Jump to:  A   |   B   |   C   |   D   |   E   |   F   |   G   |   H   |   I   |   J   |   K   |   L   |   M   |   N   |   O   |   P   |   Q   |   R   |   S   |   T   |   U   |   V   |   W   |   X   |   Y

Control del Dolor

Control del dolor

¿Sentirá dolor mi hijo luego de una cirugía?

Luego de una cirugía, es posible que su hijo experimente dolor por causas físicas, pero la sensación de dolor también depende de factores emocionales y mentales complejos. Determinar el grado de dolor que su hijo experimenta puede ser un desafío. Para ayudar a su hijo a describir el dolor, el equipo quirúrgico puede utilizar una escala del 0 al 10 o mostrarle ilustraciones de distintos rostros. Los médicos a cargo del cuidado de su hijo pueden determinar cuál es la molestia más común según el tipo de cirugía que se haya realizado, y administrar entonces los medicamentos recetados. Sin embargo es usted, como padre, quien mejor conoce a su hijo. Si su hijo está agitado o retraído de manera poco habitual, deberá hacérselo saber al equipo médico para que ellos puedan evaluar con más precisión la eficacia del medicamento recetado.

¿Qué analgésicos se le administrarán a mi hijo?

Existe una gran variedad de analgésicos que pueden administrarse a su hijo. El médico de su hijo le indicará los medicamentos específicos que considere más eficaces. Esto dependerá del tipo de cirugía a la que su hijo se haya sometido, su edad y desarrollo, y cualquier experiencia previa que el niño haya tenido con cirugías y administración de analgésicos.

Si su hijo sufre dolores moderados o severos, seguramente se le administrarán narcóticos durante y luego de la cirugía. Si luego de la cirugía el niño se encuentra en la UCI (unidad de cuidados intensivos), es posible que también reciba sedantes junto con los analgésicos. Los sedantes pueden disminuir la ansiedad, inducir al sueño y eliminar recuerdos de situaciones desagradables. Los narcóticos no producen adicción si se los utiliza para un control adecuado del dolor.

¿Cómo se le administrarán los analgésicos a mi hijo?

Si el niño necesita analgésicos sin narcóticos, estos en general se administrarán en forma de píldora a los niños de mayor edad, y como medicamento líquido a los niños más pequeños. A veces, es posible que el niño tenga náuseas y vómitos después de la cirugía, en cuyo caso puede ser necesaria la utilización de supositorios.

Es posible que su hijo reciba los medicamentos por vía intravenosa (IV, por sus siglas en inglés) después de la cirugía, en especial si permanecerá internado uno o varios días. Muchos analgésicos pueden ser administrados mediante la infusión de líquidos por vía intravenosa (IV).

¿Qué es una bomba epidural?

Durante algunas cirugías, se utiliza anestesia epidural. Este tipo de anestesia se administra a través de un pequeño catéter introducido en el "espacio epidural" que rodea la médula espinal. Puede conectarse el catéter a una bomba que administre un flujo continuo de medicamentos. Después de la cirugía, puede dejarse este catéter durante 1 o 2 días.

¿Qué es una bomba ACP?

La sigla ACP (PCA, por sus siglas en inglés) significa "analgesia controlada por el paciente". Con una bomba ACP, puede administrarse a su hijo una dosis continua o intermitente (o ambas) de medicamentos narcóticos por vía intravenosa (IV). En el caso de la dosis intermitente, cuando su hijo se sienta mal pulsará un botón que administrará una dosis de analgésicos. Por ejemplo, su hijo puede regresar de la cirugía con una bomba ACP que haya sido programada para administrar una dosis continua de analgésicos por hora. También puede programarse la bomba para que su hijo reciba una cantidad adicional de medicamentos si lo necesita, tan solo pulsando un botón. El médico será quien establezca la dosis, y su hijo no podrá administrarse una gran cantidad. El día posterior de la cirugía, el cirujano puede suspender la infusión continua. De esta manera, solo se administrará una dosis intermitente cuando se pulse el botón. La programación de la bomba puede ser regulada únicamente por el equipo médico de su hijo, con una llave especial. Se ha comprobado que hasta los niños de 4 años pueden utilizar bombas ACP con eficacia.

¿Se le administrarán analgésicos a mi hijo en casa?

El médico de su hijo analizará con usted la necesidad de administrar medicamentos en el hogar. Si su hijo todavía necesita narcóticos, el médico se los recetará antes de que él sea dado de alta.

Cómo aliviar el malestar de mi hijo

Los padres saben tranquilizar a sus hijos mejor que nadie. A continuación, se enumeran algunas sugerencias que podrían serle útiles a la hora de tranquilizar a su hijo:

  • Todos los niños necesitan ser abrazados, acariciados y mimados por las personas más importantes para ellos. Pida ayuda al personal de enfermería si desea abrazar a su hijo pero no sabe exactamente cómo hacerlo debido a los aparatos o vendas.

  • El juego es una actividad muy común en la vida de su hijo. Puede ayudar a aliviar tanto las tensiones del niño como las suyas, y también es una distracción que hace sentir mejor al niño. Si su hijo puede levantarse de la cama, averigüe si el hospital cuenta con una sala de juegos a la que pueda llevarlo. Además, lleve libros de cuentos, libros para pintar, rompecabezas, juegos de mesa y otros juguetes que puedan usarse en la cama.

  • Consulte sobre la posibilidad de conseguir un reproductor de video o DVD para que el niño pueda mirar películas o programas de entretenimientos. Consulte también si el hospital dispone de videojuegos que su hijo pueda utilizar en la cama o en la sala de juegos.

  • La música puede resultar muy reconfortante, y se ha demostrado que alivia la tensión muscular.

  • Hable con un especialista en niños que pueda ofrecerle estrategias adicionales para tranquilizar a su hijo.

Reviewed Date: 09-30-2009

Pain Control

Disclaimer: This information is not intended to substitute or replace the professional medical advice you receive from your child's physician. The content provided on this page is for informational purposes only, and was not designed to diagnose or treat a health problem or disease. Please consult your child's physician with any questions or concerns you may have regarding a medical condition.