Jump to:  A   |   B   |   C   |   D   |   E   |   F   |   G   |   H   |   I   |   J   |   K   |   L   |   M   |   N   |   O   |   P   |   Q   |   R   |   S   |   T   |   U   |   V   |   W   |   X   |   Y

Prevención de Lesiones Deportivas

Niños vistiéndose para jugar al fútbol

 

Antes de inscribir a su hijo en algún deporte, debe tener en cuenta lo siguiente:

  • La temperatura. Una temperatura más fresca es más segura.

  • La superficie de juego. Algunas superficies disminuirán el impacto de las articulaciones de su hijo, lo que reducirá las lesiones.

  • El tráfico. Compartir la calle con automóviles puede aumentar el riesgo de sufrir lesiones.

  • Seguridad del equipo. Las almohadillas protectoras, las superficies, o los cascos rotos o inseguros pueden producir lesiones.

  • Reglas del juego. El cumplimiento estricto de las reglas protege a los participantes.

  • Evaluaciones médicas. Un control antes de la temporada puede hallar problemas ocultos.

Su hijo necesitará lo siguiente:

  • dispositivos de protección, tales como almohadillas protectoras, cascos y guantes;

  • tiempo para aumentar gradualmente su actividad para evitar que haga "mucho en poco tiempo";

  • calzado adecuado para el deporte y que calce bien;

  • y rehabilitación de las lesiones previas antes de continuar o comenzar un deporte.

  • Ropa y equipo de seguridad

El equipo de seguridad debe ser específico de cada deporte y puede incluir elementos como:

  • gafas protectoras;

  • protectores bucales;

  • almohadillas protectoras para la canilla, el codo y la rodilla;

  • y cascos.

Asegúrese de que la ropa de seguridad de su hijo se ajuste adecuadamente. Además, asegúrese de que el equipo deportivo, por ejemplo, bates, canastas y porterías, estén en buenas condiciones. Repare o reemplace completamente el elemento en caso de daños. En el área de juego no debe haber desechos ni agua.

Control físico

Antes de que su hijo se inscriba en un deporte en particular, debe realizarse un examen físico.. Estos exámenes físicos pueden revelar las fortalezas y debilidades físicas de su hijo y ayudar a determinar qué deportes son adecuados. Un examen físico es una evaluación de salud. El médico le preguntará acerca de la historia clínica de su hijo y controlará lo siguiente:

Médica examina a la niña mientras la madre observa

  • el peso y la altura;

  • el corazón y el ritmo cardíaco;

  • los pulmones;

  • el abdomen;

  • la visión y la audición;

  • las articulaciones;

  • los huesos;

  • y los músculos;

Edad

El inicio demasiado joven en los deportes puede no ser bueno para su hijo. La Academia Estadounidense de Pediatría (American Academy of Pediatrics, AAP) indica que a la edad de 6 años es cuando los niños pueden entender mejor el concepto de trabajo en equipo. Sin embargo, no hay dos niños iguales, y algunos pueden no estar preparados física o psicológicamente para participar en un deporte de equipo a los 6 años. Usted debe tomar una decisión sobre cuándo permitir que su hijo participe de un determinado deporte en función de lo siguiente:

  • la edad;

  • el peso;

  • la complexión;

  • el desarrollo físico;

  • el desarrollo emocional;

  • y el interés del niño en el deporte.

Nota: la AAP recomienda que los adolescentes con retrasos en el desarrollo eviten los deportes de contacto hasta que sus cuerpos hayan alcanzado el nivel de desarrollo de otros chicos de su edad.

Mantenerse saludable durante el juego

Los niños que practican un deporte sudarán. Esta sudoración debe ser reemplazada con cantidades iguales de líquidos. Esto significa que su hijo debe beber mucho líquido antes, durante y después de cada práctica o partido. Si su hijo no bebe suficiente líquido, puede deshidratarse.

Dele a su hijo aproximadamente un vaso de agua (o un tipo de bebida deportiva) cada 15 a 20 minutos durante los ejercicios pesados. Evite las bebidas que contengan gas y cafeína, como las gaseosas, las bebidas energizantes o el café. Además, los niños en climas calientes y húmedos pueden deshidratarse incluso más rápido. Debe pensar en disminuir o detener la actividad cuando está demasiado caluroso.

Los siguientes son los síntomas más comunes de la deshidratación. Sin embargo, cada niño puede experimentar los síntomas de manera diferente. Los síntomas pueden incluir:

  • sed;

  • debilidad;

  • dolor de cabeza;

  • orina de color oscuro;

  • y pérdida de peso ligera.

Si su hijo muestra signos de deshidratación, asegúrese de que reciba líquidos y un refrigerio inmediatamente. Los síntomas de deshidratación pueden ser similares a los de otras afecciones o problemas médicos. Siempre consulte al médico de su hijo para obtener un diagnóstico.

Reviewed Date: 07-31-2014

Sports Injury Prevention

Disclaimer: This information is not intended to substitute or replace the professional medical advice you receive from your child's physician. The content provided on this page is for informational purposes only, and was not designed to diagnose or treat a health problem or disease. Please consult your child's physician with any questions or concerns you may have regarding a medical condition.