Way to Grow Header

DESOBSTRUCCIÓN DEL CONDUCTO NASOLAGRIMAL CUIDADOS PARA LA CASA

(757) 668-7000

Los conductos naso-lagrimales son pequeños conductos que van desde los párpados hacia la cavidad nasal. Estos conductos transportan las lágrimas de los ojos hacia la nariz. A veces estos agujeros se obstruyen y es necesario abrirlos. El médico de su niño va a insertar sondas pequeñas dentro del conducto obstruido para abrirlo. Puede que se le ponga un tinte amarillo dentro del conducto para asegurarse de que se haya destupido.

PREPARACIÓN PARA LA CIRUGÍA:

Cómo usted explica la cirugía depende de la edad de su niño.

  • Niños pequeños, de tres años de edad o menores, necesitan una explicación corta y simple el mismo día de la cirugía.
  • Niños en edad escolar y niños prescolares más grandes deben saber que van a venir al hospital y que mientras están durmiendo el médico les va a arreglar el ojo.
  • Niños más grandes pueden necesitar explicaciones más profundas en respuesta a sus preguntas.

QUÉ ESPERAR DESPUÉS DE LA CIRUGÍA:

  • Puede haber un poco de enrojecimiento e hinchazón alrededor de los ojos.
  • Puede haber lágrimas manchadas de sangre.
  • Puede haber una secreción con sangre en la nariz.
  • Puede haber una secreción amarilla-verde de los ojos y/o la nariz debido al tinte que se utilizó.
  • Usted puede notar un color rojo/enrojecimiento en la cara/pecho de su niño. Este enrojecimiento en forma de manchas se debe a la medicina que se le dio durante la cirugía. Esto desaparecerá pronto.
  • El lagrimeo puede persistir los primeros días después del procedimiento.
  • La mayoría de los niños están irritables las primeras horas después de la cirugía. Los padres serán invitados a la Unidad de Cuidado de Post Anestesia (PACU por su abreviatura en inglés) poco después de que el niño se despierte.
  • Puede que le den gotas para los ojos para que las utilicen en la casa. La enfermera de su niño le va a explicar cómo utilizar las gotas para los ojos.

RAZONES PARA LLAMAR AL MÉDICO DE SU NIÑO:

  • Si su niño tiene una tos/llanto ronco (perruno) o sibilante.
  • Si la temperatura de su niño está por encima de 101.5 grados F. ya sea tomada en la boca o rectal. Fiebres leves después de la cirugía son normales. Debe tomarle la temperatura a su niño al menos una vez antes de la hora de dormir la primera noche después de la cirugía.
  • Si su niño tiene vómitos que duran más de seis horas o los vómitos son severos. Su niño puede deshidratarse si ha tenido vómitos severos o prolongados y si no es capaz de tomar suficientes líquidos para compensar la pérdida. Las señales de deshidratación son:
    • Boca seca
    • Apariencia hundida alrededor de los ojos
    • No le salen lágrimas al llorar
    • La cantidad de orina disminuye, que quiere decir menos pañales mojados de lo normal en el caso de un infante/niño pequeño.

RECUERDE: Por favor llame si tiene alguna pregunta. Utilice el número que la enfermera de su niño le dé.


Disclaimer: Esta información es de carácter general y no debe utilizarse para sustituir las indicaciones de un médico u otro proveedor de salud calificado - Spanish Translation by CHKD Language Services/ February 2019/ Yaisel Perez-Blanco CHI™010867

Reviewed: 05/2018

(757) 668-7000