Jump to:  A   |   B   |   C   |   D   |   E   |   F   |   G   |   H   |   I   |   J   |   K   |   L   |   M   |   N   |   O   |   P   |   Q   |   R   |   S   |   T   |   U   |   V   |   W   |   X   |   Y

Hernia Inguinal

Hernia inguinal en niños

¿Qué es una hernia inguinal?

Una hernia se produce cuando una sección del intestino sobresale a través de una zona débil de los músculos abdominales. Se observa una protuberancia blanda por debajo de la piel donde se produjo la hernia. Una hernia que se produce en la zona de la ingle se denomina hernia inguinal.

Ilustración de una hernia inguinal
Haga clic en la imagen para ampliarla

¿Qué causa una hernia inguinal?

Una hernia se puede desarrollar durante los primeros meses de vida de un bebé a causa de una debilidad de los músculos del abdomen.

A medida que un feto de sexo masculino crece y madura durante el embarazo, los testículos se desarrollan en el abdomen y después descienden hacia el escroto a través de una zona denominada canal inguinal. Poco tiempo después de que el bebé nace, el canal inguinal se cierra y evita que los testículos regresen hacia el abdomen. Si esta zona no se cierra completamente, un asa intestinal puede moverse al interior del conducto inguinal a través de la zona debilitada de la pared abdominal inferior y producir una hernia.

Si bien las mujeres no tienen testículos, sí poseen un canal inguinal, por lo cual también pueden desarrollar hernias en esta zona.

¿Quién está en riesgo de desarrollar una hernia?

Las hernias se producen con mayor frecuencia en los niños con uno o más de los siguientes factores de riesgo:

  • un padre o hermano que tuvo una hernia de niño;

  • fibrosis quística;

  • displasia del desarrollo de la cadera;

  • testículos que no descendieron;

  • anomalías de la uretra.

¿A quiénes afectan las hernias inguinales?

Las hernias inguinales se producen en los siguientes casos:

  • en entre el 1 % y el 5 % de los bebés nacidos a término;

  • en entre el 9 % y el 11 % de los bebés prematuros;

  • niños con antecedentes familiares de hernias inguinales;

  • con mayor frecuencia en bebés y niños con otras anomalías urogenitales;

  • con mayor frecuencia en el área derecha de la ingle, pero puede ocurrir en ambos lados.

Ocasionalmente, la porción del intestino que sobresale a través de una hernia puede atascarse y en ese caso ya no puede reducirse. Esto significa que el tramo intestinal no puede presionarse cuidadosamente para regresarlo a la cavidad abdominal. Cuando esto sucede, se puede perder el suministro de sangre hacia esa sección del intestino. El intestino necesita un buen suministro sanguíneo para mantenerse sano y funcionar correctamente.

¿Cuáles son los síntomas de una hernia inguinal?

Las hernias generalmente se producen en recién nacidos, pero es posible que pasen desapercibidas durante varias semanas o meses después del nacimiento. Los esfuerzos y el llanto no producen hernias; sin embargo, el aumento de presión en el abdomen puede hacer que una hernia sea más perceptible.

Las hernias inguinales aparecen como una protuberancia o inflamación en la ingle o en el escroto. La inflamación puede ser más evidente cuando el bebé llora y puede reducirse o desaparecer cuando se tranquiliza. Si el médico presiona suavemente esta protuberancia cuando el niño está tranquilo y recostado, generalmente se hará más pequeña o se hundirá en el abdomen.

Si la hernia no puede reducirse, la porción del intestino puede quedar atrapada en la zona debilitada del músculo abdominal. Los siguientes son los síntomas más comunes que indican que esto ha ocurrido. Sin embargo, cada niño puede experimentar los síntomas de manera diferente. Los síntomas pueden incluir los siguientes:

  • abdomen grande y redondo;

  • vómitos;

  • dolor o molestias;

  • enrojecimiento o decoloración;

  • fiebre.

Los síntomas de una hernia inguinal pueden ser similares a los de otros trastornos o problemas médicos. Siempre debe consultar a su médico para obtener un diagnóstico.

¿Cómo se diagnostica una hernia inguinal?

Las hernias se pueden diagnosticar a través de un examen físico a cargo del médico de su hijo. El médico examinará a su hijo para determinar si la hernia puede reducirse (puede volver a introducirse en la cavidad abdominal) o no.

¿Cuál es el tratamiento para las hernias inguinales?

El médico de su hijo determinará el tratamiento específico de la hernia inguinal según lo siguiente:

  • la edad, el estado general de salud y la historia clínica de su hijo;

  • el tipo de hernia;

  • si la hernia puede reducirse (introducirse en la cavidad abdominal) o no;

  • la tolerancia de su hijo a determinados medicamentos, procedimientos o terapias;

  • su opinión o preferencia.

Para tratar una hernia inguinal se necesita una operación. Se reparará quirúrgicamente poco después de descubrirla, ya que el intestino puede atorarse en el conducto inguinal. Cuando esto sucede, es posible que se interrumpa la irrigación sanguínea hacia el intestino, con lo cual este puede dañarse. La cirugía de una hernia inguinal normalmente se realiza antes de que se produzca este daño.

Durante una operación de hernia, su hijo estará bajo anestesia. Se realizará una pequeña incisión en la zona de la hernia. La porción de intestino se colocará nuevamente en la cavidad abdominal. Luego los músculos se suturarán para unirlos nuevamente. En ocasiones, se utiliza una malla para ayudar a fortalecer la zona en la que se repararon los músculos.

¿Cuál es el pronóstico a largo plazo para una hernia inguinal?

Una vez que la hernia está cerrada, espontáneamente o por cirugía, es poco probable que vuelva a aparecer. La reaparición de la hernia sucede con una frecuencia ligeramente mayor si el intestino resultó dañado.

Reviewed Date: 04-21-2014

Inguinal Hernia in Children
Children's Urology
Dr. Charles Horton Jr.
Dr. Jyoti Upadhyay
Dr. Louis Wojcik
Health Tips
Helping Kids Get Over their Fears
How Old Is 'Old Enough' for Contacts?
How to Bathe Your Baby
Prevent Shaken Baby Syndrome
Taking Baby's Temperature
Tips to Lower Toddlers’ Choking Risks
Diseases & Conditions
AIDS/HIV in Children
Anatomy of a Child's Brain
Anatomy of the Endocrine System in Children
Anatomy of the Newborn Skull
Anxiety Disorders in Children
Assessments for Newborn Babies
Asthma in Children Index
Baby's Care After Birth
Bone Marrow Transplantation in Children
Brain Tumors in Children
Breast Milk Collection and Storage
Breast Milk Expression
Breastfeeding Difficulties - Baby
Breastfeeding Difficulties - Mother
Breastfeeding Overview
Breastfeeding Your Baby
Breastfeeding: Getting Started
Breathing Problems
Care of the Baby in the Delivery Room
Caring for Babies in the NICU
Chemotherapy for Children: Side Effects
Chromosomal Abnormalities
Clubfoot
Common Conditions and Complications
Common Procedures
Congenital Heart Disease Index
Digestive Disorders in Children
Diphtheria in Children
Ewing Sarcoma
Fever in A Newborn
Firearms
Getting Ready at Home
Getting to Know Your New Baby
Hearing Loss in Babies
Hearing Screening Tests for Newborns
Heart Disorders
Hepatitis B (HBV) in Children
Hernia (Umbilical/Inguinal)
High-Risk Newborn Blood Disorders
Ineffective Latch-on or Sucking
Infant Feeding Guide
Infant of Diabetic Mother
Infant Play
Infant Sleep
Infection in Babies
Inflammatory and Infectious Musculoskeletal Disorders
Inflammatory and Infectious Neurological Disorders
Inguinal and Umbilical Hernia
Inguinal Hernia in Children
Insect Bites and Children
Insufficient or Delayed Milk Production
Kidney Transplantation in Children
Male Conditions
Megaureter
Meningitis in Children
Micropenis
Mood Disorders in Children and Adolescents
Muscular Dystrophy
Myasthenia Gravis in Children
Neurological Disorders in the Newborn
Newborn Appearance
Newborn Care
Newborn Complications
Newborn Crying
Newborn Health Assessment
Newborn Measurements
Newborn Multiples
Newborn Screening Tests
Newborn Warning Signs
Newborn-Reflexes
Newborn-Senses
Newborn-Sleep Patterns
Normal Newborn Behaviors and Activities
Online Resources - Normal Newborn
Osteosarcoma in Children
Pediatric Blood Disorders
Physical Exam of the Newborn
Poliomyelitis (Polio) in Children
Post-Traumatic Stress Disorder in Children
Preparing for Your New Baby
Preparing the Family
Preparing the Infant for Surgery
Preparing the School-Aged Child for Surgery
Schizophrenia in Children
School-Aged Child Nutrition
Skin Color Changes
Slipped Capital Femoral Epiphysis
Sports Safety for Children
Substance Exposure
Superficial Injuries Overview
Surgery and the Breastfeeding Infant
Taking Your Baby Home
Television and Children
Thalassemia
The Growing Child: 1 to 3 Months
The Growing Child: 10 to 12 Months
The Growing Child: 1-Year-Olds
The Growing Child: 2-Year-Olds
The Growing Child: 4 to 6 Months
The Growing Child: 7 to 9 Months
The Growing Child: Newborn
The Heart
The Kidneys
The Respiratory System in Babies
Thrush
Transient Tachypnea of the Newborn
Umbilical Cord Care
Vision and Hearing
Vision Overview
Warmth and Temperature Regulation
When to Call Your Physician
Whooping Cough (Pertussis)
Your Child's Asthma
Your Child's Asthma: Flare-ups
Your Workplace

Disclaimer: This information is not intended to substitute or replace the professional medical advice you receive from your child's physician. The content provided on this page is for informational purposes only, and was not designed to diagnose or treat a health problem or disease. Please consult your child's physician with any questions or concerns you may have regarding a medical condition.