Jump to:  A   |   B   |   C   |   D   |   E   |   F   |   G   |   H   |   I   |   J   |   K   |   L   |   M   |   N   |   O   |   P   |   Q   |   R   |   S   |   T   |   U   |   V   |   W   |   X   |   Y

Arteria Coronaria Anómala (ACA)

Arteria coronaria anómala (ACA)

¿Qué es la arteria coronaria anómala?

Una arteria coronaria anómala (ACA) es una arteria coronaria que sufre una anomalía o malformación. La malformación es congénita (presente en el nacimiento) y con mayor frecuencia se relaciona con el origen de la arteria coronaria. Sin embargo, podría haber otras áreas defectuosas en la arteria coronaria.   La arteria coronaria anómala también puede aparecer junto con otras cardiopatías congénitas.

Esta enfermedad también puede llamarse anomalía de la arteria coronaria congénita ("CAA", por sus siglas en inglés).

Aunque están presentes en el nacimiento, las arterias coronarias anómalas generalmente no se diagnostican hasta la adolescencia tardía o la edad adulta debido a la ausencia de síntomas o porque los síntomas no se asocian con esa enfermedad. Los adolescentes o adultos que padecen arteria coronaria anómala no diagnosticada pueden sufrir un episodio inicial de dolor en el pecho, insuficiencia cardíaca e incluso muerte súbita de origen cardíaco antes de que se identifique la enfermedad.

Anatomía de las arterias coronarias

La función principal de las arterias coronarias es proporcionar sangre al músculo del corazón. Como todos los demás tejidos del cuerpo, el músculo del corazón necesita sangre rica en oxígeno para funcionar, y la sangre sin oxígeno debe volver a circular por los pulmones. Las arterias coronarias se dividen en dos grandes grupos llamados arterias coronarias derecha e izquierda. El sistema de la arteria coronaria izquierda se divide en la arteria circunfleja y la arteria descendente anterior izquierda.

Imagen que muestra la parte exterior del corazón y las arterias coronarias
Haga clic en la imagen para ampliarla

Las dos arterias coronarias principales son las arterias coronarias izquierda y derecha. La arteria coronaria izquierda ("LMCA", por sus siglas en inglés) proporciona sangre al ventrículo izquierdo. La arteria coronaria derecha ("RCA", por sus siglas en inglés) provee sangre al ventrículo derecho, a la aurícula derecha y al nodo sinusal (grupo de células en la pared auricular derecha que regula la frecuencia del ritmo cardíaco).

Las arterias adicionales desprenden las dos arterias coronarias principales para proveer sangre al músculo del corazón. Estas incluyen lo siguiente:

  • Arteria circunfleja (Cx). La arteria circunfleja nace de la arteria coronaria izquierda y rodea al músculo cardíaco. Esta arteria provee sangre a los costados y a la parte de atrás del corazón.

  • Arteria descendente anterior izquierda ("LAD", por sus siglas en inglés). La arteria descendente anterior izquierda nace de la arteria coronaria izquierda y provee sangre a la parte frontal del costado izquierdo del corazón.

Las ramas más pequeñas de las arterias coronarias incluyen las siguientes: marginal aguda, descendente posterior ("PDA", por sus siglas en inglés), marginal obtusa ("OM", por sus siglas en inglés), perforadora septal y diagonales.

¿Por qué son importantes las arterias coronarias?

Como las arterias coronarias llevan sangre al músculo del corazón, cualquier trastorno o enfermedad que presenten puede, potencialmente, reducir el flujo de oxígeno y los nutrientes al corazón, lo que podría causar un infarto de miocardio o la muerte.

¿Cuál es la causa de la arteria coronaria anómala?

La gran mayoría de las cardiopatías congénitas no tienen una causa conocida. El corazón de un bebé comienza a desarrollarse a partir de la concepción y a las ocho semanas de embarazo está casi completamente formado. Las cardiopatías congénitas se producen durante estas primeras ocho semanas cruciales del desarrollo de un bebé. Para que el corazón se forme correctamente, deben cumplirse ciertas etapas específicas. Generalmente, las cardiopatías congénitas son el resultado de que una de estas etapas cruciales no se cumpla en el momento correcto.

La arteria coronaria anómala puede estar asociada a otras cardiopatías congénitas, particularmente a la transposición de las arterias grandes y a la tetralogía de Fallot.

¿Por qué la arteria coronaria anómala es una preocupación?

Es una preocupación porque puede no haber indicios de la enfermedad hasta que ocurre un acontecimiento grave, como dolor en el pecho, infarto al miocardio o incluso muerte súbita. Un niño o una niña pudo haber permanecido asintomático (sin síntomas) durante la infancia y desconocer por completo que tenía un problema.

Las personas con arteria coronaria anómala que realizan actividades extenuantes o atléticas pueden estar en riesgo de sufrir muerte súbita y deberían modificar sus rutinas de ejercicio. Algunas personas jóvenes que experimentaron muerte súbita de origen cardíaco padecían arteria coronaria anómala. Esta enfermedad es la segunda causa más común de muerte súbita entre atletas jóvenes.

También se sospecha que las arterias coronarias anómalas pueden presentar el riesgo del desarrollo de aterosclerosis coronaria en forma prematura.

¿Cuáles son los síntomas de la arteria coronaria anómala?

Los síntomas varían según el tipo de arteria anómala presente. Algunos tipos no tienen síntomas asociados y pueden ser descubiertos en etapas posteriores de la vida, durante exámenes de diagnóstico como ecocardiografías (eco) o cateterización cardíaca. Otros tipos pueden causar síntomas relacionados con la disminución del flujo sanguíneo hacia el tejido del corazón, como dolor en el pecho durante el esfuerzo físico o durante el reposo (menos común).

Dependiendo del tipo de arteria coronaria anómala, los síntomas pueden comenzar en la infancia o, más comúnmente, pueden no aparecer hasta etapas posteriores de la vida. Un bebé con arteria coronaria anómala puede presentar síntomas entre los que se incluyen los siguientes:

  • irritabilidad;

  • alimentación insuficiente;

  • retardo o insuficiencia del crecimiento y desarrollo;

  • disnea (dificultad para respirar);

  • respiración sibilante;

  • diaforesis (sudoración);

  • piel de color grisácea junto con otros síntomas;

  • períodos de palidez (piel pálida);

  • e insuficiencia cardíaca.

Un niño más grande puede quejarse de dolor en el pecho o mareos, y desmayarse cuando realiza esfuerzos físicos. La insuficiencia cardíaca, con síntomas de dificultad para respirar al realizar esfuerzos y retención de líquido, pueden ser síntomas distintivos si el dolor en el pecho ha sido vago o ignorado y la isquemia (flujo sanguíneo reducido hacia el músculo del corazón) dañó el músculo cardíaco.

Tanto el dolor en el pecho como la insuficiencia cardíaca en adultos son signos iniciales de advertencia de que el músculos cardíaco ya no recibe suficiente sangre de la circulación de la arteria coronaria, que puede haber sido adecuada durante la infancia y la niñez.

Los síntomas de la arteria coronaria anómala pueden parecerse a los de otros trastornos médicos o problemas cardíacos. Siempre debe consultar a su médico para obtener un diagnóstico.

¿Cómo se diagnostica la arteria coronaria anómala?

El médico realizará un examen físico, escuchará el corazón y los pulmones, y hará otras observaciones que ayudan en el diagnóstico. 

El examen de diagnóstico para enfermedades cardíacas congénitas varía según la edad del niño, la condición clínica y las preferencias institucionales. Algunos exámenes que podrían recomendarse incluyen los siguientes:

  • Radiografía de tórax.. Un examen de diagnóstico que utiliza rayos invisibles para obtener imágenes de los tejidos internos, los huesos y los órganos en una placa. En la radiografía se verán también los cambios que pueden haber sufrido los pulmones debido al exceso de flujo sanguíneo.

  • Electrocardiograma (ECG). Examen que registra la actividad eléctrica del corazón, muestra los ritmos anormales (arritmias o disritmias) y detecta el estrés del músculo cardíaco.

  • Ecocardiograma (eco). Un procedimiento que evalúa la estructura y la función del corazón por medio de ondas sonoras que se registran en un sensor electrónico para producir una imagen en movimiento del corazón y de las válvulas cardíacas.

  • Cateterismo cardíaco. Un cateterismo cardíaco es un procedimiento invasivo que brinda información muy detallada sobre las estructuras dentro del corazón. Bajo los efectos de un sedante, se inserta un tubo pequeño, delgado y flexible (catéter) dentro del vaso sanguíneo en la ingle y se lo hace llegar hasta el interior del corazón. La presión sanguínea y las medidas del oxígeno se toman en las cuatro cavidades del corazón, así como la arteria pulmonar y la aorta. También se inyecta una tinta de contraste para visualizar más claramente las estructuras dentro del corazón.

  • Angiografía por tomografía computarizada (TAC). Es un procedimiento de diagnóstico por imágenes que utiliza una combinación de rayos X y tecnología informática para producir imágenes horizontales o axiales (a menudo denominadas "cortes") de los vasos sanguíneos.

  • Imágenes por resonancia magnética (IRM). Es un procedimiento de diagnóstico que utiliza la combinación de imanes grandes, radiofrecuencias y una computadora para producir imágenes detalladas de los órganos y las estructuras del interior del cuerpo.

  • Angiografía por resonancia magnética (ARM). Un tipo de IRM utilizada para evaluar el flujo sanguíneo en las arterias.

  • Imágenes nucleares. Exploraciones de diagnóstico que utilizan cantidades muy pequeñas de materiales radiactivos, o radiofármacos, para identificar el flujo sanguíneo anormal que va hacia el corazón y determinar el grado del daño del músculo cardíaco después de un infarto y/o para medir la función cardíaca.

La arteria coronaria anómala puede descubrirse durante procedimientos de diagnóstico realizados por síntomas relacionados con otros problemas o enfermedades.

Tratamiento para la arteria coronaria anómala

El médico de su hijo determinará el tratamiento específico para la arteria coronaria anómala, de acuerdo con lo siguiente:

  • la edad, el estado general de salud y la historia clínica de su hijo;

  • el alcance de la enfermedad;

  • la tolerancia de su hijo a determinados medicamentos, procedimientos o terapias;

  • las expectativas para el curso de la enfermedad;

  • y opinión o preferencia.

Las recomendaciones de tratamiento dependerán del tipo de arteria coronaria anómala y de su efecto en el niño. El tratamiento para la arteria coronaria anómala puede incluir:

  • Tratamiento médico. Los distintos métodos de tratamiento médico para la arteria coronaria anómala pueden incluir lo siguiente:

    • Medicamentos para fortalecer el corazón, tratar la presión sanguínea y/o eliminar el líquido adicional del cuerpo (pastillas diuréticas). También pueden utilizarse otros tipos de medicamentos.

    • Terapia con oxígeno

    • Limitaciones de las actividades

  • Tratamiento quirúrgico. Se pueden utilizar diferentes técnicas quirúrgicas para reparar la arteria coronaria anómala, dependiendo del tipo de anomalía.

Resultados a largo plazo

Según la forma específica de arteria coronaria anómala, los síntomas pueden estar ausentes o ser leves durante la infancia.

Las personas diagnosticadas con arteria coronaria anómala deberían seguir las recomendaciones de su médico cuidadosamente. Si bien los síntomas pueden permanecer ausentes, se recomienda una nueva evaluación exhaustiva durante la adolescencia o a principios de la edad adulta. En algunos casos, pueden recomendarse pruebas de esfuerzo periódicas para evaluar los cambios en el estado de la arteria coronaria.

Luego de la reparación quirúrgica, puede existir un riesgo mayor de desarrollar enfermedad de la arteria coronaria en forma prematura. Los resultados después de una reparación quirúrgica pueden mejorarse siguiendo las pautas de una dieta saludable y haciendo ejercicio.

Consulte al médico para obtener más información acerca de la perspectiva específica para su hijo.

Reviewed Date: 04-19-2014

Anomalous Coronary Artery (ACA)

Disclaimer: This information is not intended to substitute or replace the professional medical advice you receive from your child's physician. The content provided on this page is for informational purposes only, and was not designed to diagnose or treat a health problem or disease. Please consult your child's physician with any questions or concerns you may have regarding a medical condition.