Jump to:  A   |   B   |   C   |   D   |   E   |   F   |   G   |   H   |   I   |   J   |   K   |   L   |   M   |   N   |   O   |   P   |   Q   |   R   |   S   |   T   |   U   |   V   |   W   |   X   |   Y

Control de la Mucositis

Control de la mucositis en niños

¿Qué es la mucositis?

Mucositis es la hinchazón, irritación y ulceración de las células mucosas que revisten el tracto digestivo. Puede desarrollarse en cualquier lugar del tracto digestivo, desde la boca hasta el ano. Se trata de un efecto secundario de la quimioterapia que puede ser muy problemático y doloroso. Detectar la mucositis prematuramente ayuda a controlar algunos de los síntomas.

¿Cuáles son las causas de la mucositis?

Las células que revisten el tracto digestivo se reproducen con facilidad. En otras palabras, la vida de estas células es muy corta si se la compara con la de otras células del organismo. Los agentes de la quimioterapia no distinguen entre las células saludables y las células cancerígenas. Dado que las células del tracto digestivo se reproducen con rapidez, los agentes de la quimioterapia las pueden destruir rápidamente, desintegrando el revestimiento de protección y dejándolas más propensas a desarrollar una infección, irritación o hinchazón. La mucositis se puede complicar con la presencia de náuseas y vómitos, que generalmente tiene lugar durante el tratamiento.

¿Cuáles son los síntomas de la mucositis?

A continuación, se enumeran los síntomas más comunes de la mucositis. Sin embargo, cada niño puede experimentarlos de forma diferente. Los síntomas pueden incluir:

  • Enrojecimiento e hinchazón de las encías acompañados por síntomas que posiblemente causen llagas en la boca y la garganta, pústulas blancas o pus.

  • Dificultad para comer o tragar

  • Diarrea

  • Calambres abdominales y dolor

  • Ulceraciones o enrojecimiento en la zona del recto

Los síntomas de la mucositis pueden parecerse a los de otros trastornos médicos. Siempre consulte al médico de su hijo para obtener un diagnóstico preciso.

¿Cómo controlar los síntomas de la mucositis?

La mucositis puede aparecer a la semana, o luego de un período más extenso, de haber completado la terapia. Lamentablemente, no se pueden prevenir sus síntomas. Sin embargo, existen formas de ayudar a su hijo a controlar el dolor, por ejemplo:

Para la mucositis oral:

  • Mantenga la boca de su hijo húmeda, alentándolo a beber mucho líquido. Intente con trozos de hielo o paletas heladas. Puede que le ayude beber con un sorbete.

  • Inspeccione la boca de su hijo a diario con una linterna a fin de detectar posibles ulceraciones o el empeoramiento de ulceraciones existentes.

  • Se debe realizar una higiene bucal cuatro veces al día: después de cada comida y antes de acostarse.

  • Utilice bálsamo para los labios para que no se paspen o agrieten.

  • Lave los dientes con mucho cuidado utilizando un cepillo dental de cerdas suaves.

  • Evite el uso de enjuagues bucales que contengan alcohol El médico de su hijo posiblemente le prescriba un enjuague bucal especial.

  • Evite alimentos que estén a temperaturas extremas, es decir, muy fríos o muy calientes. Pruebe con comidas que sean fáciles de tragar.

  • Los niños mayores no deben beber alcohol ni fumar tabaco.

  • Si las llagas empeoran, el médico de su hijo tal vez le prescriba un calmante bucal u otros analgésicos (calmantes para el dolor).

  • Administre los medicamentos para el dolor antes de las comidas.

Para casos de diarrea o irritación del recto:

  • Si su hijo presenta un cuadro de diarrea grave, evite que se deshidrate haciéndole beber mucho líquido.

  • Mantenga la zona del recto limpia y seca.

  • Cambie los pañales frecuentemente.

  • Limpie la piel de su hijo con un jabón suave.

  • El médico de su hijo posiblemente le recomiende varios ungüentos y cremas protectoras.

Reviewed Date: 01-26-2014

Managing Mucositis in Children

Disclaimer: This information is not intended to substitute or replace the professional medical advice you receive from your child's physician. The content provided on this page is for informational purposes only, and was not designed to diagnose or treat a health problem or disease. Please consult your child's physician with any questions or concerns you may have regarding a medical condition.