5 libras, 8 onzas), y pueden necesitar ayuda para respirar, alimentarse, combatir infecciones y mantener la temperatura corporal. Los bebés más vulnerables son los muy prematuros, es decir, aquellos nacidos antes de 28 semanas. Muchos de los órganos podrían no estar preparados para la vida afuera del útero de la madre y podrían ser muy inmaduros para funcionar bien.

Algunos de los problemas que los bebés prematuros podrían experimentar son:

  • Inestabilidad de temperatura- incapacidad de mantener la temperatura corporal debido a una deficiencia de grasa corporal.

  • Problemas respiratorios:

    • Síndrome de dificultad respiratoria infantil (anteriormente llamado enfermedad de membrana hialina). Una condición en la cual los sacos aéreos no pueden mantenerse abiertos debido a la carencia de surfactante en los pulmones.

    • Enfermedad pulmonar crónica/ displasia broncopulmonar. Estos son problemas respiratorios de largo plazo causados por lesiones en el tejido pulmonar.

    • Exhalación de aire de los espacios normales del pulmón en otros tejidos.

    • Desarrollo incompleto de los pulmones.

    • Apnea (suspensión de la respiración). Esto ocurre en casi la mitad de los bebés nacidos en o antes de las 30 semanas.

  • Problemas cardiovasculares:

    • Conducto arterioso persistente (CAP). Un trastorno cardíaco que provoca que la sangre se desvíe de los pulmones.

    • Presión arterial muy baja o muy alta.

    • Frecuencia cardíaca reducida. Esto generalmente ocurre con la apnea.

  • Problemas sanguíneos o metabólicos:

    • Anemia. Esto puede requerir una transfusión de sangre.

    • Ictericia. Esto se debe a la inmadurez del hígado y la función gastrointestinal.

    • Niveles de minerales muy bajos o muy altos y otras sustancias en la sangre, como calcio y glucosa (azúcar).

    • Funcionamiento renal inmaduro.

  • Problemas gastrointestinales:

    • Dificultad de alimentación. Muchos bebés prematuros son incapaces de coordinar la acción de succión y deglución antes de la semana 35 de gestación.

    • Mala digestión.

    • Enterocolitis necrotizante (ECN). Una enfermedad intestinal seria común en bebés prematuros.

  • Problemas neurológicos:

    • Hemorragia intraventricular. Es el sangrado en el cerebro.

    • Leucomalacia periventricular. Un ablandamiento de los tejidos del cerebro alrededor de los ventrículos (los espacios en el cerebro que contienen líquido cefalorraquídeo).

    • Falta de tonicidad muscular.

    • Convulsiones. Esto puede deberse al sangrado en el cerebro.

    • Retinopatía del prematuro. Esto es un crecimiento anormal de los vasos sanguíneos en el ojo del bebé.

  • Infecciones: Los niños prematuros son más susceptibles a una infección y pueden requerir antibióticos.

Los bebés prematuros también pueden tenes problemas de salud a largo plazo. Generalmente, cuanto más prematuro es el bebé, más serios y de larga duración son los problemas de salud.

¿Cuáles son las características de la prematurez?

A continuación, se enumeran los síntomas más comunes de un bebé prematuro. Sin embargo, cada bebé puede mostrar diferentes características de la enfermedad. Las características pueden incluir:

  • Bebé pequeño, generalmente pesa menos de 2,500 gramos (5 libras, 8 onzas).

  • Piel delgada y brillante de color rosada o enrojecida, que permite ver las venas.

  • Poca grasa corporal.

  • Poco cabello en el cuero cabelludo aunque mucha cantidad de lanugo (vello corporal suave).

  • Llanto y tono corporal débil.

  • Los genitales pueden ser pequeños y subdesarrollados.

Las características de los bebés prematuros pueden ser similares a las de otras afecciones o problemas médicos. Siempre debe consultar al pediatra para obtener un diagnóstico.

Tratamiento de la prematurez

El pediatra determinará el tratamiento específico para el parto prematuro según lo siguiente:

  • La edad gestacional del bebé, salud general e historia clínica.

  • Magnitud de la enfermedad.

  • Tolerancia a medicamentos específicos, procedimientos o terapias.

  • Expectativas para el curso de la enfermedad.

  • Su opinión o preferencia.

El tratamiento puede incluir:

  • Terapia prenatal con corticoesteroides. Una de las más importantes partes del cuidado de bebés prematuros es la medicación llamada corticoesteroides. La investigación ha encontrado que administrarle a la madre un esteroide al menos 48 horas previas al parto prematuro reduce de gran manera el incidente y severidad de la enfermedad respiratoria en el bebé. Otro beneficio importante del tratamiento esteroide es la reducción de la hemorragia intraventricular (sangrado en el cerebro del bebé). Aunque los estudios no son claros, los esteroides prenatales podrían también ayudar a reducir la incidencia de ENC y CAP Se les puede administrar esteroides a las madres cuando el parto prematuro es probable entre las 24 y 34 semanas de embarazo. Antes o después de dicho periodo, la medicación generalmente no es eficaz.
    Los bebés prematuros generalmente necesitan cuidado en una guardería especial llamada Unidad Neonatal de Cuidados Intensivos (UNCI). La UNCI combina tecnología avanzada y profesionales de la salud capacitados para brindar cuidado especializado para los pacientes más pequeños. El equipo de la UNCI está dirigido por un neonatólogo, que es un pediatra con capacitación adicional en el cuidado de bebés enfermos y prematuros.

El cuidado de bebés prematuros puede también incluir:

  • Camas con control de temperatura.

  • Monitoreo de temperatura, presión sanguínea, ritmo cardíaco y respiratorio y niveles de oxígeno.

  • Suministro de oxígeno adicional por medio de una máscara o con respirador mecánico.

  • Respiradores mecánicos (máquinas que ayudan a respirar) que cumple la función de respirar por el bebé.

  • Líquidos por vía intravenosa (IV) cuando no puede ingerir alimentos o para administrarle medicamentos.

  • Colocación de catéteres (pequeño tubo) en el cordón umbilical para administrar líquidos y medicamentos y para extraer sangre.

  • Radiografías (para diagnosticar problemas y verificar la ubicación del tubo).

  • Alimentación especial de leche materna o fórmula a veces con un tubo en el estómago si el bebé no puede succionar. La lecha materna tiene muchas ventajas para los bebés prematuros porque contiene inmunidades de la madre y muchos nutrientes importantes.

  • Los medicamentos y otros tratamientos para las complicaciones como los antibióticos.

  • Cuidado canguro. Un método de cuidado para los bebés prematuros utilizando el contacto piel a piel que brinda un contacto entre la madre y el hijo. Estudios han encontrado que los bebés, con este tipo de cuidado, pueden permanecer menos tiempo en la UNCI.

¿Cuándo un bebé prematuro puede abandonar el hospital e irse a su casa?

Los bebés prematuros generalmente necesitan tiempo para "ponerse al día" tanto en el desarrollo como en el crecimiento. En el hospital, este tiempo implica aprender a comer y dormir así como también aumentar de peso continuamente. Dependiendo de su condición, los bebés prematuros generalmente permanecen en el hospital hasta que alcanzan la fecha del parto.

Si un bebé fue derivado a otro hospital para un cuidado especializado en la UCIN, es probable que regrese al primero una vez que su trastorno se estabiliza

Consulte al pediatra para más información sobre el criterio específico para el alta del hospital de los bebés prematuros. Los objetivos generales para el alta podrían incluir lo siguiente:

  • Que las enfermedades serias se resuelvan.

  • Que la temperatura sea estable. Que el bebé puede mantener su temperatura corporal en una cuna abierta.

  • Que la alimentación sea por medio de amamantamiento o biberón.

  • Que no se hayan presentado recientemente episodios de apneas o disminución de frecuencia cardíaca.

  • Los padres pueden brindar cuidado incluyendo medicamentos y alimentación.

Antes del alta, los bebés prematuros también necesitan un examen ocular y de audición para verificar si hay problemas relacionados a la prematurez. Los padres necesitan información acerca de la visitas de seguimiento con el pediatra para el cuidado y las vacunaciones. Muchos hospitales tienen programas de cuidados de salud especiales para bebés prematuros y bebés con bajo peso.

Aunque algunos bebés, de alguna manera, reúnen las condiciones para recibir el alta, continúan teniendo necesidades especiales, como oxígeno adicional o alimentación por sonda. Con instrucciones y el equipo correcto, es posible para los padres cuidar a los bebés en casa. Una trabajadora social del hospital puede ayudar a coordinar los planes de alta cuando se necesita cuidado especial.

Pregúntele a su pediatra sobre una "noche de prueba" en una sala para padres en el hospital antes de que su hijo reciba el alta. Esto puede contribuir a su adaptación al cuidado de su bebé, mientras tiene profesionales de la salud cerca para ayudarlo y tranquilizarlo. Los padres pueden sentirse más confiados llevando a su bebé a casa cuando se les brinda instrucciones sobre reanimación pulmonar (RCP) y seguridad infantil.

Los niños prematuros corren un mayor riesgo de sufrir el síndrome de muerte súbita (SMS) y deberían dormir boca arriba antes de enviarlos a casa. Por favor, hable con los pediatras sobre estas recomendaciones de la Academia Estadounidense de Pediatría ("AAP", por sus siglas en inglés) para reducir el riesgo de SMS y otras muertes relacionadas al sueño en niños desde el nacimiento hasta el primer año:

  • Asegúrese de que su hijo esté vacunado. Un niño que está completamente vacunado puede reducir el riesgo a contraer el SMS al 50 por ciento.

  • Amamante a su hijo. La AAP recomienda amamantar por al menos seis meses.

  • Ubique a su hijo boca arriba para dormir. Esto puede disminuir el riesgo del SMS, de ahogo y de aspiración. Nunca ubique a su hijo de costado o boca abajo para dormir. Si su bebé está despierto, permita que permanezca boca abajo mientras lo supervisa, para disminuir las chances de que su hijo desarrolle una cabeza plana y fortalezca los músculos de su estómago.

  • Siempre hable con el pediatra del bebé antes de levantar su cabeza de la cuna si se le diagnosticó reflujo gastroesofágico.

  • Ofrézcale un chupete para dormir si no se alimenta con leche materna. Si amamanta, la AAP recomienda retrasar la introducción al introducir un chupete hasta que realmente se establezca el amamantamiento. No tema si su bebé ya ha estado utilizando un chupete antes de que sea suficientemente maduro para alimentarse directamente del pecho. Pida ayuda a un especialista de lactancia para la transición de la alimentación del pecho si su bebé es suficientemente fuerte para hacerlo.

  • Utilice un colchón firme (cubierto por una sábana a la medida) para prevenir espacios entre el colchón y los costados de la cuna, un patio de juegos o un moisés. Esto puede disminuir el riesgo de asfixia, ahogamiento y SMS.

  • Comparta su habitación en lugar de su cama con su bebé. Al ubicar al bebé en la cama con usted aumenta el riesgo de estrangulación, ahogamiento, asfixia y SMS. No se recomienda compartir la cama con mellizos u otros múltiples bebés.

  • Evite utilizar asientos de niños, asientos de autos, silla de bebés, cargador de niños y columpios infantiles para rutinas de sueño y siestas diarias. Esto puede llevar a la obstrucción de las vías respiratorias del bebé o asfixia.

  • Evite utilizar drogar ilegales y alcohol, y no fume durante el embarazo o después del parto.

  • Evite el exceso de ropa o cubrir la cara o cabeza del niño. Este evitará que se sobrecaliente, reduciendo los riesgos de SMS.

  • Evite utilizar ropa de cama suelta u objetos suaves: almohadones protectores, almohadas, edredones, sábanas en la cuna del niño o moisés para ayudar a prevenir la sofocación, asfixia, atrapamiento o SMS.

  • Evite utilizar monitores cardiorespiratorios y dispositivos comerciales: cuñas, posicionadores y colchones especiales para ayudar a disminuir el riesgo de SMS y muerte de bebés relacionada al sueño.

  • Siempre ubique la cuna, moisés y patio de juegos en zonas libres de riesgo: aquellas sin cordones o cables colgantes para reducir el riesgo de asfixia.

Prevención de la prematurez

Debido a los grandes avances en el cuidado de bebés enfermos y prematuros, más y más bebés sobreviven a pesar de nacer antes y ser muy pequeños. Pero la prevención del nacimiento prematuro es la mejor manera de promover la buena salud para los bebés.

El cuidado prenatal es el factor clave para prevenir los nacimientos prematuros y bebés con bajo peso. En las visitas prenatales, se puede verificar la salud de la madre y del feto. Dado que la nutrición y el aumento de peso maternos están vinculados con el aumento de peso fetal y el peso al nacer, es fundamental seguir una dieta saludable y aumentar de peso durante el embarazo. El cuidado prenatal es también importante para identificar problemas y estilos de vida que pueden aumentar los riesgos del parto y nacimiento prematuro. Algunas maneras de ayudar a prevenir el parto prematuro y brindar el mejor cuidado para los bebés prematuros puede incluir lo siguiente:

  • Identificar madres con riesgo de parto prematuro.

  • La educación prenatal de los síntomas del parto prematuro.

  • Evitar el trabajo pesado o repetitivo o permanecer parada durante largos periodos de tiempo que puede aumentar el riesgo del parto prematuro.

  • Identificación temprana y tratamiento del parto prematuro.

Reviewed Date: 06-29-2013

Prematurity

Disclaimer: This information is not intended to substitute or replace the professional medical advice you receive from your child's physician. The content provided on this page is for informational purposes only, and was not designed to diagnose or treat a health problem or disease. Please consult your child's physician with any questions or concerns you may have regarding a medical condition.