Jump to:  A   |   B   |   C   |   D   |   E   |   F   |   G   |   H   |   I   |   J   |   K   |   L   |   M   |   N   |   O   |   P   |   Q   |   R   |   S   |   T   |   U   |   V   |   W   |   X   |   Y

Apnea of Prematurity

Apnea of Prematurity

¿Qué es la apnea del prematuro?

Apnea es un término que significa que la respiración se detuvo por más de 20 segundos. Puede presentarse en bebés nacidos a término, pero es más común en los prematuros. Cuanto más prematuro sea un bebé, mayores serán las probabilidades de que se presente apnea.

¿Cuáles son las causas de la apnea del prematuro?

En los bebés prematuros, la parte del cerebro y la médula espinal que controla la respiración todavía no está lo suficientemente madura como para permitir la respiración sin interrupciones. La apnea del prematuro puede provocar que los bebés tomen respiraciones muy grandes seguidas de períodos de respiración superficial o interrumpida. Esta afección puede tener otras causas. Algunos de esos factores son:

  • Sangrado o daño en el cerebro
  • Problemas pulmonares
  • Infecciones
  • Problemas digestivos como reflujo (se presenta cuando el contenido del estómago sube hacia el esófago)
  • Niveles demasiado altos o demasiado bajos de químicos en el cuerpo como, por ejemplo, glucosa o calcio
  • Problemas del corazón o de los vasos sanguíneos
  • Reflejos que disparan apnea (podrían deberse a tubos de alimentación, reflejo de succión o la posición del cuello del bebé)
  • Cambios de la temperatura del cuerpo

¿Cuáles son los síntomas de la apnea del prematuro?

La apnea del prematuro se presenta cuando la respiración de un bebé se detiene por 20 segundos o más tiempo. Otros signos y síntomas que pueden presentarse junto con la apnea incluyen:

  • Color azulado de la piel (cianosis)
  • Disminución de la frecuencia cardíaca
  • Niveles bajos de oxígeno

Los síntomas de la apnea del prematuro pueden parecerse a los de otros problemas de salud. Asegúrese de llevar a su hijo a su proveedor de atención médica para recibir un diagnóstico.

¿Cómo se diagnostica la apnea del prematuro?

Es importante descubrir si la causa de la apnea es la prematuridad u otro problema.  El proveedor de atención médica de su bebé examinará a su hijo. Este profesional revisará muchos de los sistemas del cuerpo de su bebé para descubrir qué podría estar causando la apnea. Se vigilarán continuamente la frecuencia respiratoria, la frecuencia cardíaca, la temperatura y la presión arterial.  Los análisis para diagnosticar el problema pueden incluir:

  • Niveles de oxígeno en la sangre. Se revisan constantemente los niveles de oxígeno de los bebés.
  • Análisis de sangre. Estos exámenes revisan conteos sanguíneos, niveles de azúcar en la sangre y niveles de electrolitos. También buscan detectar signos de infección.
  • Análisis de laboratorio. Es posible que se revisen el líquido que rodea el cerebro y la médula espinal, la orina y las heces para detectar infecciones y otros problemas.
  • Radiografías, ecografías y otros estudios imagenológicos. El proveedor de atención médica puede pedir radiografías u otros estudios de diagnóstico por imágenes de las vías respiratorias superiores y los pulmones, del cerebro, del corazón o del sistema digestivo.
  • Estudios del sueño. Se chequean los signos vitales y los niveles de oxígeno.

¿Cómo se trata la apnea del prematuro?

Muchos bebés prematuros superarán la afección con el crecimiento al llegar al momento en que hubieran cumplido las 36 semanas de gestación. Si es necesario un tratamiento, puede incluir:

  • Cuidados generales. Esto incluye el control de la temperatura del cuerpo, una posición del cuerpo adecuada y oxígeno adicional.
  • Presión positiva continua nasal. Se hace entrar un flujo de aire constante a través de la nariz y hasta las vías respiratorias y los pulmones. La presión positiva continua nasal (CPAP, por sus siglas en inglés) se puede complementar con ventilación con presión positiva intermitente nasal.
  • Medicamentos. Se usa metilxantina para estimular la respiración.

Es posible que su bebé también necesite transfusiones de sangre, dependiendo de la causa de la apnea.

¿Cuáles son las complicaciones de la apnea del prematuro?

Los bebés prematuros pueden tener muchos problemas. Es frecuente que tengan que permanecer en el hospital por mucho tiempo. La apnea del prematuro es uno de los problemas de los bebés que nacen con demasiada anticipación. Junto con la apnea del prematuro se pueden presentar frecuencia cardíaca lenta y niveles de oxígeno disminuidos en la sangre. Estos bebés corren el riesgo de tener insuficiencia respiratoria y de muerte. También es posible que tengan problemas pulmonares a largo plazo.

¿Cómo se maneja la apnea del prematuro?

La mayoría de los bebés prematuros superan la apnea a medida que maduran. Sin embargo, es posible que a veces envíen a su bebé a casa con un monitor de apnea. Se debe usar siempre que usted o su bebé estén durmiendo y cuando usted esté ocupado. Las alarmas del monitor de apnea hacen un sonido muy fuerte así que no lo coloque junto a la cabeza de su bebé. Revise a su bebé todas las veces que suene la alarma, aun si cree que es falsa.

Puntos clave sobre la apnea del prematuro

  • Apnea es un término que significa que la respiración se detuvo por más de 20 segundos. Puede presentarse en bebés nacidos a término, pero es más común en los prematuros.
  • Es posible que la única causa de la apnea del prematuro sea que el sistema nervioso central de su bebé está inmaduro.  
  • Muchos bebés prematuros superarán la apnea con el crecimiento al llegar al momento en que hubieran cumplido las 36 semanas de gestación. 
  • Es posible que a veces envíen a su bebé a casa con un monitor de apnea.

Próximos pasos

Consejos para ayudarle a aprovechar al máximo una visita al proveedor de atención médica de su hijo:

  • Tenga en mente la razón de la visita y qué desea que suceda.
  • Antes de su visita, escriba las preguntas que quiere hacerle.
  • En la visita, escriba el nombre de un diagnóstico nuevo y de todos los medicamentos, tratamientos o análisis nuevos. Además escriba todas las instrucciones nuevas que le dé el proveedor para su hijo.
  • Pregunte por qué se indica un medicamento o tratamiento nuevo, y cómo ayudará a su hijo. Además, consulte cuáles serán los efectos secundarios.
  • Pregunte si la afección de su hijo se puede tratar de otras maneras.
  • Infórmese de por qué un análisis o procedimiento se recomienda y qué podrían significar los resultados.
  • Consulte qué puede ocurrir si su hijo no toma el medicamento o no se hace un análisis o procedimiento.
  • Si su hijo tiene una cita de control, anote la fecha, la hora y el propósito de esa visita.
  • Averigüe cómo puede comunicarse con el proveedor de su hijo después del horario de consultorio. Es importante por si su hijo se enferma y usted necesita hacer preguntas o pedir un consejo.

Disclaimer: This information is not intended to substitute or replace the professional medical advice you receive from your child's physician. The content provided on this page is for informational purposes only, and was not designed to diagnose or treat a health problem or disease. Please consult your child's physician with any questions or concerns you may have regarding a medical condition.