Jump to:  A   |   B   |   C   |   D   |   E   |   F   |   G   |   H   |   I   |   J   |   K   |   L   |   M   |   N   |   O   |   P   |   Q   |   R   |   S   |   T   |   U   |   V   |   W   |   X   |   Y

Síndrome de Reye

Síndrome de Reye

¿Qué es el síndrome de Reye?

El síndrome de Reye es un trastorno poco común que afecta el balance químico normal del cuerpo, lo que ocasiona un daño potencial a todos los órganos, pero principalmente al cerebro y al hígado. Este trastorno es principalmente una enfermedad de la infancia, aunque puede darse a cualquier edad.

A medida que aumenta la inflamación en el cerebro, la presión dentro de la cabeza también puede aumentar. Este aumento de presión en la cabeza produce cambios neurológicos en el niño.

Tiene un comienzo muy rápido que puede ocasionar que un niño entre en estado de coma o muera en cuestión de horas desde que aparecen los síntomas.

¿Cuáles son las causas del síndrome de Reye?

Se desconoce la causa exacta del síndrome de Reye. Los casos más comunes del síndrome de Reye se presentan junto con infecciones virales previas tales como la gripe o la varicela.

El síndrome de Reye generalmente afecta a niños entre los 4 y los 12 años de edad.

Algunos estudios muestran que existe una relación entre la ingestión de productos que contienen aspirina por parte de niños que padecen una enfermedad viral y el síndrome de Reye. Por tal razón, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention, CDC) y la Academia Estadounidense de Pediatría (American Academy of Pediatrics, AAP) han dado a conocer públicamente advertencias sobre la relación que existe entre la aspirina y el síndrome de Reye. Los padres no deberían suministrarle aspirina a sus hijos, a menos que lo indique el médico.

¿Cuáles son los síntomas del síndrome de Reye?

A continuación se enumeran los síntomas más comunes del síndrome de Reye. Sin embargo, cada niño puede experimentar los síntomas de manera diferente. El niño puede tener una enfermedad viral como una infección respiratoria, varicela o diarrea antes de experimentar síntomas del síndrome de Reye. Los síntomas pueden incluir:

  • Fontanela grande o abultada (punto blando en la parte superior de la cabeza de los bebés)

  • Somnolencia o letargo

  • Vómitos repentinos y prolongados

  • Comportamiento combativo

  • Respiración y frecuencia cardíaca aceleradas

  • Convulsiones

  • Coma

  • Presión intracraneal aumentada

  • Irritabilidad aumentada

  • Llanto agudo

Los síntomas del síndrome de Reye pueden parecerse a los de otros trastornos o problemas médicos. Siempre consulte al médico de su hijo para obtener un diagnóstico.

¿Cómo se diagnostica el síndrome de Reye?

El diagnóstico del síndrome de Reye se lleva a cabo después de la aparición repentina de síntomas específicos y después de realizar los exámenes de diagnóstico. Durante el examen físico, el médico obtendrá la historia clínica completa de su hijo. Puede que el médico pregunte si el niño ha tenido recientemente un resfriado u otra enfermedad viral y si ha tomado aspirina o algún medicamento que contenga aspirina.

Entre los exámenes de diagnóstico que se pueden realizar para confirmar el síndrome de Reye se pueden incluir los siguientes:

  • Análisis de sangre y de la función hepática.

  • Análisis de orina y materia fecal.

  • Biopsia de hígado. Se extrae del hígado una pequeña cantidad de tejido y se la estudia para diagnosticar diferentes enfermedades.

  • Electroencefalograma (EEG). Procedimiento que registra la actividad eléctrica continua del cerebro mediante electrodos conectados al cuero cabelludo.

  • Punción lumbar (punción espinal). Se coloca una aguja especial en la parte baja de la espalda, dentro del canal espinal. Es la región que rodea la médula espinal. Se puede medir la presión que existe en el canal espinal y en el cerebro. Se puede extraer una pequeña cantidad de líquido cefalorraquídeo (LCR) y enviarla como prueba para determinar la existencia de una infección u otros problemas. El líquido céfalorraquídeo baña el cerebro y la médula espinal de su hijo.

  • Monitoreo de la presión intracraneal (PIC).  Mide la presión interna de la cabeza del niño.

  • Resonancia magnética (MRI, por su sigla en inglés). Procedimiento de diagnóstico que utiliza una combinación de imanes grandes, radiofrecuencias y una computadora para producir imágenes detalladas de los órganos y las estructuras internas del cuerpo.

Tratamiento del síndrome de Reye

El médico de su hijo determinará el tratamiento específico para el síndrome de Reye basándose en lo siguiente:

  • La edad de su hijo, su estado general de salud, y su historia clínica

  • Gravedad del trastorno

  • La tolerancia de su hijo a determinados medicamentos, procedimientos o terapias específicas

  • Las expectativas respecto de la evolución del trastorno

  • Su opinión o preferencia

Aunque no existe una cura para el síndrome de Reye, hay algunas opciones de tratamiento. La clave para el control médico del síndrome de Reye es su detección precoz.

Un niño que padece síndrome de Reye necesita ser hospitalizado de inmediato en la unidad de cuidados intensivos y una vigilancia estrecha por parte del equipo del cuidado de la salud. Es una enfermedad grave que puede empeorar rápidamente.

El objetivo del tratamiento es vigilar y reducir la presión en la cabeza y proporcionar al niño cuidados de apoyo (tratamiento de los síntomas). Se utilizan medicamentos para controlar la inflamación en el cerebro, las convulsiones, la fiebre u otros trastornos que pudieran presentarse.

La magnitud del problema depende de la gravedad del trastorno y de la presencia de otros problemas en sistemas orgánicos que podrían afectar al niño. En los casos graves, es probable que se necesite un respirador artificial para ayudar al niño a respirar con mayor facilidad.

Prevención del síndrome de Reye

Los padres deberían leer atentamente las etiquetas de los medicamentos y evitar darle a sus hijos productos que contengan aspirina cuando estén enfermos. Consulte al médico de su hijo acerca de los medicamentos y sus dosis.

Reviewed Date: 06-28-2012

Reye Syndrome

Disclaimer: This information is not intended to substitute or replace the professional medical advice you receive from your child's physician. The content provided on this page is for informational purposes only, and was not designed to diagnose or treat a health problem or disease. Please consult your child's physician with any questions or concerns you may have regarding a medical condition.