Jump to:  A   |   B   |   C   |   D   |   E   |   F   |   G   |   H   |   I   |   J   |   K   |   L   |   M   |   N   |   O   |   P   |   Q   |   R   |   S   |   T   |   U   |   V   |   W   |   X   |   Y

Hipertensión Crónica

Hipertensión crónica

¿Qué es la hipertensión crónica?

La presión arterial es la fuerza con que la sangre empuja las paredes de las arterias. Cada vez que el corazón palpita, bombea sangre a las arterias. La presión más alta se produce cuando el corazón se contrae y bombea sangre. La presión arterial alta, o hipertensión, aumenta en forma directa el riesgo cardiopatía coronaria (infarto de miocardio) y accidente cerebrovascular (derrame cerebral). En el adulto, la hipertensión se define como una presión arterial:

  • Mayor o igual a 140 mm Hg de presión sistólica. (La presión que alcanza el máximo cuando el corazón se contrae y bombea sangre se denomina "presión sistólica").

  • Mayor o igual a 90 mm Hg de presión diastólica. (Entre cada latido, cuando el corazón está en reposo, la presión decae. Esta presión se denomina "presión diastólica").

Cuando una mujer tiene hipertensión preexistente o la desarrolla antes de la semana 20 de embarazo, se denomina "hipertensión crónica".

Otras formas de hipertensión durante el embarazo incluyen la preeclampsia. La hipertensión crónica aumenta el riesgo de preeclampsia.

¿Cómo afecta el embarazo a la hipertensión crónica?

En general, no hay aumento de riesgo en la mayoría de las mujeres con hipertensión crónica leve si no existen otros trastornos. No obstante, si la hipertensión es grave y hay presencia de otros trastornos como la diabetes, o si se presenta preeclampsia junto con hipertensión crónica, los riesgos para la madre y el bebé son mucho más elevados.

Los riesgos de hipertensión crónica grave durante el embarazo pueden incluir los siguientes:

  • Aumento de la presión arterial

  • Insuficiencia cardíaca congestiva

  • Hemorragia cerebral

  • Insuficiencia renal

  • Abruptio placentae (desprendimiento temprano de la placenta)

Los riesgos para el feto y el recién nacido dependen de la gravedad de la enfermedad, y pueden incluir los siguientes:

  • Retraso del crecimiento intrauterino (RCIU o IUGR, por sus siglas en inglés) - disminución del crecimiento fetal debido a la insuficiencia de flujo sanguíneo

  • Nacimiento prematuro (antes de las 37 semanas de embarazo)

  • Parto de feto muerto

Control de la hipertensión crónica durante el embarazo

Es importante la atención médica prenatal, el monitoreo cuidadoso de la presión arterial y otros factores. Las mujeres que padecen presión arterial alta en general deben continuar tomando sus medicamentos antihipertensivos. Durante el embarazo, el médico puede cambiar la medicación habitual por otro antihipertensivo más seguro.

Es posible realizar exámenes de laboratorio con regularidad para controlar los valores de determinadas sustancias de la sangre y la orina relacionadas con la hipertensión. También pueden realizarse otros estudios para controlar la función cardíaca y renal. Los estudios fetales pueden comenzar en el segundo trimestre, y pueden incluir los siguientes:

  • Ecografía (para medir el crecimiento fetal).

  • Prueba sin estrés. Mide la frecuencia cardíaca fetal en respuesta a los movimientos del feto.

  • Perfil biofísico.  Examen que combina la ecografía con la prueba sin estrés.

  • Estudio de flujo por Doppler. Tipo de ecografía que utiliza ondas sonoras para medir el flujo sanguíneo en bebés con retraso del crecimiento intrauterino (IUGR, por sus siglas en inglés).

Reviewed Date: 12-31-2009

Chronic Hypertension
Find a pediatrician

Disclaimer: This information is not intended to substitute or replace the professional medical advice you receive from your child's physician. The content provided on this page is for informational purposes only, and was not designed to diagnose or treat a health problem or disease. Please consult your child's physician with any questions or concerns you may have regarding a medical condition.