Jump to:  A   |   B   |   C   |   D   |   E   |   F   |   G   |   H   |   I   |   J   |   K   |   L   |   M   |   N   |   O   |   P   |   Q   |   R   |   S   |   T   |   U   |   V   |   W   |   X   |   Y

Encefalitis

Encefalitis en niños

¿Qué es la encefalitis?

Ilustración del sistema nervioso
Haga clic en la imagen para agrandarla

Encefalitis es un término usado para describir la inflamación de las membranas que rodean al cerebro y la médula espinal. Esta condición causa problemas con la función del encéfalo y la médula espinal. La inflamación hace que el encéfalo crezca, lo que conduce a cambios en la condición neurológica del niño, incluyendo confusión mental y convulsiones.

¿Qué causa la encefalitis?

La causa de la encefalitis varía dependiendo de la estación, el área del país y la exposición del niño. Los virus son la causa principal de la encefalitis. Aunque las vacunas para muchos virus, incluyendo sarampión, paperas, rubéola o varicela, han disminuido grandemente la tasa de encefalitis de estas enfermedades, otros virus pueden causa encefalitis. Esto incluye el virus herpes simple, el virus del Nilo Occidental (portado por mosquitos) y rabia (portada por un gran número de diferentes animales).

La encefalitis puede ocurrir luego de una infección bacteriana, como la enfermedad de Lyme (portada por garrapatas), tuberculosis y sífilis y por parásitos como la toxoplasmosis (portada por gatos).

¿Cuáles son los síntomas de la encefalitis?

La encefalitis con frecuencia está precedida de una enfermedad viral como una infección de las vías respiratorias superiores, o problemas gastrointestinales, como diarrea, náuseas o vómitos. Los siguientes son los síntomas más comunes de la encefalitis. Sin embargo, cada niño puede experimentar los síntomas de manera diferente. Los síntomas pueden incluir:

  • Fiebre

  • Dolor de cabeza (o protuberancia de las fontanelas, los puntos blandos de la cabeza del bebé)

  • Sensibilidad a la luz

  • Rigidez del cuello

  • Somnolencia o letargo

  • Irritabilidad aumentada

  • Convulsiones

  • Erupciones en la piel

  • Dificultad para hablar y cambios en el habla

  • Cambios en el estado de alerta, confusión o alucinaciones

  • Pérdida de energía

  • Pérdida del apetito

  • Marcha inestable

  • Náuseas y vómitos

Los síntomas de la encefalitis pueden parecerse a otras condiciones o problemas médicos. Siempre consulte con al médico de su hijo para un diagnóstico.

¿Cómo se diagnostica la encefalitis?

El diagnóstico de la encefalitis se hace después de la aparición repentina y gradual de síntomas específicos y después de la prueba de diagnóstico. Durante el examen, el médico de su hijo obtiene un historial médico completo de su hijo, incluyendo su historial de vacunación. El médico de su hijo también le puede preguntar si su hijo ha tenido recientemente un resfriado u otra enfermedad respiratoria, o enfermedad gastrointestinal, y si su hijo ha tenido recientemente la picada de una garrapata, ha estado cerca de mascotas u otros animales, o ha viajado a ciertas áreas del país.

Las pruebas de diagnóstico que se pueden realizar para el diagnóstico de la encefalitis pueden incluir las siguientes:

  • Rayos X. Una prueba diagnóstica que usa rayos de energía electromagnética invisible para producir imágenes de los tejidos internos, huesos y órganos sobre una película.

  • Imágenes por resonancia magnética (MRI). Un procedimiento de diagnóstico que utiliza una combinación de imanes grandes, radiofrecuencias y una computadora para producir imágenes detalladas de órganos y estructuras dentro del cuerpo.

  • Tomografía computarizada (llamada también un CT o CAT). Un procedimiento de diagnóstico por imagen que utiliza una combinación de rayos X y tecnología computarizada para producir imágenes horizontales, o axiales (llamadas con frecuencia rebanadas) del cuerpo. Un CT muestra imágenes detalladas de cualquier parte del cuerpo, incluyendo los huesos, músculos, grasa y órganos. Las CT son más detalladas que los rayos X generales.

  • Pruebas de sangre

  • Pruebas de orina y heces

  • Cultivo de esputo. Una prueba de diagnóstico realizada en el material que es expectorado de los pulmones y a la boca. Un cultivo de esputo se realiza con frecuencia para determinar si está presente una infección.

  • Electroencefalograma (EEG). Un procedimiento que registra la actividad eléctrica continua del cerebro mediante electrodos colocados en el cuero cabelludo

  • Punción lumbar (punción espinal). Una aguja especial se coloca en la parte baja de la espalda, en el canal espinal. Esta es un área alrededor de la médula espinal. Luego se puede medir la presión en el canal espinal y el cerebro. Una pequeña cantidad de fluido espinal cerebral (CSF) se puede retirar y enviar a pruebas para determinar si hay una infección u otros problemas. El CSF es el fluido que baña el encéfalo y la médula espinal de su hijo.

  • Biopsia del cerebro. En casos raros, se pude extraer una biopsia del tejido afectado del cerebro para hacer un diagnóstico.

Tratamiento de la encefalitis

El tratamiento específico para la encefalitis será determinado por el médico de su hijo con base en:

  • La edad, salud global e historial médico de su hijo

  • La extensión de la condición

  • La tolerancia de su hijo a medicamentos específicos, procedimientos o terapias

  • Las expectativas del tratamiento de la condición

  • Su opinión o preferencia

La clave para tratar la encefalitis es la detección y tratamiento tempranos. Un niño con encefalitis requiere hospitalización inmediata y monitoreo cercano. Algunas veces dependiendo de lo que el doctor piensa que es la causa específica de la encefalitis, se pueden usar ciertos medicamentos para combatir infecciones que pueden ser la causa.

La meta del tratamiento es reducir la hinchazón en la cabeza para prevenir otras complicaciones relacionadas. Se pueden usar medicamentos para controlar la infección, ataques, fiebre u otras condiciones.

La extensión del problema depende de la severidad de la encefalitis y la presencia de otros problemas del sistema orgánico que podrían afectar al niño. En casos severos, se puede requerir una máquina de respiración para ayudar a que el niño respire más fácilmente.

A medida el niño se recupera, se puede necesitar terapia física, ocupacional y del habla para ayudar a que el niño recupere la fuerza muscular y/o las destrezas del habla.

El equipo de atención médica educa a la familia después de la hospitalización sobre cómo cuidar mejor al niño en casa, y describe problemas clínicos específicos que exigen atención médica inmediata por su médico. Un niño con encefalitis requiere evaluaciones médicas frecuentes luego de la hospitalización.

Reviewed Date: 12-31-2008

Encephalitis in Children

Disclaimer: This information is not intended to substitute or replace the professional medical advice you receive from your child's physician. The content provided on this page is for informational purposes only, and was not designed to diagnose or treat a health problem or disease. Please consult your child's physician with any questions or concerns you may have regarding a medical condition.