Skip to navigation menu Skip to content
Please click here to read our COVID-19 policies and resources before your visit or appointment. X
Jump to:  A   |   B   |   C   |   D   |   E   |   F   |   G   |   H   |   I   |   J   |   K   |   L   |   M   |   N   |   O   |   P   |   Q   |   R   |   S   |   T   |   U   |   V   |   W   |   X   |   Y

Diapers and Diaper Rash

Los pañales y la dermatitis del pañal

Cómo ponerle el pañal al bebé

Una parte básica del cuidado diario de un bebé es la colocación del pañal. En general, los niños aprenden a ir al baño a los tres años. Hasta ese momento, se usan pañales para atrapar la orina y la caca (heces). Un bebé usa entre seis y diez pañales por día. En total, son unos dos mil o tres mil pañales al año. Con tantos cambios de pañal, es recomendable que sepa cómo facilitar y acelerar este proceso.

La elección del pañal

Puede elegir entre los pañales de tela y los descartables. Cada tipo tiene sus ventajas y desventajas. No hay una respuesta clara sobre cuál es mejor. Usted debe decidir qué funciona mejor para su bebé y su familia. Muchos padres deciden usar ambos. A continuación, se enumeran algunas ventajas y desventajas de cada tipo de pañal.

Pañales de tela

 

 

Ventajas

Desventajas

 

  • Menos impacto en la piel delicada del bebé

  • Servicios de entrega disponibles

  • Más baratos que los descartables

  • Reutilizables

  • Permiten que la piel del bebé respire, lo que puede aliviar la dermatitis del pañal

  • Están disponibles con distintas capacidades de absorción y texturas

 

  • Pueden tener pérdidas, lo que requiere un cobertor de pañal o pantalones

  • La limpieza en la casa requiere más tiempo

  • La higienización de los pañales de tela requiere agua, detergente, energía

  • Es difícil usarlos durante un viaje

Pañales descartables

 

 

Ventajas

Desventajas

 

  • Prácticos, desechables

  • Eliminan la humedad de la piel del bebé con material absorbente, lo que ayuda a evitar la dermatitis del pañal

  • Son fáciles de usar durante un viaje

 

  • Se desechan en rellenos sanitarios de material no biodegradable y heces

  • Muchos padres no cambian el pañal hasta que está empapado, lo que aumenta el riesgo de la dermatitis del pañal

  • Costo más alto

Cómo cambiar un pañal

Como padre primerizo, es normal sentirse incómodo cuando intenta cambiarle el pañal a un bebé movedizo. Puede ser frustrante no saber cómo sostener al bebé o dónde poner el pañal las primeras veces. Pero no tardará mucho en sentirse cómodo cambiando pañales y tendrá mucha práctica.

A continuación, se indican los pasos básicos para cambiar un pañal:

  • Use una mesa o superficie cambiadora a la altura de su cintura. Esto evita que deba agacharse y se lastime la espalda.

  • Coloque todos los pañales, toallitas y otros elementos al alcance de la mano. Nunca deje al bebé sin supervisión, aunque sea un momento.

  • Ponga una tela descartable o lavable en la mesa cambiadora. Apoye al bebé sobre ella.

  • Abra un pañal limpio y déjelo a un costado.

  • Abra las solapas o los ganchos del pañal sucio. Sostenga las piernas del bebé con una mano y tire la parte delantera del pañal hacia abajo con la otra.

  • Si hay caca en el pañal, use la parte delantera del pañal para limpiar la mayor parte de la suciedad hacia la parte de atrás del pañal. Nunca limpie de atrás hacia delante. Esto puede causar una infección de las vías urinarias.

  • Con el pañal sucio doblado bajo el bebé, use una toallita o un paño húmedo para limpiar suavemente la zona del pañal en el bebé. Asegúrese de limpiar de adelante hacia atrás.

  • Levante las piernas del bebé, deslice el pañal sucio para retirarlo y aléjelo del bebé.

  • Ponga la parte trasera del pañal limpio bajo el bebé. Traiga el frente del pañal hacia adelante, entre las piernas del bebé.

  • Pegue las solapas adhesivas o enganche las esquinas del pañal firmemente. Debería poder colocar, al menos, dos dedos entre el pañal y el abdomen del bebé. Si usa alfileres de gancho, no apunte el alfiler hacia el abdomen del bebé sino hacia los costados. Siempre ponga una mano bajo el pañal mientras coloca el alfiler. Esto es para no pinchar al bebé con el alfiler por accidente. Si usa pañales de tela con Velcro, no necesitará alfileres de gancho.

  • Coloque el pañal sucio en un recipiente cerca de la mesa cambiadora para caminar menos. Es recomendable que el tacho tenga un pedal para la tapa. (Es buena idea tirar la caca sólida en el inodoro antes de tirar el pañal en el tacho. Esto reduce el olor y ayuda al medioambiente).

Luego de hacerlo varias veces, no tardará mucho en cambiar un pañal. Los siguientes son algunos consejos especiales cuando cambie un pañal:

  • Mantenga el pene del bebé cubierto en todo momento. Puede volar un chorro de orina por el aire y caer sobre la mesa cambiadora y al piso, o sobre su rostro o el de su bebé.

  • Cuando las heces no sean sólidas, sostenga las piernas del bebé con cuidado para evitar que patee el pañal.

  • Algunos cambios de pañal pueden requerir que cambie la ropa si el pañal tuvo pérdidas. Quizá deba bañar al bebé si la caca llega a la espalda o las piernas.

  • Pruebe hablar o cantar mientras cambia el pañal, a modo de distracción. Los bebés más grandes pueden sostener un juguete especial que solo se use al cambiar el pañal.

  • Los tamaños y las formas de los pañales varían según la marca. Quizá una marca le calce bien por muchos meses y luego comience a tener pérdidas. Pruebe con otra marca si la que usa no funciona.

Orina

Los bebés mojan los pañales varias veces al día. La cantidad de pañales mojados es un buen indicio de cuánto líquido toma el bebé. A veces, es difícil darse cuenta si un pañal descartable está mojado. Un bebé debería tener, al menos, siete pañales mojados por día. Si hay menos pañales mojados, puede ser un indicio de que el bebé no toma líquidos suficientes.

En general, la orina de un bebé es transparente o de color amarillo claro. Los cambios en el olor y el color pueden señalar que hay un problema. Una orina de color amarillo oscuro o rosada puede significar que el bebé no recibe la cantidad adecuada de líquido.

Llame al proveedor de atención médica de su bebé si tiene preocupaciones relacionadas con la cantidad, el color o el olor de la orina del bebé.

Heces

La primera vez que un recién nacido hace caca (heces) se llama meconio. El meconio es pegajoso y tiene un color entre marrón oscuro y negro verdoso. El bebé puede hacer varias deposiciones de meconio y, luego, heces mixtas antes de que esta sustancia desaparezca por completo del organismo. Luego, las heces serán blandas y amarillas.

En general, los bebés que se alimenten con leche materna tendrán deposiciones más frecuentes al principio. Pueden ocurrir después de cada toma y, a veces, entre tomas. Estas deposiciones suelen ser blandas, amarillas y granuladas. Los bebés que se alimentan con fórmula tienen deposiciones más espesas. Están más formadas y son de color marrón claro.

A veces, un bebé puede estreñirse. Es poco común en bebés que se alimentan con leche materna. El estreñimiento en un bebé ocurre cuando las heces son firmes o están duras y hay deposiciones una vez al día o con menor frecuencia. El bebé podría hacer fuerza o estar molesto. Pero todos los bebés pequeños harán fuerza y ruidos cuando hagan deposiciones. Eso es porque los músculos del recto y el ano aún no están organizados como para relajarse a medida que pasan las heces. Si cree que su bebé está estreñido, hable con el proveedor de atención médica del bebé.

Si el bebé tiene deposiciones muy líquidas o acuosas, puede tener diarrea, sobre todo si el cambio es repentino. Comuníquese con el proveedor de atención médica del bebé si esto ocurre.

Hable con el proveedor de atención médica sobre las deposiciones del bebé. Preste atención a la frecuencia y al aspecto.

Cómo evitar y tratar la dermatitis del pañal

Para prevenir la dermatitis del pañal, cambie los pañales en cuanto estén sucios. Asegúrese de limpiar suavemente la piel del bebé para quitar todo rastro de orina y heces.

A pesar de eso, la mayoría de los bebés tienen dermatitis del pañal en algún momento. Esto ocurre aunque usen pañales de tela o descartables. Sus partes traseras están en contacto frecuente con humedad, bacterias y amoníaco. También hay roce con el pañal. Los bebés y los niños pequeños tienen riesgo de que esto les suceda durante el tiempo que usen pañales. La dermatitis es mucho más fácil de prevenir que de curar. Muchos casos de dermatitis se pueden tratar con las siguientes medidas:

  • Cambie los pañales con frecuencia. Lo más importante es mantener la piel seca y limpia. Revise los pañales seguido. Revíselo cada una hora si el bebé tiene un sarpullido. Cámbielo según sea necesario.

  • Lave la piel del bebé con suavidad. Los lavados frecuentes y vigorosos con jabón pueden quitar la barrera protectora natural de la piel delicada del bebé. Lave de forma suave pero completa, incluso entre los pliegues de la piel. No use toallitas si el bebé tiene un sarpullido. Pueden quemarlo y aumentar la irritación. Puede sentar al bebé en un recipiente o una tina de agua tibia por varios minutos con cada cambio de pañal. Esto ayuda a limpiar la piel y también puede aliviarlo. También puede echarle agua tibia con una jarra o usar un rociador. No use jabón a menos que haya caca que sea difícil de quitar. En ese caso, use un jabón muy suave. Lave suavemente y enjuague bien. También puede usar aceite de bebé en un trozo de algodón.

  • Seque la piel con palmadas suaves o no le ponga el pañal por un rato. Permita que la piel se seque al aire o dé palmadas con delicadeza con un paño muy suave. Coloque el pañal flojo. No use pantalones de goma herméticos. Si usa pañales descartables, puede hacer agujeros en ellos para que entre aire.

  • Proteja la piel del bebé. La vaselina brinda una buena capa de protección, incluso en la piel enrojecida y dolorosa, y se limpia fácilmente. También hay otros tipos de pomadas disponibles. Vea qué funciona mejor para su bebé y qué le recomienda su proveedor de atención médica. Tenga cuidado con todos los polvos. Asegúrese de que el bebé no los respire. No use talco en polvo. Esto se debe a que podría causar neumonía. Los polvos pueden retener la humedad y mantenerla cerca de la piel del bebé. Esto empeora el sarpullido. Pregunte al proveedor de atención médica del bebé antes de usar polvos para el pañal o remedios caseros, como el almidón de maíz. En general, no son recomendables.

  • Trate las infecciones por hongos según las indicaciones. El crecimiento excesivo de los hongos en la piel bajo el pañal es común. Esto es porque la humedad puede quedar atrapada por el pañal. El proveedor de atención médica de su bebé le recetará una crema antifúngica. Aplique las cremas según las indicaciones. Cambie el pañal con frecuencia. Mantenga la zona lo más expuesta al aire posible. Si el sarpullido no mejora con la crema, comuníquese con el proveedor de atención médica.

Cuándo llamar al proveedor de atención médica de su bebé

Llame al proveedor si el bebé presenta un sarpullido que lo preocupa o en los siguientes casos:

  • Su bebé tiene ampollas o llagas grandes de más de 2.5 cm (una pulgada) de ancho

  • El sarpullido no mejora en tres días

  • El sarpullido se pone sólido, rojo brillante, en carne viva o sangra

  • El sarpullido tiene granos, ampollas, forúnculos, llagas o costras

  • El sarpullido altera el sueño del bebé

  • El sarpullido se extiende más allá de la zona del pañal

Reviewed Date: 03-01-2022

Diapers and Diaper Rash
Find a pediatrician
Diseases & Conditions
Diapers and Diaper Rash

Disclaimer: This information is not intended to substitute or replace the professional medical advice you receive from your child's physician. The content provided on this page is for informational purposes only, and was not designed to diagnose or treat a health problem or disease. Please consult your child's physician with any questions or concerns you may have regarding a medical condition.