Visit Our Coronavirus (COVID-19)  Resource Section ⇒ X
Jump to:  A   |   B   |   C   |   D   |   E   |   F   |   G   |   H   |   I   |   J   |   K   |   L   |   M   |   N   |   O   |   P   |   Q   |   R   |   S   |   T   |   U   |   V   |   W   |   X   |   Y

Toy Safety—Prevention

Prevención de accidentes con juguetes

Consejos para que los juguetes sean seguros

Revise la etiqueta del juguete para asegurarse de que sea adecuado para un niño pequeño. En general, la mayoría de los juguetes que hay en el mercado son seguros. Aun así, pueden ocurrir lesiones a pesar de las normas gubernamentales y de los esfuerzos de los fabricantes por probar los productos. El primer paso para prevenir las lesiones asociadas a los juguetes es saber qué buscar.

Los fabricantes de juguetes siguen las guías establecidas por la Comisión de Seguridad de Productos del Consumidor (Consumer Product Safety Commission, CPSC) de Estados Unidos para determinar la clasificación por edades de un juguete. La CPSC ahora exige que se etiqueten los juguetes diseñados para niños de 3 a 6 años, pero que suponen un riesgo de asfixia para los menores de 3 años. Las etiquetas deben especificar que el juguete no es seguro para menores de 3 años, así como el motivo de la advertencia.

La recomendación de la edad indica la seguridad del juguete en función de estas 4 categorías:

  • La capacidad física del niño para usar el juguete.

  • La capacidad mental de un niño para saber cómo usar el juguete.

  • Las necesidades e intereses de juego presentes en los distintos niveles de desarrollo de los niños.

  • Los aspectos de seguridad de un juguete en particular.

Las familias con niños de diferentes edades deben recordar que los juguetes de los niños mayores pueden ser peligrosos para niños más pequeños. Para prevenir las lesiones o la muerte asociadas a los juguetes, siga estas recomendaciones de seguridad:

Atragantamiento

Consejos para la prevención del atragantamiento:

  • No deje que su niño pequeño (de 3 años o menos) use juguetes diminutos o que tengan piezas pequeñas. Los niños de este grupo de edad aún se llevan los objetos a la boca. Si tienen objetos pequeños, podrían atragantarse. Un medidor de piezas pequeñas puede ayudarlo a averiguar si un objeto supone un riesgo de atragantamiento.

  • Asegúrese de que el juguete sea robusto y que no tenga piezas pequeñas (como ojos, narices, botones u otras piezas) que puedan desprenderse.

  • No deje que su hijo juego con globos de látex.

  • Revise debajo de los muebles o entre los almohadones que no haya objetos que presenten riesgo de atragantamiento. Entre ellos, monedas, canicas, pilas de relojes, botones y capuchones de bolígrafos o de marcadores.

  • No permita que su hijo juegue sobre un puf relleno con bolitas de poliestireno, puesto que, si el puf se rompe, el niño puede inhalar las bolitas y asfixiarse.

  • Tenga presente que las flechas, los dardos o las municiones pueden conllevar un riesgo de atragantamiento si se disparan dentro de la boca de un niño.

Caídas o ahogamiento

Consejos para la prevención de caídas o ahogamiento:

  • Mantenga los juguetes con ruedas lejos de las escaleras, del tránsito y de las masas de agua.

  • Vigile a su hijo mientras juega o anda en juguetes con ruedas. Asegúrese de que estén bien acomodados.

  • No use nunca juguetes acuáticos (flotadores, juguetes inflables o botes) en reemplazo de los chalecos salvavidas aprobados por la Guardia Costera estadounidense.

Asfixia y estrangulamiento

Consejos para prevenir la asfixia y el estrangulamiento:

  • Recuerde desechar los envoltorios plásticos de los juguetes, dado que un niño pequeño puede asfixiarse con ellos.

  • No deje que los bebés tengan a su alcance cuerdas de más de 7 pulgadas (17.8 cm), en especial las de objetos que cuelgan en cunas y corralitos. Un bebé podría estrangularse.

  • Recuerde que puede ocurrir un estrangulamiento si una cuerda, soga o cordón de un juguete se enreda alrededor del cuello de un niño. Los objetos largos pueden ser mortales si su hijo se cae o se enreda con ellos estando en la cuna.

  • Esté atento a las partes sueltas o largas de la ropa, como los cordones que cuelgan de las capuchas. También podrían estrangular al niños si se enredan o se enganchan en los juegos.

Otras lesiones

Consejos para la prevención de otras lesiones:

  • A menudo se producen lesiones en los ojos por juguetes que arrojan objetos plásticos u otras piezas.

  • Usar juguetes o kits eléctricos que se enchufan puede provocar lesiones graves. Puede haber quemaduras o descargas por cables pelados, mal usados o por el uso prolongado.

  • Los juegos de química u otros kits de entretenimiento pueden contener sustancias tóxicas o materiales que pueden prenderse fuego y provocar lesiones graves en la piel y los ojos. También pueden causar quemaduras, explosiones o intoxicación.

  • Además, pueden producirse lesiones por los chasquidos o los ruidos de ametralladora que hacen algunos juguetes. Los niveles de ruido que superan los 100 decibeles pueden dañar la audición de su hijo. Las pistolas de juguete son peligrosas si se usan dentro de la casa o a menos de 12 pulgadas (30 cm) del oído de su hijo.

  • Los baúles para juguetes y otros contenedores para almacenamiento pueden provocar lesiones graves en los niños. Pueden sufrir moretones, pellizcarse o hasta quebrarse los deditos y las manos si la tapa se cierra de repente. También podrían asfixiarse si quedan atrapados dentro de un baúl para juguetes.

Además, para proteger a su hijo de lesiones, vigílelo siempre mientras juega.

Si desea más información sobre la seguridad de los juguetes, comuníquese con la Oficina de Cumplimiento de la CPSC, al 800-638-2772 o en su sitio web, saferproducts.gov/.

Reviewed Date: 12-01-2020

Toy Safety—Prevention

Disclaimer: This information is not intended to substitute or replace the professional medical advice you receive from your child's physician. The content provided on this page is for informational purposes only, and was not designed to diagnose or treat a health problem or disease. Please consult your child's physician with any questions or concerns you may have regarding a medical condition.