Jump to:  A   |   B   |   C   |   D   |   E   |   F   |   G   |   H   |   I   |   J   |   K   |   L   |   M   |   N   |   O   |   P   |   Q   |   R   |   S   |   T   |   U   |   V   |   W   |   X   |   Y

Síndrome HELLP

Síndrome HELLP

¿Qué es el síndrome HELLP?

El síndrome HELLP es un trastorno relacionado con la preeclampsia y la eclampsia (problemas de presión arterial alta durante el embarazo). La incidencia actual se desconoce, pero aparentemente se desarrolla en entre uno y dos embarazos cada 1.000, y en entre el 10 y el 20 por ciento de mujeres con preeclampsia o eclampsia severas.  En general, se desarrolla antes del parto, pero también puede presentarse luego del mismo (posparto). El síndrome HELLP abarca los siguientes problemas:

  • Hemólisis - desintegración de los glóbulos rojos.

  • Enzimas hepáticas (del hígado) elevadas - daño a las células hepáticas que altera la función del hígado detectado en exámenes de laboratorio.

  • Plaquetas bajas - células presentes en la sangre necesarias para la coagulación, lo que permite el control de las hemorragias.

¿Qué causa el síndrome HELLP?

La causa del síndrome HELLP se desconoce. Algunas enfermedades pueden aumentar el riesgo de desarrollar el síndrome HELLP, entre las que se incluyen las siguientes:

  • Preeclampsia o eclampsia durante el embarazo

  • Embarazo previo con síndrome HELLP

¿Por qué es un problema el síndrome HELLP?

Además de los riesgos de presión arterial alta durante el embarazo, que incluyen la disminución del flujo sanguíneo a los órganos y posibles convulsiones, el síndrome HELLP puede provocar otros problemas. La degradación de los glóbulos rojos puede provocar anemia, y pueden surgir problemas de coagulación.

Una complicación de coagulación grave llamada "coagulación intravascular diseminada" (DIC, por sus siglas en inglés) puede provocar hemorragias o sangrados graves. También se puede presentar abruptio placentae (desprendimiento temprano de la placenta). Otra complicación grave es el edema pulmonar (acumulación de líquido en los pulmones).

Un caso grave puede poner en riesgo la vida de la madre y del feto, y podría ser necesario inducir un parto prematuro para evitar complicaciones adicionales. La recuperación del síndrome HELLP puede llevar varios días luego del parto. El síndrome HELLP es una enfermedad grave que puede poner en peligro la vida de la madre y su bebé.

¿Cuáles son los síntomas del síndrome HELLP?

A continuación, se enumeran los síntomas más comunes del síndrome HELLP. Sin embargo, cada persona puede experimentarlos de forma diferente. Los síntomas pueden incluir:

  • Dolor abdominal en la zona superior derecha o dolor alrededor del estómago

  • Náuseas, vómitos

  • Dolor de cabeza

  • Presión arterial alta

  • Proteínas en la orina

  • Edema (hinchazón)

Los síntomas del síndrome HELLP pueden parecerse a los de otras enfermedades, por ejemplo problemas de presión arterial alta durante el embarazo como la hipertensión gestacional, la preeclampsia y la eclampsia. Siempre consulte a su médico para obtener un diagnóstico.

¿Cómo se diagnostica el síndrome HELLP?

Además del examen físico y la historia clínica completa, los procedimientos para diagnosticar el síndrome HELLP pueden incluir lo siguiente:

  • Medición de la presión arterial

  • Recuento de glóbulos rojos

  • Control de la concentración de lactato deshidrogenasa en sangre (DHL o LDH, por sus siglas en inglés)

  • Control del nivel de bilirrubina (sustancia producida por la degradación de los glóbulos rojos)

  • Exámenes de la función hepática

  • Recuento de plaquetas (células presentes en la sangre necesarias para la coagulación, que permite el control de las hemorragias).

  • Análisis de orina para evaluar la cantidad de proteínas

Tratamiento para el síndrome HELLP

El médico determinará el tratamiento específico basado en lo siguiente:

  • Embarazo, estado de salud general e historia clínica

  • Gravedad de la enfermedad

  • Tolerancia a determinados medicamentos, procedimientos o terapias

  • Expectativas para la evolución de la afección

  • Opinión o preferencia del paciente

El tratamiento puede incluir lo siguiente:

  • Reposo (puede recomendarse en el hogar o en el hospital)

  • Transfusiones de sangre (en caso de anemia severa y bajo número de plaquetas)

  • Sulfato de magnesio (para prevenir convulsiones)

  • Medicamentos antihipertensivos (para controlar la presión arterial)

  • La internación y el monitoreo fetal continuo (para controlar la salud del feto) pueden incluir:

    • Prueba sin estrés - medición de la frecuencia cardíaca fetal en respuesta a los movimientos del feto.

    • Perfil biofísico - examen que combina la prueba sin estrés con una ecografía para observar al feto.

    • Estudios del flujo por Doppler - tipo de ecografía que utiliza ondas sonoras para medir el flujo de sangre a través de un vaso sanguíneo.  

  • Análisis de laboratorio del hígado, orina y sangre (para evaluar cambios que puedan indicar una intensificación del síndrome HELLP)

  • Medicamentos, llamados "corticosteroides", que puedan ayudar a que los pulmones del feto maduren (la inmadurez pulmonar es un problema importante en bebés prematuros)

  • Parto (se puede inducir un parto prematuro si el síndrome HELLP empeora y pone en peligro el bienestar de la madre o del feto) El parto es la única cura para el síndrome HELLP.

Prevención del síndrome HELLP

La detección temprana en mujeres con riesgo de contraer el síndrome HELLP puede ayudar a evitar algunas de las complicaciones de la enfermedad. También es importante la educación sobre las señales de alerta, ya que una detección temprana puede posibilitar que las mujeres reciban tratamiento y así evitar que la enfermedad empeore.

Reviewed Date: 06-16-2013

HELLP Syndrome
Find a pediatrician

Disclaimer: This information is not intended to substitute or replace the professional medical advice you receive from your child's physician. The content provided on this page is for informational purposes only, and was not designed to diagnose or treat a health problem or disease. Please consult your child's physician with any questions or concerns you may have regarding a medical condition.