Visit Our Coronavirus (COVID-19)  Resource Section ⇒ X
Jump to:  A   |   B   |   C   |   D   |   E   |   F   |   G   |   H   |   I   |   J   |   K   |   L   |   M   |   N   |   O   |   P   |   Q   |   R   |   S   |   T   |   U   |   V   |   W   |   X   |   Y

A Child Living with a Pacemaker or Implantable Cardioverter Defibrillator (ICD)

Vivir con un marcapasos o desfibrilador automático implantable en los niños

Los marcapasos implantados y desfibriladores automáticos implantables de la actualidad suelen durar entre 8 y 10 años o más, según el uso y el tipo de dispositivo. En la mayoría de los casos, un niño que tiene uno de estos dispositivos puede llevar una vida normal. Además, las nuevas tecnologías han reducido el riesgo de interferencia de los aparatos, como los microondas, las computadoras y las radios. Antes, era más probable que estos aparatos afectaran los dispositivos. Aun así, es importante cuidar y controlar a un niño que tiene un marcapasos implantado o un desfibrilador automático implantable en cuanto a las posibles interferencias.

¿Qué precauciones deben tomarse con el marcapasos implantado o el desfibrilador automático implantable?

Su hijo tiene que usar un brazalete o collar de identificación médica para informar a los demás sobre el dispositivo en caso de emergencia. Cuando sea lo suficientemente grande para llevar una cartera, también es útil que lleve una tarjeta de identificación.

Actualmente, los siguientes aparatos no afectan el funcionamiento de los marcapasos ni de los desfibriladores automáticos implantables:

  • Hornos microondas.

  • Aparatos de cocina (como licuadoras, tostadoras, cuchillos eléctricos).

  • Televisores, controles remoto, radios FM y AM, y equipos de audio.

  • Televisores y transmisores de radio.

  • Radios amateur y radios CB.

  • Mantas eléctricas y almohadillas calefactoras.

  • Afeitadoras eléctricas, secadores de cabello, bucleras y otros aparatos de cuidado personal.

  • Aparatos de jardinería (como cortadoras de césped eléctricas).

  • Dispositivos de apertura automática de puertas de garaje.

  • Detectores de metal para uso domiciliario. Es poco probable que los detectores de metal de seguridad causen daño, pero no deje que su hijo se pare al lado de uno de estos detectores durante demasiado tiempo.

  • Computadoras.

  • Fotocopiadoras y máquinas de fax.

  • Herramientas de taller con una conexión a tierra adecuada (a excepción de los generadores o equipos de soldadura de arco).

Teléfonos celulares y dispositivos electrónicos

Pídale a su hijo que tenga precaución al estar cerca de teléfonos celulares y de otros dispositivos electrónicos. Manténgalos a una distancia de, por lo menos, 6 pulgadas (15 cm) del marcapasos o del desfibrilador automático implantable de su hijo. Lo más seguro es que su hijo use los teléfonos celulares en la oreja que está más alejada del marcapasos o del desfibrilador automático implantable, o que use el altavoz. No deje que su hijo lleve el teléfono ni otro dispositivo electrónico en el bolsillo del pecho, sobre el marcapasos o el desfibrilador automático implantable. Se aconseja que su hijo lleve el teléfono celular y otros aparatos electrónicos en un bolsillo que esté debajo de la cintura o en un bolso. La mayoría de los teléfonos celulares y dispositivos electrónicos no interfieren con los marcapasos ni con los desfibriladores automáticos implantables. Sin embargo, algunos celulares y dispositivos electrónicos (como relojes inteligentes) usan imanes potentes para la carga inalámbrica que pueden interferir con el funcionamiento normal del marcapasos o del desfibrilador automático implantable de su hijo. El imán usado para cargar y otros accesorios con imanes también pueden interferir en el funcionamiento normal del marcapasos o del desfibrilador automático implantable. Mantenga estos dispositivos a una distancia mínima de 12 pulgadas (30 cm) del marcapasos de su hijo cuando los guarde o los cargue por vía inalámbrica. Siga toda instrucción que le haya dado el proveedor de atención médica de su hijo o el fabricante del marcapasos o desfibrilador automático implantable.

Seguridad

Asegúrese de que su hijo tenga precaución al pasar por los detectores de seguridad de los aeropuertos y edificios gubernamentales, como los tribunales. En general, es seguro pasar por los detectores de seguridad del aeropuerto. No deberían dañar el marcapasos ni el desfibrilador automático implantable. No obstante, informe al personal de seguridad del aeropuerto que su hijo tiene un marcapasos o desfibrilador automático implantable antes de que pase por el sector de seguridad. El dispositivo puede activar las alarmas. Además, si su hijo debe someterse a una inspección más detallada, recuérdele amablemente al personal que no sostenga el aparato detector de metales portátil sobre el dispositivo durante un período prolongado (más de uno o dos segundos). El imán que está dentro del aparato de detección puede cambiar temporalmente el modo de operación del dispositivo. Dígale a su hijo que esté preparado para mostrar una tarjeta de identificación o un brazalete de identificación médica al pasar por los controles de seguridad.

Otras precauciones

Las siguientes situaciones pueden provocar interferencia con los marcapasos o desfibriladores automáticos implantables. Algunas de las actividades que mencionamos a continuación no son adecuadas hasta que el niño llegue a la edad adulta, pero pueden afectar a los adolescentes más grandes. Analícelas en detalle con el médico de su hijo:

  • Pídale a su hijo que no trabaje con imanes ni los sostenga cerca del marcapasos o del desfibrilador automático implantable.

  • Algunos marcapasos o desfibriladores automáticos implantables no se ven afectados por las resonancias magnéticas. Por lo general, exigen algunos cambios de programación antes de la exploración. Es posible que los modelos más antiguos no sean compatibles con las resonancias magnéticas, por lo que su hijo no debería someterse a esta prueba, ya que puede afectar la programación o el funcionamiento del dispositivo. Además, el campo magnético que cambia rápidamente dentro del escáner de resonancia magnética puede calentar los cables del dispositivo. A menudo, existen otras opciones para no recurrir a la resonancia magnética si el niño tiene un marcapasos o desfibrilador automático implantable no compatible. Si el médico de su hijo determina que definitivamente necesita una resonancia magnética, analice esto con el cardiólogo de su hijo antes de realizar el procedimiento. Si el cardiólogo y usted deciden avanzar, es necesario controlar de cerca a su hijo durante la exploración. Durante una exploración, debe haber disponible un dispositivo de programación del marcapasos de forma inmediata. 

  • Pídale a su hijo no se use calor para tratar los músculos en fisioterapia.

  • Pídale que apague los motores grandes, como los de vehículos o botes, cuando esté trabajando en ellos, ya que pueden “confundir” temporalmente al dispositivo. Pídale que no utilice motosierras debido al contacto cercano con los componentes del motor.

  • Pídale que se mantenga alejado de determinados aparatos de alto voltaje o con radar, como las soldadoras de arco, los cables de alta tensión, las instalaciones de radar, los hornos de fundición, los hornos de acero eléctricos y otros equipos industriales de alta corriente.

  • Pídale que no trabaje en espacios reducidos que estén cerca de torres de transmisión y antenas de radio o televisión.

  • Si su hijo se someterá a una cirugía o un procedimiento dental, dígale al cirujano o al dentista que tiene un marcapasos o un desfibrilador automático implantable. Algunos procedimientos quirúrgicos exigen que el dispositivo de su hijo se apague temporalmente o que se ponga en un modo específico. Esta decisión la toma el cardiólogo de su hijo. Se puede cambiar temporalmente el modo del dispositivo de su hijo sin cirugía, pero debe hacerlo solo el personal médico calificado.

A veces, determinados procedimientos médicos pueden afectar el funcionamiento del dispositivo. Pueden llevarse a cabo de manera adecuada si se hacen algunos cambios en la configuración del marcapasos o del desfibrilador automático implantable. Estos procedimientos incluyen los siguientes:

  • Litotricia extracorpórea por ondas de choque. Es un procedimiento que disuelve los cálculos renales.

  • Estimulación nerviosa eléctrica transcutánea. Se sirve de un dispositivo utilizado para aliviar el dolor intenso o crónico.

  • Tratamientos de radiación terapéutica contra el cáncer.

Hable con el médico de su hijo antes de que se someta a estos procedimientos.

Siempre consulte al médico de su hijo en caso de tener alguna pregunta sobre el uso de determinados aparatos cerca del marcapasos de su hijo.

¿Puede mi hijo hacer actividades diarias regulares si tiene un marcapasos o un desfibrilador automático implantable?

Una vez que se haya implantado el dispositivo y que haya transcurrido el período posquirúrgico inicial (3 a 4 semanas), en general su hijo debería poder hacer las mismas actividades que otros niños de su edad. El médico le dará instrucciones sobre actividades específicas para su hijo y sobre su afección médica subyacente.  

Sin embargo, independientemente del deporte o de la actividad, su hijo debería evitar recibir un golpe en el área que está sobre el marcapasos o el desfibrilador automático implantable.Un golpe en el pecho o el abdomen cerca del marcapasos o del desfibrilador automático implantable puede afectar su funcionamiento. Por este motivo, en general, no se recomiendan los deportes de contacto para los niños que tengan un marcapasos o un desfibrilador automático implantable. Si su hijo recibe un golpe en esa zona, comuníquese con su médico. Consulte al médico de su hijo sobre los límites para las actividades.

Siempre hable con el médico de su hijo si se siente enfermo después de hacer una actividad o si tiene preguntas sobre iniciar una nueva actividad.

¿Cómo puedo asegurarme de que el marcapasos o el desfibrilador automático implantable de mi hijo está funcionando correctamente?

Aunque el dispositivo de su hijo se fabricó para que tenga una duración de 8 a 10 años, concurra a los controles periódicos para asegurarse de que esté funcionando correctamente. Los médicos pueden tener distintos cronogramas para el control de los dispositivos. La mayoría se puede controlar de forma remota (en el hogar) mediante un teléfono y un equipo especial proporcionado por el fabricante del dispositivo de su hijo. Además, el médico le recomendará que concurra a controles del dispositivo en persona a intervalos específicos de tiempo. Cualquier cambio en la configuración del dispositivo debe hacerlo en persona un profesional médico capacitado con un programador. 

La duración de la batería, el estado de los cables y las distintas funciones del dispositivo se pueden medir con lo que se denomina una consulta de datos. Para consultar los datos, el dispositivo se conecta a un programador mediante una vara especial que se apoya en la piel sobre el marcapasos o el desfibrilador automático implantable. Los datos se envían desde el dispositivo hasta el programador y luego se evalúan. La mayoría de los sistemas de consulta de datos caseros utilizan tecnología inalámbrica para conectar el dispositivo a un equipo especial, que registra los datos y se los envía al médico de su hijo. 

El médico puede pedirle que se controle la frecuencia cardíaca de su hijo periódicamente. Informe de inmediato al proveedor de atención médica cualquier síntoma inusual de su hijo o si presenta síntomas parecidos a los que tenía antes de la implantación del dispositivo.

Siempre consulte con el médico de su hijo para obtener más información, si fuera necesario.

¿Qué es el pulso?

El pulso es la medición de la frecuencia cardíaca o la cantidad de veces que el corazón late por minuto. A medida que el corazón bombea la sangre a través de las arterias, estas se expanden y se contraen con el flujo de sangre. Este es el pulso que se siente en distintos puntos del cuerpo. Al tomarse el pulso se mide la frecuencia cardíaca y lo siguiente:

  • Ritmo cardíaco. El ritmo cardíaco anormal puede ser indicio de trastorno cardíaco o arritmia.

  • Fuerza del pulso. Un pulso débil puede ser indicio de un latido rápido —algunos latidos son demasiado débiles y no se sienten—, insuficiencia cardíaca o volumen bajo de sangre en el aparato circulatorio.

Muchos marcapasos proporcionan distintas frecuencias, según el nivel de actividad de su hijo y otros factores. La frecuencia del pulso puede cambiar y aumentar con el ejercicio, la enfermedad, una lesión y las emociones. En general, las mujeres adolescentes y adultas suelen tener una frecuencia cardíaca más rápida que los varones adolescentes y adultos de la misma edad. Algunos atletas, como los corredores (que hacen grandes cantidades de actividades de entrenamiento cardiovascular), pueden tener una frecuencia cardíaca más baja de forma natural.

Cómo tomarle el pulso a su hijo

A medida que el corazón fuerza el paso de la sangre a través de las arterias, puede sentir los latidos si presiona con firmeza una arteria. Las arterias están cerca de la superficie de la piel en determinados puntos del cuerpo. Puede encontrarse el pulso al costado de la parte inferior del cuello, en la cara interna del codo o en la muñeca. Al tomar el pulso, haga lo siguiente:

  • Con la punta del dedo índice y mayor, presione con firmeza (pero sin hacer fuerza) las arterias hasta que sienta el pulso. No use el pulgar para sentir el pulso.

  • Comience a contar el pulso cuando la segunda manecilla del reloj esté en el número 12.

  • Cuente el pulso durante 60 segundos (o durante 30 segundos y multiplique la cantidad de latidos por 2 para obtener los latidos por minuto).

  • Mientras esté contando, no mire continuamente el reloj; concéntrese en los latidos del pulso. Si este método le resulta difícil, pruebe configurando un cronómetro de cocina en 1 minuto. Deje de contar cuando el cronómetro se detenga.

  • Si no tiene claro el resultado, pídale a otra persona que cuente por usted.

  • Puede que sea mejor controlar el pulso de la muñeca (arteria radial) que el pulso del cuello (arteria carótida). Si debe controlar el pulso del cuello, no presione el cuello con demasiada fuerza y nunca presione ambos lados del cuello al mismo tiempo, ya que esto puede hacer que algunas personas se desmayen debido a la obstrucción del flujo de sangre hacia el cerebro.

Si tiene dificultades para encontrar el pulso de su hijo, consulte al médico para obtener instrucciones.

Reviewed Date: 03-01-2021

A Child Living with a Pacemaker or Implantable Cardioverter Defibrillator (ICD)

Disclaimer: This information is not intended to substitute or replace the professional medical advice you receive from your child's physician. The content provided on this page is for informational purposes only, and was not designed to diagnose or treat a health problem or disease. Please consult your child's physician with any questions or concerns you may have regarding a medical condition.