Jump to:  A   |   B   |   C   |   D   |   E   |   F   |   G   |   H   |   I   |   J   |   K   |   L   |   M   |   N   |   O   |   P   |   Q   |   R   |   S   |   T   |   U   |   V   |   W   |   X   |   Y

Picaduras de Insectos

Picaduras de insectos

Datos acerca de las picaduras de insectos

Las abejas, las avispas, las avispas con pintas amarillas y los avispones pertenecen a una clase de insectos denominada himenópteros. La mayoría de las picaduras de insectos provocan solo una molestia leve. Las picaduras pueden producirse en cualquier parte del cuerpo, ser dolorosas y asustar al niño. Las avispas con pintas amarillas producen la mayoría de las reacciones alérgicas en Estados Unidos. Las picaduras de estos insectos provocan de tres a cuatro veces más muertes que las mordeduras de serpientes venenosas, como consecuencia de una reacción alérgica grave. Las hormigas de fuego, que normalmente se encuentran en los estados del sur de Estados Unidos, pueden picar varias veces, y las picaduras tienen más probabilidades de infectarse.

Los dos riesgos más grandes de la mayoría de las picaduras de insectos son la reacción alérgica (que a veces puede ser mortal si la reacción alérgica es lo suficientemente grave) y la infección (más común y menos grave).

¿Cuáles son los síntomas de las picaduras de insectos?

Los siguientes son los síntomas más comunes de las picaduras de insectos. Sin embargo, cada niño puede experimentar los síntomas de manera diferente. Algunos de los síntomas pueden incluir los siguientes:

  • Reacciones locales de la piel en la zona de la picadura o en sus alrededores, inclusive las siguientes:

    • dolor;

    • hinchazón;

    • enrojecimiento;

    • picazón;

    • calor;

    • sangrado o secreciones en pequeñas cantidades;

    • sarpullido.

  • Los síntomas generalizados que indican una reacción alérgica más seria y que posiblemente ponga en peligro la vida incluyen los siguientes:

    • tos;

    • hormigueo en la garganta;

    • opresión en la garganta o en el pecho;

    • problemas para respirar o silbidos;

    • náuseas o vómitos;

    • mareo o desmayo;

    • sudor;

    • ansiedad;

    • sarpullido y picazón en otro lugar del cuerpo, lejos del lugar de la picadura.

Tratamiento de las picaduras

El tratamiento específico para las picaduras será determinado por el médico de su hijo. Las reacciones locales grandes normalmente no conducen a reacciones generalizadas. Sin embargo, pueden poner en peligro la vida si la picadura se produce en la boca, la nariz o la garganta. Esto se debe a que la hinchazón puede cerrar las vías respiratorias.

El tratamiento de las reacciones locales de la piel puede incluir lo siguiente:

  • tranquilice a su hijo y hágale saber que usted puede ayudarle;

  • si aún está presente, quite el aguijón mediante el raspado suave de la zona de la picadura con un objeto de filo romo, como una tarjeta de crédito o un cuchillo romo. No trate de sacarlo, ya que esto puede liberar más veneno;

  • lave bien la zona con agua y jabón;

  • aplique una bolsa fría o de hielo envuelta en un paño para ayudar a disminuir la hinchazón y el dolor (alterne cada 10 minutos por un período de 30 a 60 minutos);

  • si la picadura se produce en un brazo o una pierna, elevar la extremidad para ayudar a reducir la hinchazón.

  • Para ayudar a reducir la picazón, considere lo siguiente:

    • aplique una pasta de bicarbonato y agua y déjela actuar durante 15 a 20 minutos;

    • aplique una pasta de ablandador de carne no condimentado y agua y déjela actuar durante 15 a 20 minutos;

    • aplique una bolsa de té mojada y déjela actuar durante 15 a 20 minutos;

    • utilice productos de venta libre para las picaduras de insectos;

    • aplique una crema antihistamínica o corticosteroide o una loción de calamina;

    • administre acetaminofén para el dolor;

    • administre antihistamínicos de venta libre, si lo ha aprobado el médico de su hijo. Asegúrese de seguir minuciosamente las instrucciones de la dosis para su hijo;

    • observe a su hijo atentamente durante la siguiente hora para detectar cualquier signo de reacción alérgica que necesitaría un cuidado médico de emergencia.

Llame al 911 o a su servicio médico de emergencia local y busque asistencia médica de emergencia inmediatamente si un insecto picó a su hijo en la boca, la nariz o la garganta, o si se presenta cualquier signo de reacción sistémica o generalizada.

El tratamiento médico de emergencia puede incluir lo siguiente:

  • antihistamínicos por vía intravenosa;

  • epinefrina;

  • corticosteroides u otros medicamentos;

  • análisis de laboratorio;

  • ayuda respiratoria.

Cómo prevenir las picaduras de insectos

Algunas pautas generales para ayudar a reducir la posibilidad de picaduras de insectos mientras se está en espacios abiertos incluyen las siguientes:

  • evite los perfumes, lacas y otros productos perfumados;

  • evite la ropa de colores muy brillantes;

  • no permita que su hijo camine o juegue al aire libre con los pies descalzos;

  • rocíe la ropa de su hijo con un repelente de insectos para niños;

  • asegúrese de que su hijo evite las zonas de colmenas y avisperos. Haga quitar los avisperos por profesionales;

  • enséñele a su hijo que, si un insecto se acerca, debe permanecer tranquilo y alejarse lentamente.

Algunas medidas preventivas adicionales para los niños que tienen o se cree que tienen alergia a las picaduras incluyen las siguientes:

  • lleve un botiquín para las picaduras de abejas (tal como EpiPen) todo el tiempo y asegúrese de que su hijo sepa utilizarlo. Estos productos están disponibles con receta;

  • asegúrese de que su hijo vista camisas de manga larga y pantalones largos cuando juegue afuera;

  • consulte a un alergista para que le hagan un examen y le den un tratamiento para la alergia.

Reviewed Date: 04-27-2013

Insect Stings

Disclaimer: This information is not intended to substitute or replace the professional medical advice you receive from your child's physician. The content provided on this page is for informational purposes only, and was not designed to diagnose or treat a health problem or disease. Please consult your child's physician with any questions or concerns you may have regarding a medical condition.