Jump to:  A   |   B   |   C   |   D   |   E   |   F   |   G   |   H   |   I   |   J   |   K   |   L   |   M   |   N   |   O   |   P   |   Q   |   R   |   S   |   T   |   U   |   V   |   W   |   X   |   Y

Intoxicación por Monóxido de Carbono

Envenenamiento por monóxido de carbono en niños

Cada año, más de 20.000 personas visitan la sala de emergencias debido a la exposición al monóxido de carbono. De esas 20.000 personas, los niños menores de 4 años son los que más se observan. El envenenamiento por monóxido de carbono es la causa más común de muertes accidentales por envenenamiento y suele denominarse "el asesino silencioso".

¿Qué causa el envenenamiento por monóxido de carbono?

El monóxido de carbono (CO) es un gas venenoso sin color, olor ni sabor que se produce de la quema incompleta de combustibles que contienen carbono, como la madera, el carbón, el carbón vegetal, la gasolina, el gas natural o el queroseno. Aspirar vapores de monóxido de carbono disminuye la capacidad de la sangre de transportar oxígeno. Niveles bajos de oxígeno pueden producir muerte celular, incluso de células de órganos vitales como el cerebro y el corazón. Son vulnerables, en particular, las personas con problemas de salud como anemia y enfermedades cardíacas o pulmonares como los fetos, los bebés, los niños, las mujeres embarazadas y las personas de edad avanzada.

¿Cuáles son algunas fuentes del monóxido de carbono?

La mayor parte de las exposiciones de CO se producen en los meses del invierno. La fuente más común de envenenamiento residencial relacionado con el CO es el calefactor sin ventilación. Un calefactor sin ventilación es un tipo de calefactor de espacios que usa aire de la habitación en el proceso de calentamiento y ventila gases producidos en el proceso de calentamiento hacia afuera de la habitación. Por lo tanto, un calefactor de espacios que esté mal instalado o no funcione adecuadamente puede introducir monóxido de carbono y otros vapores tóxicos en la habitación y gastar gran parte del oxígeno de la habitación.

La mayoría de los calefactores de este tipo usan queroseno o gas natural como combustible. Aunque los modelos más nuevos tienen sensores de oxígeno que apagan el calefactor cuando el nivel de oxígeno de la habitación cae debajo de cierto nivel, los modelos más antiguos no tienen esa función de seguridad. Debido a estos problemas de seguridad, los calefactores de espacios sin ventilación han sido prohibidos en diversos estados.

Otras fuentes comunes de CO incluyen las siguientes:

  • tubo de escape del auto;

  • parrillas dentro del hogar que usan carbón vegetal;

  • humo de tabaco;

  • hogares y chimeneas defectuosas;

  • incendios;

  • equipo quemador de combustible como motores de gasolina, leños de gas y calefactores a gas;

  • secadores de ropas o calentadores de agua a gas defectuosos;

  • calentadores y electrodomésticos a gas dentro de cabañas, casas rodantes, piscinas y spa.

¿Cuáles son los síntomas del envenenamiento por monóxido de carbono?

Los siguientes son los síntomas más comunes del envenenamiento por monóxido de carbono. Sin embargo, cada niño puede experimentar los síntomas de manera diferente. Algunos de los síntomas más comunes pueden incluir:

  • dolor de cabeza;

  • mareos;

  • debilidad o torpeza;

  • náuseas y vómitos;

  • latidos irregulares o rápidos;

  • dificultad para respirar;

  • dolor de pecho;

  • pérdida de la audición;

  • visión borrosa;

  • desorientación o confusión;

  • convulsiones;

  • pérdida de la conciencia o coma;

  • paro cardíaco;

  • falla respiratoria;

  • muerte.

El envenenamiento por monóxido de carbono se parece a muchas enfermedades comunes como la gripe o el envenenamiento por alimentos. Siempre debe consultar al médico de su hijo para obtener un diagnóstico.

En función de la duración y gravedad de la exposición, los vapores de monóxido de carbono pueden causar daños permanentes al cerebro o al corazón, e incluso pueden provocar la muerte. Busque atención médica de emergencia inmediatamente.

Primeros auxilios para el envenenamiento por monóxido de carbono

Si su hijo u otro familiar tienen síntomas de envenenamiento por CO, mantenga la calma y actúe rápidamente:

  • abandone el área y busque aire fresco de inmediato. Apague la fuente de monóxido de carbono únicamente si puede hacerlo de manera segura y sin poner en peligro a los demás ni a usted mismo;

  • llame al 911 o a su servicio de emergencias médicas ("SEM") local;

  • si su hijo dejó de respirar, inicie la reanimación cardiopulmonar ("RCP") y no se detenga hasta que el niño respire por cuenta propia o a menos que otra persona deba continuar la reanimación por usted. Si puede, deje que alguien llame de inmediato al 911. Si está solo, realice la RCP durante un minuto y luego llame al 911.

El médico de su hijo determinará el tratamiento posterior a la exposición de monóxido de carbono. El tratamiento de emergencia médica puede incluir oxigenoterapia, análisis de sangre, radiografías del tórax y una evaluación cardíaca y neurológica.

¿Cómo puede protegerse contra el envenenamiento por monóxido de carbono?

De acuerdo con el Centro de Control y Prevención de Enfermedades ("CDC", por sus siglas en inglés), mueren más de 400 personas al año en los Estados Unidos accidentalmente debido al envenenamiento por monóxido de carbono.

Los pasos importantes para protegerse contra el envenenamiento por monóxido de carbono incluyen:

  • haga limpiar e inspeccionar el horno y la chimenea antes de la temporada de calefacción. Haga revisar regularmente otros electrodomésticos que consuman combustible;

  • use calefactores de espacios sin electricidad solo en áreas bien ventiladas;

  • no inicie ni deje en marcha camiones, automóviles, cortadoras de césped u otros vehículos que funcionen a gas en un área cerrada, incluso cuando las puertas del garaje estén abiertas;

  • cuando sea posible, ventile fuera del hogar los electrodomésticos que usen combustible;

  • nunca use una parrilla que usa carbón vegetal dentro de su hogar, garaje, carpa o casa rodante;

  • no use linternas ni calentadores portátiles mientras duerme en áreas cerradas como carpas, casas rodantes y otros vehículos. Esto es particularmente importante a altas alturas, donde el riesgo de envenenamiento por CO es más alto;

  • lea y siga las instrucciones y precauciones de los dispositivos que quemen combustible;

  • nunca use un horno a gas para calentar su hogar;

  • use un detector de monóxido de carbono aprobado con una alarma audible dentro de su hogar;

  • cuando se usen generadores que funcionan con gasolina para suministrar electricidad, debe tenerse cuidado de mantener el generador a una distancia segura lejos del hogar.

Reviewed Date: 03-30-2013

Carbon Monoxide Poisoning in Children

Disclaimer: This information is not intended to substitute or replace the professional medical advice you receive from your child's physician. The content provided on this page is for informational purposes only, and was not designed to diagnose or treat a health problem or disease. Please consult your child's physician with any questions or concerns you may have regarding a medical condition.