Jump to:  A   |   B   |   C   |   D   |   E   |   F   |   G   |   H   |   I   |   J   |   K   |   L   |   M   |   N   |   O   |   P   |   Q   |   R   |   S   |   T   |   U   |   V   |   W   |   X   |   Y

Intoxicación por Plomo

Envenenamiento por plomo en niños

Datos acerca de la exposición al plomo

  • El envenenamiento por plomo es una enfermedad totalmente prevenible.

  • La exposición al plomo puede dañar a niños pequeños y bebés (incluso antes de que nazcan).

  • Incluso los niños que parecen saludables pueden tener niveles altos de plomo en sus cuerpos.

  • Los niños pueden absorber plomo cuando respiran o tragan polvo de plomo, o cuando comen tierra o pintan fichas que tienen plomo.

  • Retirar pintura con plomo de manera inadecuada puede aumentar el peligro para su familia.

  • Las estadísticas de los Centros para el control y la prevención de enfermedades revelan que alrededor de medio millón de niños de entre uno y cinco años de edad que viven en los Estados Unidos tienen un nivel elevado de plomo en su sangre.

El plomo es más peligroso en niños que en adultos por los siguientes motivos:

  • suelen poner en sus bocas las manos y otros objetos que pueden tener polvo de plomo;

  • sus cuerpos en crecimiento absorben más plomo;

  • sus cerebros y sistemas nerviosos son más sensibles a los efectos perjudiciales del plomo.

El mayor riesgo lo corren los niños que tienen entre 1 y 3 años que viven en viviendas de bajos recursos construidas antes de 1978. A principios de 2005, la Comisión para la Seguridad de los Productos de Consumo anunció una nueva política que aborda el plomo en las alhajas de metal de los niños. Hubo casos donde los niños que tragaron o succionaron frecuentemente alhajas con plomo desarrollaron niveles elevados de plomo en sangre. Desde el 2004, la Comisión ha retirado más de 150 millones de alhajas de juguete que se vendían en máquinas expendedoras y en tiendas de descuentos.

Efectos del plomo en el cuerpo

El envenenamiento por plomo puede afectar casi cualquier sistema corporal; sin embargo, por lo general no produce síntomas definitivos. A continuación se enumeran algunos de los síntomas más comunes del envenenamiento por plomo. Sin embargo, cada niño puede experimentar los síntomas de manera diferente. El envenenamiento por polvo puede provocar:

  • daños al cerebro y al sistema nervioso;

  • problemas de comportamiento y aprendizaje, y retraso en el crecimiento;

  • problemas auditivos;

  • dolores de cabeza;

  • anemia.

El plomo también daña a adultos, que pueden sufrir lo siguiente:

  • dificultades durante el embarazo;

  • problemas reproductivos, tanto en los hombres como en las mujeres;

  • anemia;

  • daños en los riñones;

  • hipertensión;

  • problemas digestivos;

  • trastornos nerviosos;

  • problemas de memoria y concentración;

  • dolores musculares y en las articulaciones.

Los niveles altos de plomo pueden producir epilepsia, coma y la muerte. Los síntomas del envenenamiento por plomo pueden ser similares a los de otras afecciones o problemas médicos. Siempre debe consultar al médico de su hijo para obtener un diagnóstico.

Análisis en niños sobre la exposición al plomo

Si cree que su hogar tiene niveles altos de plomo, hágale análisis al niño. Un simple análisis de sangre puede detectar niveles altos de plomo y es importante para las siguientes personas:

  • niños que tienen entre 6 meses y 1 año de vida (6 meses si vive en una casa más vieja que pueda tener pintura con plomo). Si su hijo tiene más de 1 año de vida, consúltele al médico de su hijo para saber si el niño necesita un análisis;

  • familiares que crea que puedan tener niveles altos de plomo.

El médico de su hijo puede analizar los niveles de sangre del niño. Los análisis son muy baratos o, en algunos casos, gratuitos. El médico de su hijo le explicará los resultados del análisis. El tratamiento puede variar de cambiar en la dieta a medicamentos o una internación.

Reviewed Date: 06-27-2013

Lead Poisoning in Children

Disclaimer: This information is not intended to substitute or replace the professional medical advice you receive from your child's physician. The content provided on this page is for informational purposes only, and was not designed to diagnose or treat a health problem or disease. Please consult your child's physician with any questions or concerns you may have regarding a medical condition.