Jump to:  A   |   B   |   C   |   D   |   E   |   F   |   G   |   H   |   I   |   J   |   K   |   L   |   M   |   N   |   O   |   P   |   Q   |   R   |   S   |   T   |   U   |   V   |   W   |   X   |   Y

Apnea del Prematuro

Apnea del prematuro

Fotografía de un recién nacido en la unidad de cuidados intensivos neonatales

¿Qué es la apnea del prematuro?

La apnea es la ausencia de respiración durante más de 20 segundos. Puede producirse en bebés nacidos a término, pero es más común en bebés prematuros. Cuanto más prematuro sea el bebé, mayor será el riesgo de padecer apnea.

Es posible que luego de la apnea se produzca una bradicardia, un descenso de la frecuencia cardíaca. Cuando la respiración se hace más lenta, la frecuencia cardíaca disminuye. Un término común para apnea con bradicardia es "As y Bs".

¿Cuál es la causa de la apnea del prematuro?

La apnea del prematuro puede deberse a una alteración en el centro de control respiratorio del cerebro, denominada apnea central. En la apnea obstructiva, la respiración se detiene por el bloqueo de las vías respiratorias. Los problemas presentes en otros órganos también pueden afectar al centro de control respiratorio. Es posible que la apnea del prematuro no tenga otra causa identificable sino la inmadurez del sistema nervioso central. Sin embargo, pueden existir otras causas. Entre ellas se incluyen:

  • Hemorragias o daños en el tejido cerebral

  • Enfermedades respiratorias

  • Infecciones

  • Problemas gastrointestinales, por ejemplo, reflujo (cuando el contenido del estómago regresa al esófago)

  • Niveles excesivamente bajos o altos de químicos en el cuerpo, como por ejemplo, glucosa o calcio

  • Problemas cardíacos o problemas en los vasos sanguíneos

  • Inmadurez del sistema neurológico

  • Estimulación de reflejos que pueden desencadenar la apnea, como por ejemplo, la utilización de tubos de alimentación o de aspiración, o la flexión excesiva del cuello del bebé

  • Inestabilidad de la temperatura

  • Otras causas desconocidas

¿A quiénes afecta la apnea del prematuro?

La mayoría de los bebés que desarrollan apnea son prematuros. Parece ser más común durante el sueño, especialmente durante el sueño activo. Durante este periodo el bebé entra en la fase de movimiento ocular rápido (REM). Cerca de la mitad de los bebés prematuros padecen esta apnea.

¿Cuáles son los síntomas de la apnea del prematuro?

La apnea del prematuro se diferencia de otro patrón de respiración que puede producirse en recién nacidos prematuros y no prematuros llamado respiración periódica, un patrón de pausas breves seguidas de una gran cantidad de respiraciones más rápidas. Si bien la respiración periódica es un tipo de respiración normal en los bebés, la apnea del prematuro puede ser el síntoma de un trastorno más grave.

A continuación se enumeran los síntomas más comunes de la apnea del prematuro. Sin embargo, cada bebé puede experimentar los síntomas de manera diferente. Los síntomas pueden incluir:

  • Períodos de ausencia de respiración de 20 segundos o más

  • Apnea del prematuro que comienza en la primera semana de vida o después

Los síntomas de las formas más graves de apnea del prematuro pueden incluir:

  • Períodos más largos de ausencia de respiración

  • Apnea que comienza inmediatamente después del nacimiento o luego de la segunda semana

  • Color azul

  • Disminución severa de la frecuencia cardíaca (bradicardia)

Los síntomas de la apnea del prematuro pueden asemejarse a los de otras afecciones o problemas médicos. Siempre consulte al médico de su bebé para obtener un diagnóstico.

¿Cómo se diagnostica la apnea del prematuro?

Es importante determinar si la apnea se debe principalmente al nacimiento prematuro o a otro problema. El médico de su bebé controlará los sistemas orgánicos de su bebé para descubrir la posible causa de la apnea Los procedimientos de diagnóstico pueden incluir:

  • Examen físico

  • Exámenes de sangre, realizados para controlar el recuento sanguíneo, los niveles de electrólitos y las infecciones.

  • Otras pruebas de laboratorio, como por ejemplo, hisopados nasales para realizar cultivos de infecciones virales

  • Medición de los niveles de oxígeno en la sangre del bebé

  • Radiografías. Una prueba de diagnóstico que emplea haces de energía electromagnética invisible para producir imágenes de tejidos internos, huesos y órganos sobre una placa para controlar los pulmones, el corazón o el aparato digestivo.

  • Estudio de la apnea. Un estudio realizado para controlar el esfuerzo respiratorio, la frecuencia cardíaca y la oxigenación.

Tratamiento para la apnea del prematuro

Si su bebé padece apnea, puede estimular la respiración frotándole la piel o dándole palmaditas. Sin embargo, es necesario identificar y tratar los problemas detrás de la apnea. Muchos bebés prematuros "superan" la apnea del prematuro al alcanzar la edad que equivaldría a las 36 semanas de gestación.

El médico de su hijo determinará el tratamiento específico para la apnea del prematuro según lo siguiente:

  • La edad gestacional, salud general e historia clínica de su bebé

  • La magnitud de la afección

  • La tolerancia de su bebé a medicamentos específicos, procedimientos o terapias

  • Las expectativas de la evolución de la afección

  • Su opinión o preferencia

El tratamiento para la apnea del prematuro puede incluir:

  • Control de las frecuencias respiratoria y cardíaca

  • Medicamentos:

    • Cafeína o teofilina para estimular el sistema nervioso centran

  • Presión positiva continua de la vías respiratorias Una máquina para respirar que empuja un flujo continuo de aire u oxígeno hacia las vías respiratorias para ayudar a mantener las pequeñas vías respiratorias de los pulmones abiertas.

La apnea que no se produce por nacimiento prematuro puede requerir otros tratamientos.

Reviewed Date: 12-31-2009

Apnea of Prematurity

Disclaimer: This information is not intended to substitute or replace the professional medical advice you receive from your child's physician. The content provided on this page is for informational purposes only, and was not designed to diagnose or treat a health problem or disease. Please consult your child's physician with any questions or concerns you may have regarding a medical condition.