Jump to:  A   |   B   |   C   |   D   |   E   |   F   |   G   |   H   |   I   |   J   |   K   |   L   |   M   |   N   |   O   |   P   |   Q   |   R   |   S   |   T   |   U   |   V   |   W   |   X   |   Y

HELLP Syndrome

HELLP Syndrome

¿Qué es el síndrome HELLP?

El síndrome HELLP es una afección poco frecuente del embarazo, pero que pone en riesgo la vida. Provoca la descomposición de los glóbulos rojos de la sangre. También causa problemas hepáticos, de sangrado y de presión arterial. Generalmente está relacionado con la preeclampsia y la eclampsia. Es frecuente que aparezca antes del parto,  pero también puede presentarse después de este. Las letras de la palabra HELLP en inglés representan:

  • "Hemolysis" (hemólisis). Es la descomposición de los glóbulos rojos.
  • "Elevated Liver enzymes" (enzimas hepáticas elevadas). El daño a las células hepáticas provoca cambios en la forma como funciona el hígado.
  • "Low Platelets" (nivel bajo de plaquetas). Las plaquetas son células de la sangre que ayudan a que la sangre se coagule para controlar el sangrado.

¿Cuáles son las causas del síndrome HELLP?

Los médicos no saben cuáles son las causas del síndrome HELLP.

¿Quiénes corren el riesgo de tener el síndrome HELLP?

Usted tiene más probabilidades de tener el síndrome HELLP si:

  • Tiene preeclampsia o eclampsia durante el embarazo.
  • Tuvo otro embarazo con síndrome HELLP.
  • Tiene una hermana o madre que tuvo síndrome HELLP.

¿Cuáles son los síntomas del síndrome HELLP?

Estos son los síntomas más comunes del síndrome HELLP:

  • Dolor en la esquina superior derecha de su abdomen o en su estómago
  • Náuseas o vómitos
  • Dolor de cabeza
  • Visión borrosa
  • Presión sanguínea alta
  • Proteína en la orina
  • Hinchazón (edema)

Los síntomas del síndrome HELLP pueden parecerse a los de otros problemas de salud. Por ejemplo, otros problemas relacionados con la presión arterial en el embarazo. Visite siempre a su médico para obtener un diagnóstico.

¿Cómo se diagnostica el síndrome HELLP?

Su médico revisará sus antecedentes de salud y le hará un examen físico. Otros exámenes pueden incluir:

  • Medición de la presión arterial.
  • Conteo de glóbulos rojos.
  • Análisis de sangre para detectar enzimas que indican daño celular.
  • Medición del nivel de bilirrubina. Esta es una sustancia que se produce a partir de la descomposición de los glóbulos rojos.
  • Pruebas de función del hígado.
  • Conteo de plaquetas.
  • Análisis de orina para verificar la presencia de proteínas.

¿Cómo se trata el síndrome HELLP?

El tratamiento puede incluir:

  • Reposo en cama, ya sea en casa o en un hospital.
  • Transfusiones de sangre para tratar anemia grave y conteo bajo de plaquetas.
  • Medicamentos para prevenir convulsiones.
  • Medicamentos para bajar la presión arterial.
  • Hospitalización con monitoreo fetal. Esto incluye:
    • Cardiotocografía en reposo. Este estudio registra cambios de la frecuencia cardíaca fetal cuando el bebé se mueve.
    • Perfil biofísico. Esta prueba combina una cardiotocografía en reposo con una ecografía para observar el bebé que se está desarrollando.
    • Estudios Doppler de circulación. Es un tipo de ecografía que usa ondas de sonido para medir la circulación de la sangre por un vaso sanguíneo.  
  • Análisis de laboratorio del hígado, la orina y la sangre. Estos pueden indicar si el síndrome HELLP está empeorando.
  • Medicamentos corticosteroides para ayudar a que los pulmones del bebé maduren para el parto.

Es posible que usted tenga un parto adelantado si el síndrome HELLP empeora y pone en peligro su salud y la de su bebé.

¿Cuáles son las complicaciones del síndrome HELLP?

Las complicaciones pueden incluir:

  • Circulación de sangre insuficiente a sus órganos
  • Convulsiones
  • Anemia
  • Problemas de coagulación de la sangre
  • Problemas con la placenta
  • Problemas del hígado
  • Acumulación de líquido en sus pulmones
  • Parto prematuro

Si el síndrome HELLP es grave, usted y su bebé pueden estar en peligro. Es posible que usted necesite dar a luz al bebé antes de tiempo para prevenir problemas mayores. Es posible que tarde varios días después del parto en recuperarse del síndrome HELLP.

¿Cómo se puede prevenir el síndrome HELLP?

Estar atento para detectar signos de síndrome HELLP puede ayudar a prevenir algunas complicaciones. Aprender cuáles son los signos de advertencia puede ayudarle a recibir tratamiento temprano y prevenir que la enfermedad empeore.

Puntos clave sobre el síndrome HELLP

  • El síndrome HELLP es un problema del embarazo que pone en riesgo la vida. Puede causar problemas hepáticos, de sangrado y de presión arterial.
  • Los médicos no saben cuáles son las causas del síndrome HELLP.
  • Es posible que usted necesite dar a luz a su bebé antes de tiempo.
  • Averiguar si usted corre el riesgo de tener síndrome HELLP puede ayudar a prevenir algunas complicaciones de la enfermedad.

Próximos pasos

Consejos para ayudarle a aprovechar al máximo una visita a su proveedor de atención médica:

  • Tenga en mente la razón de su visita y qué desea que suceda.
  • Antes de su visita, escriba las preguntas que quiere hacerle.
  • Lleve a alguien con usted para que le ayude a hacer las preguntas y para que recuerde lo que el proveedor le dice.
  • En la visita, escriba el nombre de un diagnóstico nuevo y de todos los medicamentos, tratamientos o análisis nuevos. Además escriba todas las instrucciones nuevas que le dé su proveedor.
  • Pregunte por qué se indica un medicamento o tratamiento nuevo, y cómo le ayudará. Además, consulte cuáles serán los efectos secundarios.
  • Pregunte si su afección se puede tratar de otras maneras.
  • Infórmese de por qué un análisis o procedimiento se recomienda y qué podrían significar los resultados.
  • Consulte qué puede ocurrir si usted no toma el medicamento o no se hace el análisis o procedimiento.
  • Si tiene una cita de control, anote la fecha, la hora y el propósito de esa visita.
  • Averigüe cómo comunicarse con su proveedor si tiene preguntas.
Find a pediatrician
Diseases & Conditions
HELLP Syndrome

Disclaimer: This information is not intended to substitute or replace the professional medical advice you receive from your child's physician. The content provided on this page is for informational purposes only, and was not designed to diagnose or treat a health problem or disease. Please consult your child's physician with any questions or concerns you may have regarding a medical condition.