Jump to:  A   |   B   |   C   |   D   |   E   |   F   |   G   |   H   |   I   |   J   |   K   |   L   |   M   |   N   |   O   |   P   |   Q   |   R   |   S   |   T   |   U   |   V   |   W   |   X   |   Y

Mordeduras de Serpiente

Las mordeduras de serpientes y los niños

Datos acerca de las mordeduras de serpiente

Cada año, aproximadamente 8.000 personas reciben mordeduras de serpientes venenosas en los Estados Unidos, sobre todo entre los meses de abril y octubre. Incluso una mordedura de una serpiente no venenosa puede causar una infección o una reacción alérgica en algunas personas. Lo más importante a tener en cuenta para las mordeduras de serpiente es que tratarlas a todas como si fueran venenosas y acudir a la sala de emergencias de un hospital lo más rápido posible, especialmente si no está seguro del tipo exacto de serpiente responsable de la mordedura. Con el tratamiento adecuado (o antídoto), se pueden prevenir enfermedades graves y/o la muerte. (El antídto es una antitoxina específica para el veneno de un animal o insecto determinado).

Las personas que frecuentan zonas agrestes, acampan, hacen excursiones, van de picnic o viven en zonas habitadas por serpientes deberían ser conscientes de los posibles peligros que suponen las serpientes venenosas. Estas personas deberían tener en cuenta lo siguiente:

  • saber cómo identificar a las serpientes venenosas;

  • tener acceso a un medio de transporte y a asistencia médica en caso de emergencia.

¿Qué serpientes son venenosas?

Solo 25 especies (5 %) de serpientes en los Estados Unidos son venenosas. Las mordeduras de serpientes venenosas más comunes son causadas por las siguientes especies:

  • serpientes con fosetas: serpiente de cascabel, víbora cobriza y boca de algodón (mocasín de agua);

  • serpientes coral.

Las mordeduras de serpiente de cascabel causan la mayoría de las mordeduras venenosas en los Estados Unidos. Las serpientes coral causan menos del 1 % de las mordeduras de serpientes venenosas.

¿Cuáles son los síntomas de las mordeduras de serpiente?

Los síntomas variarán según el tipo de mordedura, la cantidad de veneno inyectado y el tamaño y estado de salud general de la víctima de mordedura de serpiente. Algunas víctimas de mordedura de serpiente no presentarán síntomas durante un tiempo. Los síntomas pueden incluir cualquiera de los siguientes:

  • secreción sanguinolenta de la herida;

  • marcas de los colmillos en la piel;

  • hinchazón en el lugar de la mordedura, que puede avanzar a toda la extremidad en unas horas;

  • dolor fuerte, ardor y calor localizados;

  • cambio de color, por ejemplo, rojez y contusión;

  • ganglios linfáticos de mayor tamaño en el área afectada;

  • náuseas o vómitos;

  • transpiración excesiva;

  • fiebre o escalofríos;

  • debilidad, mareo o desmayo;

  • dificultad para tragar;

  • entumecimiento y hormigueos, especialmente en la boca;

  • alteración del estado mental;

  • sangrado o hemorragia generalizados;

  • convulsiones;

  • conmoción.

Tratamiento de las mordeduras de serpientes venenosas

mantenga la calma y tranquilice a su hijo diciéndole que usted puede ayudarle; El tratamiento específico para una mordedura de serpiente será determinado por el médico de su hijo. El tratamiento puede incluir lo siguiente:

  • Lleve a su hijo a un área segura cercana, lejos de la serpiente.

  • Solicite ayude de emergencia inmediatamente. Se debe administrar un antídoto, de ser posible dentro de las cuatro horas. Por lo general, no es eficaz si se lo administra más de 12 horas después de la mordedura. Mientras espera que llegue la ayuda de emergencia, realice lo siguiente:

    • asegúrese de que su hijo permanezca acostado, descanse y mantenga la calma;

    • lave bien la mordedura con agua y jabón;

    • mantenga el área con calor y evite que se enfríe para prevenir mayores daños al tejido;

    • retire todos los anillos, relojes y ropas apretadas en caso de que se presente hinchazón;

    • inmovilice la zona de la mordedura sin ajustarla demasiado y manténgala por debajo del corazón;

    • no le de a su hijo nada de comer o beber;

    • controle la frecuencia cardíaca y la respiración;

    • registre el momento de la mordedura para poder comunicárselo al médico de la sala de emergencias si fuera necesario;

    • en lo posible, trate de acordarse de dibujar un círculo alrededor del área afectada y marcar el horario de la mordida y la primera reacción; de ser posible, vuelva a dibujar el círculo alrededor de la zona de la lesión para marcar el avance del tiempo;

    • es importante recordar el aspecto, el tamaño y el tipo de serpiente para informar al personal de la sala de emergencias;

    • no aplique torniquete.

Una vez en el hospital, el tratamiento puede incluir el uso de un antídoto, una antitoxina específica que actúa contra el veneno de un animal o de un insecto particular. El tratamiento también puede incluir análisis de laboratorio, analgésicos o sedantes, dosis de refuerzo contra el tétanos, antibióticos y cuidados de apoyo.

Cómo prevenir las mordeduras de serpiente

Algunas mordeduras, como las que se sufren al pisar accidentalmente una serpiente en el bosque, son casi imposibles de evitar. Sin embargo, existe una serie de precauciones que pueden reducir las posibilidades de que su hijo sea mordido por una serpiente. Estas incluyen las siguientes:

  • Enséñele a su hijo a no molestar a las serpientes. A menudo las personas sufren mordeduras porque tratan de matar a una serpiente o se acercan demasiado a ella.

  • Asegúrese de que su hijo se mantenga alejado de las hierbas altas, a menos que lleve botas gruesas de cuero. Intente asegurar de que su hijo permanezca en los caminos para excursionistas tanto como le sea posible.

  • No permita que su hijo ponga sus manos y pies en áreas que él no puede ver. Se debe evitar recoger rocas o leña.

  • Insista en la precaución y alerta cuando su hijo se encuentre trepando rocas.

Reviewed Date: 09-30-2009

Snake Bites and Children

Disclaimer: This information is not intended to substitute or replace the professional medical advice you receive from your child's physician. The content provided on this page is for informational purposes only, and was not designed to diagnose or treat a health problem or disease. Please consult your child's physician with any questions or concerns you may have regarding a medical condition.