Jump to:  A   |   B   |   C   |   D   |   E   |   F   |   G   |   H   |   I   |   J   |   K   |   L   |   M   |   N   |   O   |   P   |   Q   |   R   |   S   |   T   |   U   |   V   |   W   |   X   |   Y

Crup

Crup

¿Qué es el crup?

El crup es una enfermedad que provoca hinchazón en las vías respiratorias y problemas para respirar. Los niños con crup tienen un sonido de "chirrido" agudo o silbido cuando respiran. Esto se llama estridor.

¿Qué provoca el crup?

El crup es comúnmente causado por un virus. En algunas ocasiones, pero rara vez, se produce por una bacteria, alergias o reflujo del estómago. Los virus que son conocidos por provocar el crup son:

  • Virus parainfluenza

  • Virus respiratorio sincicial (VRS)

  • Virus de la influenza

  • Adenovirus

  • Enterovirus

El crup se contagia a través del contacto directo con una persona, o por fluidos de otra persona que padece la enfermedad. La infección comienza en la nariz y garganta, y avanza hacia los pulmones. La inflamación afecta el área alrededor de la caja de la voz (laringe) y la tráquea.

Los niños jóvenes son los más afectados por el crup ya que sus vías respiratorias son más pequeñas. Por lo tanto, una pequeña inflamación puede producir una gran obstrucción en sus vías respiratorias.

Datos acerca del crup

  • El crup se ve con mayor frecuencia en niños de 3 meses a 5 años de edad.

  • La edad de mayor riesgo de contraer el crup es a los 2 años de edad.

  • El crup se observa con más frecuencia en el invierno.

¿Cuáles son los síntomas del crup?

Los síntomas del crup no siempre son los mismos. A medida que la enfermedad avanza desde la nariz hacia los pulmones, los síntomas pueden cambiar. Los síntomas comunes del crup son:

  • secreción nasal, congestión nasal y tos ligera;

  • tos que se convierte en un "grito de foca";

  • laringitis (pérdida de la voz);

  • fiebre;

  • y estridor.

Los síntomas generalmente empeoran durante la noche y despiertan al niño. Los síntomas también parecen mejorar por la mañana y empeoran a medida que el día avanza. La mayoría de los niños mejoran entre tres a siete días después. Los síntomas del crup pueden confundirse con otras afecciones y problemas médicos. Siempre debe consultar al médico de su hijo para obtener un diagnóstico.

¿Cómo se diagnostica el crup?

Oximetría de pulso utilizando una sonda de dedo
Se coloca un pequeño sensor en el dedo de la mano o del pie. Cuando el dispositivo está encendido, se ve una luz roja en el sensor. El sensor no provoca dolor y la luz roja no se calienta. Haga clic en la imagen para ampliarla

El médico de su hijo realizará una historia clínica completa y un examen físico. Pueden necesitarse otras pruebas, que incluyen:

  • radiografías de cuello y tórax;

  • exámenes de sangre;

  • y oximetría de pulso. Un oxímetro es un dispositivo pequeño que mide la cantidad de oxígeno en la sangre.

Tratamiento para el crup

El tratamiento para el crup depende de:

  • la edad, el estado general de salud y la historia clínica de su hijo;

  • la gravedad de la enfermedad;

  • la tolerancia de su hijo a los medicamentos, los procedimientos o las terapias;

  • las expectativas de la duración de la enfermedad;

  • y su opinión o preferencia.

En los casos graves de crup, o si su hijo no está respirando bien, es probable que necesite ir al hospital. Esto es algunas veces difícil de notar porque la enfermedad cambia. Su hijo puede parecer mejorar en un momento y luego empeorar al siguiente. El médico de su hijo puede también recetar los siguientes medicamentos para ayudar con los síntomas del crup:

  • medicamentos inhalados;

  • medicamentos inyectados;

  • y medicamentos administrados por vía oral (por boca).

Otros tratamientos en el hogar pueden incluir:

  • usar un humidificador de vapor frío;

  • sacar al niño al exterior para tomar el aire frío y seco de la noche;

  • beber mucho líquido;

  • tratar la fiebre con acetaminofén o ibuprofeno, tal como se lo indique el médico de su hijo (NO le administre a un niño aspirina ya que puede provocarle un trastorno llamado el síndrome de Reye);

  • y mantener a su hijo tan tranquilo y callado como le sea posible para facilitarle la respiración.

Reviewed Date: 07-11-2014

Croup

Disclaimer: This information is not intended to substitute or replace the professional medical advice you receive from your child's physician. The content provided on this page is for informational purposes only, and was not designed to diagnose or treat a health problem or disease. Please consult your child's physician with any questions or concerns you may have regarding a medical condition.