Jump to:  A   |   B   |   C   |   D   |   E   |   F   |   G   |   H   |   I   |   J   |   K   |   L   |   M   |   N   |   O   |   P   |   Q   |   R   |   S   |   T   |   U   |   V   |   W   |   X   |   Y

Tratamiento del Cáncer

Tratamiento del cáncer en niños

¿Cómo se trata el cáncer?

El grupo de profesionales de la salud que trabajan en conjunto para diagnosticar, tratar y asistir a las personas con cáncer se denomina equipo de trabajo contra el cáncer. Entre los integrantes de este equipo se pueden encontrar algunos o todos los profesionales de la salud que se mencionan a continuación:

  • Médicos de cabecera

  • Pediatras

  • Patólogos

  • Hematólogos

  • Especialistas en oncología (médico oncólogo, radioterapeuta oncológico, cirujano oncológico)

  • Cirujanos (entre los que se encuentran urólogos, ginecólogos, neurocirujanos)

  • Anestesiólogos

  • Enfermeros

  • Enfermeros especializados en oncología

  • Asistentes sociales especializados en oncología

  • Farmacéuticos

  • Capellanes (para la asistencia pastoral)

  • Terapeutas respiratorios

  • Fisioterapeutas

  • Técnicos de laboratorio

  • Terapeutas infantiles

  • Psicólogos

  • Técnicos de radiación

  • Dietistas

El tratamiento específico para el cáncer será determinado por el médico de su hijo basándose en lo siguiente:

  • La edad de su hijo, su estado general de salud y su historia clínica

  • Tipo de cáncer

  • La gravedad de la enfermedad

  • El desarrollo de nuevas opciones de tratamiento

  • La tolerancia de su hijo a determinados medicamentos, procedimientos o terapias específicas

  • Sus expectativas respecto de la evolución de la enfermedad

  • Su opinión o preferencia

El tratamiento para el ciertos tipos de cáncer puede incluir:

  • Antibióticos (para prevenir y tratar las infecciones)

  • Cuidados paliativos (para tratar los efectos secundarios del tratamiento, entre los que se encuentran las náuseas, la diarrea, la anemia y las úlceras en la boca)

  • Cirugía (para extirpar órganos o tumores)

  • Colocación de una vía central (una vía central es un catéter que se coloca en una vena grande para abastecer al sistema circulatorio. La vía central es necesaria para suministrar medicamentos o productos sanguíneos y para proporcionar un sitio desde el cual se puedan realizar extracciones de muestras de sangre en forma sencilla sin causar dolor. Existen varios tipos diferentes de vías centrales que se utilizan para el tratamiento del cáncer. El médico de su hijo le explicará los beneficios de las vías centrales disponibles).

  • Seguimiento médico continuo (para determinar la respuesta al tratamiento, detectar la reaparición de la enfermedad y controlar los efectos del tratamiento)

  • Modificadores de la respuesta biológica y la inmunoterapia (los factores estimulantes de colonias, las interleuquinas, los anticuerpos monoclonales, el factor de necrosis tumoral, los interferones, las citoquinas y el desarrollo de otros modificadores de respuesta biológica constituyen los avances más recientes en la lucha contra el cáncer. Normalmente, muchos de estos modificadores se encuentran en el cuerpo y asisten al sistema inmunológico en la protección del cuerpo contra invasiones).

Además, los médicos están utilizando los procesos propios del cuerpo para combatir la enfermedad. Es probable que, en un futuro cercano, exista un proceso que permita al cuerpo reconocer las células cancerígenas para destruirlas o filtrarlas como a los virus comunes.

Los dos métodos más comunes para el tratamiento del cáncer incluyen la quimioterapia y la radioterapia.

¿Qué es la quimioterapia?

La quimioterapia es el uso de drogas anticancerígenas para tratar las células enfermas. La quimioterapia se ha utilizado durante muchos años y es uno de los tratamientos más comunes contra el cáncer. En la mayoría de los casos, la quimioterapia interfiere en la capacidad de las células cancerígenas de crecer y reproducirse. Diversos grupos de drogas funcionan de formas diferentes para combatir las células cancerígenas. La quimioterapia se puede utilizar sola para tratar algunas clases de cáncer o en combinación con otras terapias, tales como la radiación o la cirugía. A menudo, se utiliza una combinación de medicamentos quimioterapéuticos para combatir una clase específica de cáncer. Existen determinados medicamentos quimioterapéuticos que se administran siguiendo un orden específico, según la clase de cáncer que se está tratando.

Si bien la quimioterapia puede ser bastante eficaz en el tratamiento de ciertos cánceres, los medicamentos quimioterapéuticos alcanzan todas las partes del cuerpo, no sólo las células cancerígenas. Por este motivo, es posible que surjan diversos efectos secundarios durante el tratamiento. La posibilidad de anticipar estos efectos secundarios puede ayudarlo a usted y a quienes están a cargo del cuidado de su hijo a prepararse y, en algunos casos, a evitar la aparición de estos síntomas.

¿Cómo funciona la quimioterapia?

En la mayoría de los casos, la quimioterapia interfiere en la capacidad de las células cancerígenas de crecer y reproducirse. Diversos grupos de drogas funcionan de formas diferentes para combatir las células cancerígenas. A menudo, se utiliza una combinación de medicamentos quimioterapéuticos para combatir una clase específica de cáncer.

¿Cómo se administra la quimioterapia?

La quimioterapia se puede administrar:

  • Como un comprimido que se debe tragar

  • Como una inyección intramuscular o aplicada en el tejido graso.

  • Por vía intravenosa (directamente al torrente sanguíneo)

  • Tópicamente (aplicada en la piel)

¿Cuáles son los efectos colaterales de la quimioterapia?

La quimioterapia interfiere en el desarrollo de las células cancerígenas de crecimiento rápido, aunque también afecta a algunas células sanas. Antes de aplicar quimioterapia para el tratamiento del cáncer, se realizan numerosos exámenes de base para evaluar el funcionamiento del corazón, los riñones, los pulmones, los ojos, los oídos y los órganos reproductores. Ciertos tipos de quimioterapia pueden afectar el funcionamiento de estos órganos durante el tratamiento o en los meses o años posteriores. Algunos tratamientos pueden afectar la fertilidad. Algunos de los posibles efectos secundarios incluyen, entre otros, los siguientes:

  • Supresión de la médula ósea. Normalmente, los glóbulos rojos, que transportan oxígeno, los glóbulos blancos, que luchan contra las infecciones, y las plaquetas, que contribuyen a la coagulación de la sangre, disminuyen a causa de la quimioterapia. La supresión de la médula ósea aumenta el riesgo de anemia, fatiga, infección y hemorragia.

  • Llagas en la boca, náuseas, vómitos y diarrea. La quimioterapia afecta a las células de crecimiento rápido de la boca y del tracto gastrointestinal (GI).

  • Pérdida del cabello (también llamada alopecia). La quimioterapia afecta a las células del cabello y de las uñas. En la mayoría de los casos, el cabello de los niños crece nuevamente al finalizar el tratamiento. La textura del cabello y de las uñas de las manos puede cambiar.

¿Qué es la radioterapia?

La radioterapia (también llamada radiación oncológica) utiliza clases especiales de ondas o partículas energéticas para combatir el cáncer. Al igual que la cirugía, la radioterapia se utiliza de diferentes maneras según el tipo y la ubicación del cáncer. Ciertos niveles de radiación actúan destruyendo las células cancerígenas o evitando que éstas crezcan o se reproduzcan. Este tratamiento puede proporcionar una cura para el cáncer, controlar la enfermedad o ayudar a aliviar los síntomas.

Si bien cada hospital tiene sus propios protocolos específicos, la radioterapia suele comenzar con estos procedimientos:

  • Proceso de simulación. Después de un examen físico y una revisión de los antecedentes médicos, el equipo de tratamiento ensaya la posición en la que se dispondrá al niño para cada tratamiento e indica la ubicación exacta en el cuerpo (denominado campo o puerto de tratamiento) donde se administrará la radiación. A veces, se marca la zona del cuerpo del niño que requiere tratamiento para asegurar que la radiación se administre correctamente. El equipo de tratamiento también puede confeccionar moldes, reposacabezas u otros dispositivos que contribuyan a mantener la posición del paciente durante el tratamiento. También se llevan a cabo estudios por imágenes durante el proceso de simulación para ayudar a planificar cómo dirigir la radiación en los tratamientos.

  • Plan de tratamiento. Una vez que se completó el proceso de simulación, el radiólogo oncológico determinará el plan de tratamiento, que incluye el tipo de equipo que se usará, la cantidad de radiación necesaria y el número de tratamientos que se administrarán.

¿Cuáles son los diferentes tipos de radioterapia?

La radioterapia se administra a través de distintos métodos según el tipo de cáncer, su ubicación y la salud del paciente. En algunos casos, la radioterapia se utiliza en combinación con otros tratamientos. A continuación se detallan algunos de los diferentes tipos de radioterapia y una breve explicación de los objetivos:

  • Radioterapia externa (terapia con rayos externos). Con la radiación externa (terapia con rayos externos), la radiación se administra a través de una máquina grande que envía las ondas energéticas directamente al tumor. El radioterapeuta maneja el equipo. Dado que la radiación se utiliza para matar las células cancerígenas y encoger los tumores, es necesario utilizar escudos especiales para proteger los tejidos de las áreas que rodean la zona a tratar. Los tratamientos de radiación son indoloros y suelen durar pocos minutos.

  • Radiación interna (braquiterapia, radiación por implantes). Con la radiación interna (braquiterapia, radiación por implantes), se administra una elevada dosis de radiación dentro del cuerpo, lo más cerca posible del cáncer. El tratamiento radiante se puede ingerir, inyectar o implantar directamente dentro del tumor. Algunos de los implantes radioactivos se denominan semillas o cápsulas. La radiación interna consiste en administrar una dosis más elevada de radiación en un período de tiempo más corto con respecto a la radiación externa. Algunos tratamientos de radiación interna permanecen en el cuerpo temporalmente; otros, en forma permanente. De todos modos, la sustancia radioactiva pierde su energía de radiación en un período corto de tiempo. En algunos casos, se utilizan ambas terapias de radiación, interna y externa.

¿Cuáles son los efectos secundarios de la radioterapia?

Los efectos secundarios de la radiación dependen de la dosis, del sitio y del modo de administración (interno o externo). Antes de aplicar la quimioterapia para el tratamiento del cáncer, se realizan numerosos exámenes de base para evaluar el funcionamiento del corazón, los riñones, los pulmones, los ojos, los oídos y los órganos reproductores. Ciertos tipos de quimioterapia pueden afectar el funcionamiento de estos órganos durante el tratamiento o en los meses o años posteriores. Algunos tratamientos pueden afectar la fertilidad. En general, los efectos secundarios están relacionados con la zona del cuerpo que recibe las radiaciones. Algunos de los posibles efectos secundarios incluyen, entre otros, los siguientes:

  • Pérdida del cabello (también llamada alopecia). La radioterapia puede provocar la caída del cabello cuando se aplica en la cabeza. En la mayoría de los casos, el cabello de los niños crece nuevamente al finalizar el tratamiento.

  • Crecimiento óseo. El crecimiento óseo también se puede ver afectado, especialmente en niños pequeños, cuyo crecimiento óseo aún es considerable Además, la estatura puede disminuir y las extremidades se pueden acortar como consecuencia de la radiación.

  • Cambios en la piel. Luego de la radiación, la piel puede quedar más sensible, irritada o enrojecida. El cuidado de la piel cumple una función importante en el tratamiento con radiación. Los cambios en la piel son efectos a corto plazo de la radiación. El médico de su hijo le explicará la prevención y el tratamiento necesarios para cualquier problema de la piel que pudiera surgir a causa de la radiación.

  • Diarrea, las náuseas y los vómitos. Si la radioterapia se realiza en la pelvis o el abdomen, el niño puede experimentar diarrea, náuseas o vómitos.

  • Fatiga. El cansancio extremo, denominado fatiga, es común con la radioterapia. Puede empeorar a medida que el tratamiento avanza y puede durar meses una vez terminado el tratamiento.

Reviewed Date: 12-31-2009

Treatment for Cancer

Disclaimer: This information is not intended to substitute or replace the professional medical advice you receive from your child's physician. The content provided on this page is for informational purposes only, and was not designed to diagnose or treat a health problem or disease. Please consult your child's physician with any questions or concerns you may have regarding a medical condition.