Jump to:  A   |   B   |   C   |   D   |   E   |   F   |   G   |   H   |   I   |   J   |   K   |   L   |   M   |   N   |   O   |   P   |   Q   |   R   |   S   |   T   |   U   |   V   |   W   |   X   |   Y

Nutrición Materna y la Lactancia

Nutrición Materna y Lactancia

La dieta de la madre durante la lactancia

Una de las preguntas más frecuentes que formulan las madres que están amamantando o que se extraen leche para alimentar a sus bebés es: "¿Es necesario que siga una dieta especial?" En la mayoría de los casos, la respuesta es no. La madres que amamantan a sus bebés deben seguir una dieta balanceada y beber suficiente líquido. Si bien una de sus mayores preocupaciones puede ser perder esos kilos que aumentó durante el embarazo, los programas estrictos para adelgazar no son recomendables, especialmente durante los primeros meses de la lactancia. Durante la lactancia, las madres no están obligadas a seguir dietas especiales, pero las siguientes sugerencias pueden ayudarle a centrar la atención en sus patrones de alimentación mientras está amamantando:

Líquido suficiente

Beba suficiente líquido. Usted puede notar que los primeros días después del parto tiene sed; esto se debe a que su cuerpo perdió el exceso de líquido acumulado durante el embarazo. Después de esta etapa, el cuerpo compensará la sed basándose en sus necesidades. Sin embargo, la mayoría de las madres no se dan cuenta de que tienen más sed durante la lactancia. Para calmar su sed, beba gran cantidad de líquidos, como jugos, agua, leche y sopas. Puede ingerir cualquier líquido, pero limite la ingesta de aquellas bebidas que contengan cafeína. No es necesario forzar la ingestión de líquidos, pero es conveniente beber cada vez que tiene sed. Mientras amamanta, tenga algo a mano para beber o deje un vaso o una taza de líquido en el lugar donde suele amamantar.

Variedad

Ingiera una variedad de alimentos saludables. El mejor indicador de cuánto comer debe ser su propio apetito. En general, las madres tienen más hambre durante los primeros meses de la lactancia y no deben ignorar la sensación de hambre mientras están produciendo la leche para el bebé. Mientras amamanta, tenga a mano un bocadillo para comer o deje paquetes cerrados de bocadillos en el lugar donde suele amamantar.

Calorías suficientes

Coma muchos alimentos diferentes a fin de obtener las calorías, las vitaminas y los minerales necesarios para mantenerse saludable. Se recomienda una ingesta diaria mínima de 2000 calorías, con una ingesta óptima de 500 calorías por encima de una ingesta calórica de entre 1800 y 2200 calorías para las mujeres que no están embarazadas. (Esto equivale a un sandwich de mantequilla de maní y un vaso de leche.) Los alimentos de las siguientes categorías alimenticias ofrecen los valores nutricionales más altos:

  • Carnes

  • Frijoles

  • Verduras (especialmente las verduras de hojas verdes)

  • Frutas o jugos de frutas 100 por ciento natural (no bebidas de frutas)

  • Panes, cereales y granos

  • Leche, quesos y huevos

Otras consideraciones para la dieta durante la lactancia

Alimentos picantes o que producen gases

Los alimentos picantes o que producen gases son comunes en las dietas de muchas culturas, y estos tipos de alimentos no perjudican a la mayoría de los bebés. Son pocos los bebés que desarrollan gases o se ven incómodos cuando sus madres comen determinados alimentos. Sin embargo, no existe un alimento determinado que ocasione problemas a todos los bebés. A menos que note que su bebé reacciona dentro de las seis horas cada vez que usted ingiere un alimento determinado, no es necesario evitar ningún alimento en particular.

Dietas vegetarianas

Las dietas vegetarianas, o mayormente vegetarianas, han sido el pilar de muchas culturas durante siglos y, en general, la leche de las madres vegetarianas tiene tantos nutrientes como la de las demás madres. Si quiere asegurarse de que su dieta incluya todas las proteínas, coma una gran variedad de alimentos. Muchas madres vegetarianas, incluidas las lacto-ovo-vegetarianas, que se alimentan también con huevos y productos lácteos, pueden necesitar un suplemento de vitamina D, hierro y calcio durante la lactancia. Además, la leche de las madres que siguen dietas vegetarianas estrictas o macrobióticas puede carecer de vitamina B12; por lo tanto, estas madres suelen necesitar suplementos de vitamina B12 para que su leche también contenga una cantidad suficiente de esta vitamina.

Café, té o gaseosas

Usted puede ingerir bebidas con cafeína. Sin embargo, la cafeína puede hacer que su bebé esté inquieto, irritable o tenga dificultades para dormir, en especial si usted bebe gran cantidad o demasiado rápido. Durante la lactancia, ingiera principalmente bebidas sin cafeína. Si le gustan las bebidas con cafeína, limite su ingesta a dos medidas de aproximadamente 240 cc (ocho onzas) por día.

Alcohol

Si bien el consumo ocasional de uno o dos vasos de alguna bebida alcohólica no está contraindicado, es conveniente limitar el consumo de bebidas alcohólicas durante la lactancia. El alcohol entra y sale de la leche materna con casi la misma frecuencia que entra y sale del torrente sanguíneo. Si tiene pensado ingerir una bebida alcohólica, amamante antes a su bebé o bien deje pasar una o dos horas. Si se embriaga (emborracha), extraiga la leche y no se la dé a su bebé. Puede volver a amamantarlo cuando esté sobria.

Tabaquismo o consumo de tabaco

En general, el consumo de tabaco afecta el apetito de la mujer y el sabor de muchos alimentos. Es conveniente evitar el consumo de tabaco durante la lactancia o la extracción de leche. Si bien los beneficios de su leche generalmente superan los riesgos que representa el consumo limitado de tabaco, la nicotina y sus productos derivados pasan a la leche, y el consumo de tabaco puede provocar en el bebé latidos cardíacos más rápidos, intranquilidad, vómitos y diarrea. Los bebés no deben exponerse al tabaquismo pasivo. (Las enfermedades respiratorias son más frecuentes en los bebés cuyos padres son fumadores, independientemente del método de alimentación del bebé.) El tabaquismo pasivo aumenta el riesgo del síndrome de muerte súbita del lactante (su sigla en inglés es SIDS).

Además de los posibles efectos sobre el bebé, el consumo de tabaco puede interferir en la bajada de la leche (reflejo de eyección de leche) o puede reducir su producción. Si no puede abandonar el consumo de productos que contienen tabaco, considere la variedad con menor contenido de nicotina y fume inmediatamente después de amamantar, dado que la cantidad de nicotina en su leche disminuye al cabo de dos o tres horas.

  • Consulte con su médico si desea consumir chicles o usar parches de nicotina, pero no los combine con el cigarrillo durante la lactancia.

Trastornos de salud que afectan la dieta de la madre

Algunos trastornos de la salud materna pueden afectar directa o indirectamente la lactancia. Si le preocupa que su trastorno de salud pueda afectar la lactancia, consulte con su médico.

Si en algún momento tiene dudas sobre nutrición o alimentación saludable durante la lactancia, consulte con su médico, un especialista en lactancia acreditado (su sigla en inglés es IBCLC) o un nutricionista especializado en nutrición perinatal.

Reviewed Date: 05-31-2013

Maternal Nutrition and Breastfeeding
Find a pediatrician

Disclaimer: This information is not intended to substitute or replace the professional medical advice you receive from your child's physician. The content provided on this page is for informational purposes only, and was not designed to diagnose or treat a health problem or disease. Please consult your child's physician with any questions or concerns you may have regarding a medical condition.